¿Qué es Exactamente la Teología Bíblica?

Posted on Actualizado enn

clip_image002

¿Qué es Exactamente la Teología Bíblica?

Por Dr. Paul M. Henebury

Como cualquier lector sabe y ha incursionado en la literatura sobre la Teología Bíblica, no hay ningún acuerdo sobre la manera de hacerlo. Este es el caso si uno está leyendo escritores evangélicos u obras de los no evangélicos.[1] No es de extrañar que se hayan ofrecido varias definiciones. Una muy conocida es por el gran erudito Reformado Geerhardus Vos. Él escribe:


La Teología Bíblica es la rama de la teología exegética que se ocupa del proceso de la auto-revelación de Dios depositada en la Biblia.[2]

Esto me parece ser una excelente descripción corta. Más tarde se observa que, “El método de la teología bíblica es en su mayor parte determinado por el principio de la progresión histórica.[3] Esta idea de lo que se llama "revelación progresiva" será un ingrediente importante en este libro. El presente autor cree que una verdadera teología bíblica nunca debe descuidar "el principio de la progresión histórica" ​​si uno va a garantizar en lo posible que la Teología Bíblica precede a la Teología Sistemática. De lo contrario, la interpretación de los libros y los temas so pretexto de la Teología Bíblica terminará moviéndose sigilosamente en las liberaciones de Teología Sistemática por la puerta trasera. Pero tengo que añadir el hecho de que las personas tienen diferentes significados de "revelación progresiva".[4]

En un artículo muy citado, Brian Rosner ofrece esta definición de Teología Bíblica:

¿Qué es la teología bíblica? En resumen, la teología bíblica se puede definir como la interpretación teológica de la Escritura y de la iglesia. Procede a la sensibilidad histórica y literaria y busca analizar y sintetizar las enseñanzas de la Biblia acerca de Dios y sus relaciones con el mundo en sus propios términos, manteniendo en mente la narrativa general de la Biblia y el enfoque Cristocéntrico.[5]

En nuestra opinión, hay demasiado introducido en esta definición, que permite un deslizamiento de la doctrina predeterminada en la disciplina. Por un lado, a pesar de toda el actual furor por la "interpretación teológica", que parece ser una cosa muy difícil de alcanzar de precisar.[6] Además, el significado de la cláusula de "interpretación teológica de la Escritura en y para la Iglesia" puede variar en función de las preferencias escatológicas de uno. Así también el "enfoque Cristocéntrico" es un poco nebuloso; a menudo los comentaristas interpretarán este enfoque aplicándose a la primera venida de Cristo, y no la segunda venida, obligando a sus Teologías Bíblicas a adoptar decisiones interpretativas simbólicas prematuramente.

Stephen Dempster expresa la opinión de que,

Un propósito principal de los estudios literarios es captar el panorama literario a través del análisis de la trama y el tema, y el objetivo de la teología bíblica es captar el panorama teológico a través del análisis de los puntos de vista teológicos de los diversos textos bíblicos.[7]

Esto puede ser aceptado, aunque la interpretación del texto en su contexto inmediato debe determinar el papel que el texto juega en la determinación de los puntos de vista teológicos que se encuentran allí.

Como hay muchas maneras de hacer Teología Bíblica, siento poca restricción en la propuesta del esfuerzo presente para el escrutinio. Aunque varía a través de toda la Biblia, este trabajo no es un Teología Bíblica de toda-la Biblia. Lo que sí tratan de hacer es unir los principales capítulos del plan de Dios para Su mundo hasta que le sea entregado de nuevo por medio de Su Hijo como un testimonio apropiado a Su propia obra en el Encarnado: un Regalo santificado por Su sangre y ennoblecido por Su reinado justo.

La persona tiene que seguir una determinada definición de Teología Bíblica, ya que siempre debería ser capaz de decir a los demás lo que están haciendo.

A estas definiciones de Teología Bíblica me gustaría humildemente añadir la mía. Teología Bíblica, mientras busco hacerla aquí, es (como máximo), el intento de trazar la Gran Historia de la Escritura a través del examen de los principales temas extraídos de los libros del Antiguo y Nuevo Testamento. Se puede poner en práctica de otras maneras. Mínimamente, es el análisis de un fragmento de la Biblia para revelar su rendimiento teológico. Pero en su amplia escala trata de encajar la enseñanza teológica de la Biblia, al revelarse progresivamente, mostrando la progresión a medida como se traza en la disciplina.

El método de esta teología bíblica es principalmente rastrear el progreso de la revelación, como se encuentra en los pactos bíblicos, y como se mencionan en las Escrituras.

No agrego mi definición como una corrección a los de arriba. Hombres como Vos y Hamilton[8] tenían ciertas cosas en mente a la hora de componer sus obras, y yo también las tengo. Una preocupación importante de este estudio es tratar de demostrar las siguientes tres proposiciones:

  1. Dios quiere decir lo que dice.
  2. Los pactos bíblicos amplifican el hecho de que Dios quiere decir lo que dice.
  3. Debido a que Dios quiere decir lo que dice, y en lugares ha hecho un juramento para hacer lo que Él dice, la comprensión de los pactos de Dios se convierte en el ingrediente esencial en obtener la Gran Historia.

Además de esto, debido a que los pactos (plural) tratan con los pueblos, las tierras, los reyes y los reinos, el sacerdocio, el bien y el mal, la restauración y embellecimiento físico, e incluso la continuidad de la naturaleza, por no hablar de la salvación, la Gran Historia es multidimensional y no una historia redentora dimensional como los teólogos del pacto menudo retratan.

Naturalmente, fuera de este paisaje de pacto multifacético viene una imagen particular, con detalles diferentes pero importantes. Esta imagen aumenta y se refuerza a sí misma si a los autores de la Escritura se le permiten sus propias voces. Lo que es más, la imagen tiene en su centro, e irradiando todo lo demás, la persona y obra del Señor Jesucristo.

———————————————————–

[1] En este último caso, véase la obra especialmente provocadora y muy entretenida de James Barr The Concept of Biblical Theology. Para un relato bien escrito desde una perspectiva más evangélica, ver Robin Routledge, Old Testament Theology: A Thematic Approach , 27-80; Charles HH Scobie, The Ways of Our God: An Approach To Biblical Theology , 3-45, or, Edward W. Klink III & Darian R. Lockett, Understanding Biblical Theology , quienes discuten por lo menos cinco enfoques generales a la disciplina.

[2] Geerhardus Vos, Biblical Theology: Old and New Testaments , 13..

[3] Ibid, 25.

[4] Véase más abajo.

[5] BS Rosner, “Biblical Theology”, New Dictionary of Biblical Theology , edited by T. Desmond Alexander, Brian S. Rosner, et al, 10

[6] Véase el ensayo de Stanley Porter en el libro, The Future of Biblical Interpretation, editado por Stanley E. Porter & Matthew R. Malcolm, 10, donde habla de la interpretación teológica de presentar una "mezcla confusa de propuestas contradictorias."

[7] Stephen G. Dempster, Dominion and Dynasty: A Theology of the Hebrew Bible , 96

[8] William Sanford LaSor, et al, Old Testament Survey , 2 nd edition, 30. James M. Hamilton’s, God’s Glory in Salvation Through Judgment es una demostración más útil de tan sólo ese tema. El libro tiene poco que decir acerca de los pactos de la Biblia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s