Ayudando a Nuestros Hijos a Confiar en Dios

Posted on

ESJ-015 2016 0914-001

Ayudando a Nuestros Hijos a Confiar en Dios

Uno de los mayores deseos que mi esposa y yo tenemos para nuestros hijos es que ellos aprenderán que pueden confiar en Dios en cada área de sus vidas durante toda su vida. Esto no es algo que queremos dejar a otra persona cualquiera. La verdad es que es algo que su madre y yo debemos esforzarnos por mostrárselos. Como padres, tenemos el privilegio y la responsabilidad, para mostrar esta verdad a nuestras chicas. Una de las cosas más importantes que cualquier padre puede hacer, y debemos hacer, es ayudar a sus hijos a aprender a confiar en Dios.

¿Pero cómo hacemos esto? Creo que hay algunas cosas que podemos hacer para ayudarles a aprender no sólo a confiar en Dios, sino también que pueden confiar en Dios.

1. Leer la Biblia Juntos

Cuanto más leemos la Biblia juntos, más nos familiarizamos con el Dios de la Biblia. Nos volvemos más y más familiarizados con Su carácter. Le vemos moverse y actuar. Vemos Su fidelidad al pacto a través del Antiguo y Nuevo Testamento. Vemos que cuando Dios hace una promesa, Él mantiene esa promesa. Vemos que Dios es la fuerza inamovible, omnipotente Quién va a hacer Su voluntad. Vemos que Dios nos ama y desea lo mejor para nosotros, tanto para nuestro bien y Su gloria ( Romanos 8: 28-29 , Efesios 1: 1-14 ). Entonces nos damos cuenta, cuando vemos Su fidelidad coherente, que cuando dice cosas como: "Nunca te dejaré ni te desampararé" ( Hebreos 13: 5 ) y "Venid a mí todos los que están cansados y agobiados , y yo os haré descansar ", y" Si confesares con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo ", El lo dice en serio !!

Jerry Bridges dice en su libro Confiando en Dios, "En el ámbito de la adversidad, la Escritura nos enseña tres verdades esenciales sobre Dios – verdades que debemos creer si hemos de confiar en él en la adversidad. Estas son:

Dios es completamente soberano.
Dios es infinito en sabiduría.
Dios es perfecto en amor.

Alguien ha expresado estas tres verdades que se relacionan con nosotros de esta manera: Dios, en su amor siempre quiere lo mejor para nosotros. En su sabiduría, Él siempre sabe lo que es mejor, y en su soberanía Él tiene el poder para llevarlo a cabo ».

Como puede ver, cuando se lee la Palabra de Dios juntos en nuestros hogares con nuestros hijos, vemos estas tres verdades desarrollándose una y otra vez. Nuestros hijos verán que pueden confiar en Dios cuando nos sentimos solos, cuando las circunstancias de la vida parecen abrumadoras, cuando están confundidos acerca de las relaciones, y cuando la vida no parece justa … Dios siempre es bueno y siempre está en control.

2. Oren juntos

Como padres, debemos orar por nuestros hijos a menudo. Debemos orar por su fe en Dios. Debemos orar por sus decisiones, sus relaciones, sus mentes y sus corazones, sus amigos, la lista podría ser realmente larga. Sin embargo, también debemos orar con nuestros hijos. Debemos orar con ellos cuando tienen miedo, están inseguros, agradecidos … Debemos enseñarles a orar en cada circunstancia de la vida ( 1 Tesalonicenses 5:16-18 ), porque pueden confiar en Dios en cada circunstancia de la vida.

Al orar con nuestros hijos, les estamos enseñando que se puede confiar en Dios. También estamos mostrándoles que confiamos en Dios. Les mostramos que necesitamos a Dios.

Algunas oraciones que podríamos orar juntos como familia son …

Oraciones de adoración … (porque sólo Él es Dios, sólo Él es soberano, todo sabiduría, etc.)
Oraciones de agradecimiento .. (por sus bendiciones, para la salvación)
Oraciones por nuestra propia obediencia … (Señor, ayúdanos a obedecer, ayúdanos en los momentos de tentación)
Oraciones de confesión (confesión de pecado, el perdón)
Oraciones por los perdidos (amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.)
Oraciones de súplica (oración por la provisión de Dios para nosotros y otros)

Esto ciertamente no es una lista exhaustiva. Pero cuando destacamos un punto para orar con nuestros hijos, estamos comunicando, en voz muy alta, que podemos confiar en Dios !! ¡Nuestros hijos necesitan saber, no tanto que hay poder en la oración, sino más bien, que hay poder en el Dios a quien oramos!

3. Hable A Menudo, Exaltando a Dios

No es ningún secreto que tendemos a hablar más sobre las cosas que nos apasionan. Los equipos deportivos (Duke Blue Devils, Carolina Panthers), aficiones (correr, tocar la guitarra), los libros actuales que estamos leyendo, las personas que son los más queridos (cónyuge, hijos). La pregunta es, ¿escuchan nuestros hijos que hablamos con regularidad exaltando a Dios? Si lo escuchan, comunicará que nos preocupamos por Dios, que confiamos en Dios y que Dios es una parte muy importante de nuestras vidas. Nuestros hijos estarán más inclinados a considerar a Dios si saben que sus padres confían en El.

Al exaltar a hblar a menudo de Dios es, sin duda lo que está teniendo lugar en Deuteronomio 6:5-7, que dice: "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón. Se las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.”

Nótese la redacción aquí … amar a Dios con todo su corazón, alma y fuerza … y, estas palabras estarán sobre tu corazón. ¡En otras palabras, usted debe ser un apasionado en amar a Dios! Usted debe hablar a menudo de Dios y bien de Dios, cuando está en su casa, cuando se encuentre fuera de casa, al acostarse por la noche y al levantarse por la mañana. Eso prácticamente cubre todo el día.

Esto sin duda implica la enseñanza de las Escrituras a nuestros hijos. Sin embargo, también implica hablar con ellos sobre el Dios que nos apasiona en todo tipo de situaciones y circunstancias lo largo del día.

La forma en que hacemos, o no, comunicamos a nuestros hijos acerca de Dios sin duda influir en la manera en que ven a Dios!¿Estamos dando crédito a Dios por Su obra en nuestras vidas? ¿Estamos mostrando y hablando a nuestros hijos de la fidelidad y la bondad de Dios? ¿Estamos enseñando a nuestros hijos a ver y escuchar a Dios?

Antes de pasar a # 4, permítanme hacer otra observación. Creo que también es importante comunicar a nuestros hijos en aquellos tiempos que nosotros mismos, tenemos dificultades para confiar en Dios. ¡Esta es una gran oportunidad de detenerse y orar juntos por la ayuda de Dios !! Estoy muy agradecido por mi mujer, que me ha mostrado como debe ser esto! ¡La honestidad, la transparencia y la vulnerabilidad aquí son tan importantes! Si no mostramos a nuestros hijos que es natural luchar con la confianza, van a ser susceptibles a amontonar culpa y alejarse de Dios cuando ellos mismos están luchando.

4. Permítales Verle ‘Confiar en Dios’

Por último, si vamos a enseñar a nuestros hijos a confiar en Dios, nuestros hijos deben vernos confiar en Dios. El antiguo dicho, "más ser atrapado que ser enseñado" es cierto.

Hágase estas preguntas … ¿Confío en Dios? ¿Qué evidencia existe para apoyar mi respuesta?

Nuestros hijos tienen que ver que Dios es importante para nosotros, que creemos de verdad que El solamente es siempre perfectamente confiable y fiel; ¡ No pueden solo escucharnos decirlo! Pueden ver y / sentir la paz de Dios en nuestros corazones y mentes ( Filipenses 4:7 ) o saben ellos que estemos plagados por preocupación e intranquilidad? Son testigos de nuestra dadiva alegre y generosa a Dios (a la iglesia, a los necesitados) de nuestros propios recursos, confiando en él para proporcionar lo que necesitamos ( Mateo 6:33 ), o nos ven aferrándonos firmemente a lo que tenemos?

En pocas palabras, la manera más eficaz que podemos enseñar a nuestros hijos a confiar en Dios es confiar de todo corazón en Él nosotros mismos.

Conclusión

Por lo tanto, debemos preguntarnos, ¿qué estamos enseñando a nuestros hijos cuando se trata de confiar en Dios? Estamos leyendo la Palabra de Dios juntos como una familia y dándole a nuestros hijos la oportunidad de conocer a Dios? ¿Estamos orando a Dios, lo que demuestra nuestra dependencia y agradecimiento a Él? Estamos constantemente hablando con nuestros hijos acerca de la bondad y la fidelidad de Dios? Y, por último, ¿nuestros hijos saben / ven que nosotros mismos, confiamos en Dios?

Bendiciones,
ED Braswell

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s