Liderazgo

La Sabiduría No Comenzó Con Nosotros

Posted on

ESJ-2020 0207-004

La Sabiduría No Comenzó Con Nosotros

Por Don Green

Esta breve publicación será mal entendida, pero ¿y qué? El que tiene oídos, oiga.

Especialmente jóvenes predicadores: cuidado con esa filosofía de predicación que insinúa que a menos que digas algo original, no has dicho nada bueno.

Totalmente falso y peligroso.

Leer el resto de esta entrada »

En Memoria del Dr. John C. Whitcomb, Jr.

Posted on

ESJ-2020 0207-003

En Memoria del Dr. John C. Whitcomb, Jr.

por Dr. William Barrick

Mientras dormía la noche del 5 de febrero, el Dr. John Clement Whitcomb, Jr. entró en la presencia de su Salvador para escuchar el “Bien hecho, buen siervo y fiel” de su Señor. Para mí fue un cedro espiritual del Líbano, uno de los gigantes de la fe que impactó mi vida durante los últimos 57 años, especialmente como mentor durante mi programa de doctorado en el Seminario Teológico de Grace (1976-1981). En mis estantes aún se encuentra un ejemplar de la edición de 1965 de El Diluvio del Génesis: El Registro Bíblico Y Sus Implicaciones Científicas (Philadelphia: Presbyterian and Reformed Publishing Co., 1961), en co-autoría con Henry M. Morris. El libro me ayudó a entender el relato del Génesis sobre la creación y el Diluvio en el momento en que comencé mi transición de la teoría de la evolución a la verdad bíblica en 1963 bajo la tutela de mi pastor. La firma del Dr. Whitcomb está en la portada, donde lo escribió en 1965 cuando lo conocí en persona en la Iglesia Bautista Beth Eden en Denver, Colorado. En ese momento yo era un estudiante de primer año de la universidad de la Biblia bebiendo profundamente en el pozo del Libro del Génesis con la capaz guía de otro gigante en el bosque espiritual del Líbano, el Dr. Leo Lapp. No me di cuenta de la influencia tan significativa que el Dr. Whitcomb tendría en mi vida. Leer el resto de esta entrada »

Cómo Preparar Un Sermón Expositivo

Posted on

ESJ-2020 0129-002

Cómo Preparar Un Sermón Expositivo

Por Dr. Steven J. Lawson

A menudo los aspirantes a predicadores me preguntan cómo preparar un sermón expositivo. Doy una clase de un semestre en el Master’s Seminary titulada: “La Mecánica de la Predicación Expositiva,” en la que doy una conferencia sobre este mismo tema. Por analogía, como un mecánico debe conocer cada parte individual de un motor y cómo cada uno trabaja con las otras partes, el predicador debe conocer las diferentes partes de un sermón y cómo trabajan juntas para formar un mensaje efectivo.

Quiero darles diez palabras clave que les ayudarán a pensar en los diferentes aspectos de la preparación de un sermón expositivo. Cada parte juega un papel importante en la elaboración de un mensaje efectivo. Leer el resto de esta entrada »

El Problema De No Tener Una Membresía Definida

Posted on

ESJ-2020 0123-002

El Problema De No Tener Una Membresía Definida

Por Stephen Kneale

Ya he defendido anteriormente el argumento de una membresía significativa en la iglesia. Es mi punto de vista que la membresía es bíblica, que da el mejor sentido a lo que vemos escrito sobre la iglesia, y es vital para la vida de la iglesia. Pero muchos siguen convencidos de que la membresía no es ni bíblica ni necesaria. Aquí, no quiero defender la membresía bíblicamente (lo he hecho en otros lugares), en cambio quiero ver los problemas que surgen si no tenemos una membresía significativa. Leer el resto de esta entrada »

Santiago 3:1 Y El Maestro Tembloroso

Posted on

ESJ-2020 0116-003

Santiago 3:1 Y El Maestro Tembloroso

Por Melissa Edgington

Todos los domingos me reúno con un grupo de unas veinte mujeres y les enseño la Biblia. Incluso escribir eso aquí se siente extraño porque sé que hay mejores maestros de la Biblia por ahí. Sé que hay mujeres y hombres con más conocimiento, más disciplina espiritual, más sabiduría, más pulimento, una mejor vida de oración, una rutina de estudio más consistente. Sé que hay momentos en los que trato de enseñar cosas que están fuera de mi alcance. Sé que no siempre me comunico tan claramente como debería, y que hay un roce siempre presente en mi espíritu que se pregunta si mi enseñanza está haciendo bien o mal. Si he hablado fuera de turno sobre cosas que no entiendo completamente. Si he declarado la verdad absoluta o si he dicho sin querer algo que no es consistente con todo el consejo de la palabra de Dios. Y a menudo salgo de mi clase preocupado por algo que dije o no dije. Algo que olvidé explicar. Algo que desearía haber sacado a relucir, o algo en lo que desearía no haber profundizado. Leer el resto de esta entrada »

El Llamado Puritano al Ministerio

Posted on

ESJ-2020 0115-001

El Llamado Puritano al Ministerio

Por Eric Davis

Correctamente entendidos, los puritanos son conocidos por su cautivante predicación, su convicción inquebrantable y su altísima piedad. Dios ha dejado a su pueblo con un tesoro de cuidado pastoral de las plumas y púlpitos de los ministros Puritanos.

En una reciente conferencia doctoral sobre el ministerio puritano, el Dr. Sinclair Ferguson discutió cómo los puritanos entendían el llamado de Dios a un hombre para el ministerio. En términos generales, consideraron estas seis características en un llamado al ministerio del evangelio. Leer el resto de esta entrada »

Su Ministerio Tomará Toda Una Vida

Posted on

ESJ-2019 1227-001

Su Ministerio Tomará Toda Una Vida

Mi Consejo Para Los Hombres Jóvenes

por Ray Ortlund

Algunos de nosotros podemos leer un texto como “La senda de los justos es como la luz del amanecer, que brilla cada vez más hasta el día completo” (Proverbios 4:18) y nos preguntamos por qué nuestra luz todavía se siente tan tenue.

El versículo enseña que si usted está caminando con el Señor, su vida está amaneciendo más y más con “Cristo en usted, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27). El paso de los años de su cuidado te está haciendo más convincente, más relevante, más fructífero – no menos. Y algún día pronto tu gloria brillará como el sol de mediodía, para nunca desvanecerse.

Este artículo es para todo joven que sienta que su gloria está tardando demasiado en hacerse evidente. Es para cada joven en el ministerio que se siente inquieto y ansioso y ambicioso (con ambición piadosa) por más oportunidades de dejar su huella para Cristo. Sí, usted tiene motivos mezclados. ¿Quién no los tiene? Pero su deseo de cortar una amplia franja de la cosecha del evangelio es de Dios. Leer el resto de esta entrada »