Niños

La Vida Después De La Muerte De Un Hijo: Lo Que He Aprendido Sobre El Llamado De Dios

Posted on

ESJ-2019 0709-001

La Vida Después De La Muerte De Un Hijo: Lo Que He Aprendido Sobre El Llamado De Dios

Por Simonetta Carr

Llamados A Vivir

Cuando mi hijo murió, yo también quería morir. El dolor y el choque de la abrupta separación se mezclaron con sentimientos de culpa y confusión, dejándome vacía y desorientada. Había dedicado los dos últimos años de mi vida, desde su diagnóstico de esquizofrenia, a su cuidado. Después de que se fue, no sabía por qué debía quedarme. Pensé que había vivido una larga vida y que, según mi percepción, ya había soportado suficiente dolor. Mi marido era fuerte y mis hijos ya eran adultos. Leer el resto de esta entrada »

Mi Hijo Me Debe: La Mentira De La Mamá Hipotecaria

Posted on

ESJ-2019 0627-002

Mi Hijo Me Debe: La Mentira De La Mamá Hipotecaria

(Mentiras Que Las Mamás Creen)

Por Denise Cunningham

¡Apenas podía creer la historia tal y como me la habían contado! Parece que una familia había adoptado y criado a un niño. Los padres habían proporcionado las cosas promedio que una familia ofrecería a un niño: un hogar, comida y una familia. Nadie sabía que a lo largo de todo el camino, los padres mantenían una nota mental de todos sus actos para que en el futuro, pudieran “cobrar” por ellos. Sentían que su hijo debía estar en deuda con ellos por todo lo que habían hecho por él.

Una noche, mientras este hijo ya adulto dormía en su casa, sus padres vinieron, abrieron la puerta del garaje, tomaron sus pertenencias y las arrojaron en el coche que los esperaba. Escuchando un ruido afuera, el joven fue a preguntar sobre lo que estaban haciendo. Su respuesta fue: “¡Nos lo debes!” ¡Se sentían con derecho a su robo debido a la cuenta mental que habían mantenido a lo largo de los años! Leer el resto de esta entrada »

Mi Hijo Es El Mejor (Mentiras que Las Mamás Creen)

Posted on

ESJ-2019 0625-002

Mi Hijo Es El Mejor

(Mentiras que Las Mamás Creen)

Por Gretchen Fant

“Debo mejorar la autoestima de mi hijo asegurándome de que crea que es el mejor en todo lo que hace.”

Los padres quieren que sus hijos tengan éxito; es sólo una parte de ser un padre bueno y cariñoso. Queremos que sean completos, bien educados, hábiles y aceptados por sus compañeros. No hay nada malo en querer que nuestros hijos sobresalgan en la vida. La vida es dura, y como buenos padres, es natural querer que nuestros hijos salgan adelante. ¿Qué clase de padre no animaría a su hijo a ser el ganador? Leer el resto de esta entrada »

Practica la Caridad y Busca la Credibilidad: Cómo Responder A La Profesión De Fe De Un Niño

Posted on

ESJ-2019 0128-002

Practica la Caridad y Busca la Credibilidad: Cómo Responder A La Profesión De Fe De Un Niño

Por Caleb Greggsen

Imagine a su hijo de cinco años jugando con unos amigos del vecindario. Un niño de una familia musulmana dice: “Soy musulmán. ¿Qué eres tú?” El chico de una familia judía responde rápidamente: “Soy judío”. Los muchachos se dirigen a su hijo y le preguntan: “¿Y tú?”

Su hijo, un poco desconcertado, le mira y pregunta: “Papá, ¿qué debería decir?” Leer el resto de esta entrada »

No Apartes La Vista

Posted on Actualizado enn

ESJ-2019 0109-003

No Apartes La Vista

Por Melissa Edgington

He sido parte de la familia de mi esposo por veinte años. Recuerdo que una noche, años atrás, antes de que todos tuviéramos hijos, cuando los hermanos de Chad y sus padres y yo estábamos sentados contando historias. De alguna manera surgió una historia hilarante sobre una rebelión de la escuela secundaria u otra que nunca se había descubierto. A medida que la historia crecía y ella comenzó a escuchar cosas que no le gustaban, mi dulce suegra se llevó las manos a la cara y dijo con una carcajada: “¡No quiero saberlo!”. Mujer brillante con múltiples grados, pero cuando se trata de esta historia, ella disfrutó de su feliz ignorancia. Ella no quería escuchar más. Estaba feliz de enterrar su cabeza en la arena y seguir creyendo que sus hijos eran tan responsables y tenían principios en la escuela secundaria como lo son ahora. Leer el resto de esta entrada »

Cuente el Costo de Criar Discípulos Verdaderos (y Sepa Que Vale la Pena)

Posted on

ESJ-2018 1228-001

Cuente el Costo de Criar Discípulos Verdaderos (y Sepa Que Vale la Pena)

Por Melissa Medgington

Quiero que sepas algo sobre cómo entrenar a los niños en el camino que deben seguir: es difícil. Es al mismo tiempo la mayor alegría y una fuente constante de angustia. Mientras que usted puede ver a su hijo creciendo espiritualmente, creciendo en el Señor cada día, conociéndolo más y amándolo más, incluso mientras ella se convierte en una mujer en una cultura que le predica todo lo malo durante todo el día, usted también puede ver que su círculo de amigos disminuye. Que busca y no encuentra un alma con la que compartir sus años de adolescencia. Usted puede mirar hacia arriba y darse cuenta de que su hijo está en el camino estrecho, y que no hay mucho tráfico peatonal allí, especialmente en la escuela secundaria y preparatoria. Usted puede darse cuenta de que su hijo está interesado en todas las cosas que el resto de su mundo no lo está. Y te reirás de la brillantez y la belleza de su espíritu que está anclado en Cristo. Y te enjugará las lágrimas mientras te preguntas adónde se dirigirá en busca de amistad y compañía y de amigos íntimos a medida que pasen sus años.

Leer el resto de esta entrada »

Madres, Enseñen A Sus Hijos

Posted on

ESJ-2018 1101-002

Madres, Enseñen A Sus Hijos

Por Melissa Medgington

El cielo sabe que siempre quise un niño. Soñaba con criar a un hijo, un alma dulce y astuta que crecería para elevarse sobre mí. Imaginé muchas cosas sobre ser un niño de mamá, y en todos esos días de ensueño cuando Sawyer era solo un bebé con una sonrisa retorcida, nunca soñé con el día en que me sentaría por primera vez en muchas conversaciones sobre sexo. Sin embargo, llegó el día. Y las conversaciones continúan. Y cuanto más me involucré en discutir algunos temas muy serios con él, más me di cuenta de lo importante que es que él escuche estas cosas, no solo de su padre, sino de su propia madre. En sus diez años de vida no me he abstenido de enseñarle nada de lo que pienso que parece valer la pena. Entonces, ¿por qué me abstendría de enseñarle algunas de las cosas más importantes sobre ser un hombre piadoso? Leer el resto de esta entrada »