¿Está en Conflicto la Gran Comisión Con la Predestinación?

Posted on Actualizado enn

ESJ-015 2016 0930-001

¿Está en Conflicto la Gran Comisión Con la Predestinación?

Por Jason Harris

“nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros en el Amado.” Efesios 1:5-6

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo." Mateo 28:19

Es probable que haya escuchado la declaración común, "si Dios predestina a sólo ciertas personas a la salvación, ¿cuál es el punto de compartir el Evangelio?" Esta línea de pensamiento es común entre los cristianos conservadores no calvinistas cuando consideran las doctrinas de la gracia. La respuesta simple es, "porque no sabemos quienes son los elegidos, sólo Dios lo sabe, por tanto compartimos el Evangelio a todo el mundo." Hasta cierto punto, esta afirmación es cierta, pero ¿es esa realmente la mejor respuesta? Si Dios predestina solamente ciertas personas al cielo, y por defecto, sólo ciertas personas al infierno, ¿cuál es el punto de evangelismo entonces, y cómo debemos hacerlo?

El Evangelio y la Expiación Particular

El Dr. David Allen, decano de la Facultad de Teología del Seminario del Suroeste, señaló una preocupación similar sobre la expiación y la evangelización limitada en el banquete Connect316 a principios de este año (junio de 2016). El Dr. Allen fue citado diciendo, "Cuando ofrece la salvación a todo el mundo, si usted es un predicador que cree en la expiación limitada, está ofreciendo algo a un grupo de personas en la audiencia que no existe. . . . .¿Como justificas eso?"

Su preocupación, compartida por muchos, es ¿cómo podemos decir a un grupo de personas, "Jesús murió por todos ustedes," si realmente solo murió por algunos de ustedes? Si nos atenemos a la soteriología calvinista, ciertamente no podemos justificar el hacer un llamamiento general con respecto a la extensión de la expiación al presentar el Evangelio. ¿Pero esto es realmente un problema? ¿Debemos deponer nuestras posiciones doctrinales, que muchos en toda la historia de la Iglesia han afirmado estar tan claramente presentadas en las Escrituras, ya que no parece ser la mejor manera de presentar el Evangelio a una multitud?

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta, ¿están los métodos de evangelización al estilo avivamentista impulsando la teología en algunos círculos? Seguramente que no es el caso con los teólogos experimentados, pero parece ser parte de la objeción emocional a la expiación limitada que oímos muchas veces de asistentes a la iglesia todos los días . Debemos estar seguros de que las inclinaciones emocionales y tradicionales no afecten negativamente la interpretación de la Escritura. Si una persona encuentra que sus objeciones son el resultado de un método de evangelización predeterminado, tienen que tratar de mirar más allá de estas tradiciones comunes que son tan frecuentes en el evangelicalismo estadounidense. Tratar con el texto de manera objetiva, quedando abierto a la dirección del Espíritu, proporcionará el medio de la comprensión.

La Voluntad de Dios es Soberana, Aunque si no la Entendemos

“Al contrario, ¿quién eres tú, oh hombre, que le contestas a Dios? ¿Dirá acaso el objeto modelado al que lo modela: Por qué me hiciste así? ¿O no tiene el alfarero derecho sobre el barro de hacer de la misma masa un vaso para uso honroso y otro para uso deshonroso?” Romanos 9: 20-21

¿Como señala Romanos 9, quiénes somos nosotros para cuestionar a Dios en su plan soberano? Si Él ha creado algunos en la multitud para ser destinados al castigo eterno, y algunos en la multitud para ser destinados a la gloria eterna, ¿cómo podemos emitir un juicio sobre el decreto de Dios? Todos somos perversos, malvados y depravados lo cual es una realidad que espero que podamos estar de acuerdo en (Mateo 15:19, Jeremías 17: 9., Efesios 2:1-5). Si Dios decidiera destruir a todos los seres humanos en la tierra, sin la posibilidad de redención, Él sería glorificado en Su acto de justicia de juzgar el mal. El Padre no tiene que salvar a nadie, y cuando Él dirige Su ira sobre los pecadores merecedores Él es glorificado en sus acciones (Salmo 7:11). Él castiga el pecado, tanto en la muerte expiatoria de Cristo, y también en la muerte espiritual del creyente.

Pero la muerte de Cristo no expió el pecado de aquellos que Dios dirá: "Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno (Mateo 25:41)." La muerte de Cristo fue suficiente para todos, pero eficaz sólo para los que son Su pueblo escogido. ¿Cómo puede Cristo haber expiado el pecado de los que van a pasar la eternidad en el infierno? La Expiación es los medios eficaces de salvación, y no puede ser universal.

Ningún hombre paga un rescate sin la certeza de la liberación de aquellos por quienes paga. No es un rescate a menos que realmente redima. Y una ofrenda es ningún sacrificio a menos que en realidad expía y propicie. El efecto de un rescate y el sacrificio de hecho puede ser condicional, pero la aparición de la condición resultará cierta antes de que el sacrificio costoso sea ofrecido. – Charles Hodge

No creo que queremos creer en un Dios que envía a Cristo a morir en la cruz y luego cruza sus dedos, con la esperanza de que alguien se aproveche de esa muerte expiatoria. – Dr. RC Sproul

Para una explicación sobre la extensión de la expiación eche un vistazo a el libro del Dr. Sproul " ¿Qué es la Teología Reformada? "

¿Cómo Presentamos Esta Realidad?

El sacrificio de Cristo pagó por los pecados de todos los que son "llamados conforme a su propósito. . . . . los que antes conoció. "Esta es la verdad que predicamos, confiando en el Espíritu para hacer el trabajo de conversión. No tenemos que dar una declaración general respecto a la expiación para presentar el evangelio. Si usted cree la verdad, arrepintiéndose de su pecado, dando frutos dignos de arrepentimiento, Cristo provee expiación por su pecado. Cuando nos damos cuenta de que es el Espíritu Santo que es soberano sobre la salvación, entendemos que nuestro método de evangelización es simplemente predicar la verdad. Es maravilloso saber que cuando se presenta el Evangelio, tal como está contemplado en la Escritura, podemos estar seguros de que el Espíritu trabajará como le convenga. Nosotros no tenemos que preocuparnos de venir con estrategias para convencer a la gente a "tomar una decisión por Cristo," tenemos la obligación de permanecer fiel al texto, exponer la Palabra de Dios tal como se presenta.

Pero ¿Por qué Compartir el Evangelio si Sólo los Elegidos se Salvan?

Así que de vuelta a la pregunta original, si algunos están predestinados para la gloria y algunos están predestinados para ira, ¿cuál es el punto de evangelismo?

¿Y qué, si Dios, aunque dispuesto a demostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia a los vasos de ira preparados para destrucción? Lo hizo para dar a conocer las riquezas de su gloria sobre los vasos de misericordia, que de antemano El preparó para gloria, es decir, nosotros, a quienes también llamó, no sólo de entre los judíos, sino también de entre los gentiles. – Romanos 9:22-24

“Debido a que Dios nos lo dijo” es ciertamente parte de la ecuación (Mateo 28:19). Pero note las secciones del pasaje anterior que he subrayado. La razón principal por la que participamos en el evangelismo se debe a que, sin importar el resultado, en última instancia, glorifica a Dios. La verdad es que, si una persona acepta a Cristo o no, siempre y cuando hemos predicado el evangelio completo, está honrando a Dios. Si una persona rechaza a Jesús como el Cristo, la ira y el poder de Dios se muestra a través de su muerte y castigo eterno. Del mismo modo, si una persona acepta a Cristo al escuchar la buena noticia, Dios es alabado en su maravillosa misericordia. Si una persona acepta la verdad, o rechaza la verdad, Dios está siendo exaltado. El es ya sea glorificado como el Salvador misericordioso, o el juez justo, pero Su nombre siempre es exaltado.

Declarar el Evangelio es Adoración a Cristo

Por lo tanto, extendemos la verdad del castigo del pecado, y el sacrificio misericordioso de Cristo, como un acto de adoración a nuestro Salvador. Llevamos las buenas noticias en todo el mundo alabando a Jesús por lo que ha hecho, dando testimonio a los creyentes y los incrédulos. Esta proclamación condena correctamente a los que rechazan a Cristo, y proporciona los medios para la obra del Espíritu Santo en los que se están siendo atraídos a Dios. La justicia de Dios es iluminada por el Espíritu a medida que hablamos con fidelidad la verdad de Su palabra.

El perdido entonces comienza a ver claramente el gran abismo que existe entre la santidad de Dios y la maldad del hombre. Se dan cuenta de su pobreza absoluta delante de El, y ven claramente la injusticia del pecado siendo echada sobre un Salvador perfecto cuando Él lleva la carga de muchos en la cruz. El Espíritu cambia el corazón de los malvados y los vuelve hacia la cruz en arrepentimiento. Que realidad terrible, pero también gloriosoa es la cruz. Es por esto que compartimos el Evangelio, porque se lo debemos a Cristo. Nosotros le debemos todo, y si una persona acepta su sacrificio o no, buscamos alabar a nuestro maravilloso Rey por la soberanía de Su voluntad que ha hecho posible la salvación. Alabado sea Dios, el Clemente Cordero, y el Juez poderoso. ¡Soli Deo Gloria!

Fuente

citas:

Sproul, RC What Is Reformed Theology?: Understanding the Basics. Grand Rapids, MI: Baker Books, 2005.

Roach, By David. Roach, por David. “2016 SBC Annual Meeting.” 2016 SBC Annual Meeting. Consultada el 10 de Septiembre de 2016. http://www.sbcannualmeeting.net/sbc16/newsroom/newspage.asp?ID=150.

Hodge, Charles. Systematic Theology . Hodge, Charles.

2 comentarios sobre “¿Está en Conflicto la Gran Comisión Con la Predestinación?

    pedro7idiart escribió:
    1 octubre 2016 en 12:13 pm

    Estupendo artículo

    jairojorquerablogger escribió:
    5 octubre 2016 en 10:50 am

    Creo q lo que falta en el artículo es mostrar ejemplos de evangelismo bíblico. Por ej. en la predicación de Pedro en casa de Cornelio dice de Jesús: Hch 10:43 “De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre.”
    Fijense que en el evangelismo se dice normalemente explicitamente: El que cree será salvo. No se dice: El predestinado será salvo, por ello se puede predicar a todos, pero explicar que solo los que creen serán salvos sin problemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s