Salvación

La Doctrina Donde el Alma Se Mantiene o Cae

Posted on

ESJ-2018 0721-002

La Doctrina Donde el Alma Se Mantiene o Cae

Por Nicholas T. Batzig

“La justificación sigue siendo el artículo donde la iglesia se mantiene o cae.” Así fueron las palabras del fallecido profesor John Murray . Por supuesto, Murray estaba jugando con las famosas palabras de Lutero: “Si este artículo se sostiene, la iglesia permanece; si este artículo colapsa, la iglesia se derrumba.” Mientras buscaba explicar la forma en que esta doctrina es pervertida, Murray explicó: “Si se confunde la justificación con la regeneración o la santificación, entonces se abre el camino para la perversión del evangelio en su misma esencia. La justificación sigue siendo el artículo de la iglesia se mantiene o cae.” Quien pierda de vista la verdad de la Escritura con respecto a nuestra justificación ante Dios pierde de vista la gracia inmerecida de Dios en el Evangelio. Cuando nos olvidamos de nuestra justificación solo por la fe solo en Cristo, inevitablemente nos ponemos de nuevo en la rueda de hámster “nunca suficiente” de las buenas obras. Sin embargo, cuando recordamos la verdad de nuestra justificación ante Dios, vivimos en la paz de Dios (Romanos 5:1) y nos regocijamos en la esperanza de gloria (Romanos 5:2-5) mientras nos ofrecemos voluntariamente como seres vivos sacrificios, santos y aceptables para Dios (Romanos 12:1-2). Leer el resto de esta entrada »

Cargar la Cruz

Posted on

ESJ-2018 0714-003

Cargar la Cruz

por Steven J.Lawson

El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14:27).

Pocas declaraciones que hizo Jesús fueron más escandalosas que las que dijo a esta multitud. En términos muy claros, Jesús dijo que cualquiera que lo siguiera debe cargar con su propia cruz. Estas palabras son difíciles de captar para la mente moderna. Tal enseñanza provocativa tenía la intención de llamar la atención de sus oyentes. Estas fueron palabras impactantes.

Una cruz romana era considerada una obscenidad para el mundo del primer siglo. Esta forma de pena capital estaba reservada solo para los criminales más despreciables contra el Imperio Romano. En el mundo antiguo, una cruz era la forma de ejecución pública más temida. Una cruz era tan ofensiva que ningún ciudadano romano podía sufrir esta bárbara muerte. La muerte por crucifixión fue una muerte lenta y tortuosa que prolongó el alivio de la muerte del culpable. Leer el resto de esta entrada »

Palabras Impactantes

Posted on

ESJ-2018 0618-002

Palabras Impactantes

Por Steven J. Lawson

Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. (Lucas 14:26).

Jesucristo fue un conversador directo. Él siempre lo dijo como es. Él nunca picaba palabras o andaba por las ramas. Cualquiera que sea la controversia que rodeó su ministerio, rara vez fue porque fue incomprendido. Lo opuesto era usualmente el caso. El problema lo siguió porque fue explícito en lo que dijo. Sus palabras no fueron difíciles de entender, solo difíciles de tragar.

Lo que Jesús le dijo a esta multitud en particular sería una de las palabras más impactantes que jamás saldrán de sus labios. Esta declaración sacudidora fue uno de los dichos más contundentes que jamás pronunció. Esta afirmación abrasiva fue uno de los dichos más exigentes que emitió. Estas palabras provocativas requieren un espíritu enseñable para recibirlas. Cuando Jesús se detuvo para dirigirse a esta multitud, así es como comenzó: “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre y madre, a su mujer e hijos, a sus hermanos y hermanas, y aun hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo” (v. 26). Estas son palabras aleccionadoras que el Señor habló a la multitud ese día. Leer el resto de esta entrada »

Multitudes Mixtas – (Luc 14:25)

Posted on

ESJ-2018 0616-001

Multitudes Mixtas

Grandes multitudes le acompañaban (Lucas 14:25).

Por Steven J. Lawson

Las grandes multitudes pueden ser un lugar fácil para esconderse del compromiso. Cuanto más grande es la multitud, más fácil es permanecer en el anonimato. Cuantas más personas se reúnan, más fácil será mezclarse con las masas. Cuanto más grande es el ensamblaje, más fácil es no ser detectado. Este fue claramente el caso con las grandes multitudes que seguían a Jesucristo.

Mientras Jesús viajaba hacia Jerusalén, se dirigía a la misma ciudad donde pronto sería crucificado. En este viaje final a la ciudad santa, multitudes masivas lo seguían. El texto bíblico dice que “grandes multitudes” iban con él. Este grupo era más que una simple reunión de personas. Esta fue una enorme convergencia de humanidad. El autor Lucas registra que ‘grandes multitudes’ en plural estaban caminando con Él. Muchas grandes multitudes se fusionaron para formar una gran masa de personas. La suma total de todas estas grandes multitudes, colectivamente, comprendía un vasto mar de hombres, mujeres y niños. Leer el resto de esta entrada »

Confesando a Cristo

Posted on

ESJ-2018 0615-002

Confesando a Cristo

Por Paul D. Washer

¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo tampoco tiene al Padre; el que confiesa al Hijo tiene también al Padre. En cuanto a vosotros, que permanezca en vosotros lo que oísteis desde el principio. Si lo que oísteis desde el principio permanece en vosotros, vosotros también permaneceréis en el Hijo y en el Padre.

1 Juan 2:22–24

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus para ver si son de Dios, porque muchos falsos profetas han salido al mundo. En esto conocéis el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús[ no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, del cual habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo..

1 Juan 4:1–3

En esto sabemos que permanecemos en El y El en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió al Hijo para ser el Salvador del mundo. Todo aquel que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.

1 Juan 4:13–15

El propósito de la primera epístola de Juan es ayudar a los creyentes a llegar a una seguridad bíblica con respecto a su relación con Dios a través de Cristo y su estado eterno. Sin embargo, al leer la carta, también descubrimos que los falsos maestros habían ingresado a la congregación y estaban creando dudas con respecto a algunas de las verdades más fundamentales del cristianismo. De los textos al comienzo de este capítulo, podemos discernir algunos de estos errores que los falsos maestros estaban propagando: Leer el resto de esta entrada »

“¿Mi Bebé Está En el Cielo?”

Posted on

ESJ-2018 0614-004

“¿Mi Bebé Está En el Cielo?” Por Qué Creo Que La Palabra De Dios Nos Asegura Que Podemos Decir: “sí.”

Por Tim Counts

Cuando mi esposa me mostró por primera vez la prueba de embarazo positiva, nos llenó de alegría. Extático. Era difícil creer que en 7 meses y medio estaríamos abrazando a nuestro bebé. Una pequeña persona que se parecía a los dos, que pronto nos llamaría “Mamá” y “Papi”.

Puesto que era pastor a varios estados lejos de la familia, queríamos hacer este anuncio realmente especial para ellos. Ese viernes, compramos los libros What Grand Parents Do Best [Lo Que Los Abuelos Hacen Mejor] y What Aunts and Uncles Do Best y [Lo Que Las Tías Y Los Tíos Hacen Mejor] para enviar por correo. Planeamos escribir notas para acompañar los libros durante el fin de semana para que estuvieran listos para enviar por correo el lunes. Pero el sábado por la mañana, estábamos en la sala de emergencias. Tuvimos un aborto espontáneo. Leer el resto de esta entrada »