Cómo Distinguir el Cristianismo Genuino de la Falsa Enseñanza

Posted on

ESJ-2017 0304-004

Cómo Distinguir el Cristianismo Genuino de la Falsa Enseñanza

POR DANIEL J. PHILLIPS @BibChr

Cada cristiano está llamado a luchar fervientemente por la fe dada a los santos hace 2000 años (Judas 3) en la Escritura sola (2 Timoteo 3: 15-4: 4, Hebreos 2:1-4). Hay varias maneras legítimas de hacer esto. La aproximación de Pablo con el error colosiano es particularmente instructiva.

Los Colosenses tuvieron un buen comienzo, aprendiendo la salvadora buena nueva de Cristo del asociado de Pablo, Epafras (Colosenses 1: 7). Habían hecho un comienzo saludable (Colosenses 1: 4-6, 8).

Pero ahora un individuo agradable, dinámico había llegado con un juego de mezcla y combinación extraña de doctrinas . Como los carismáticos modernos, hizo demasiado de sus propias experiencias (2:18). Él planteó un verdadero peligro a estos jóvenes creyentes (2: 4, 8).

La manera de responder de Pablo es sorprendente. No nombra al hombre, ni entra en detalles sobre sus enseñanzas. En cambio, lo que Pablo hace es hace mucho énfasis acerca de Cristo y su salvación. El muestra cuan glorioso es el Señor Jesús, y cuan gran salvación ha hecho Cristo (ver todos mis estudios en línea, a partir de aquí ).

Como se prometió última vez , quiero hacer esta misma clase de cosas al diferenciar el cristianismo genuino de las falsas enseñanzas. Obtenga estos puntos de distinción, y usted estará preparado para resistir el error – o ser liberado del error que le esclaviza.

1. La sana doctrina pone de relieve la persona y obra de Jesucristo

Esta es una cuestión de énfasis. Cristo vio todas las partes del Antiguo Testamento señalándole (Lucas 24:27, 44) y dijo que el ministerio del Espíritu sería seguir glorificándolo (Juan 16:14). Entendido correctamente, entonces, todo en la Biblia entera tiende a la gloria de Jesucristo, y nos impulsa a centrar nuestras vidas alrededor de Él (Colosenses 2: 6, 7, 10). La enseñanza falsa siempre termina centrando nuestra atención en otra parte y nos mantiene buscando en una dirección diferente.

2. La sana doctrina se basa en la obra salvadora de Cristo, transmitida a nosotros en el Evangelio

Se gloría en todos los aspectos de la obra de Cristo, redimiendo a los pecadores perdidos y desamparados (Romanos 3-5, Efesios 1-3, y así sucesivamente). Todo – ya sea cuestiones de ética personal, matrimonio, familia, la vida de la iglesia -está directamente relacionado con lo que Jesús es para nosotros, y lo que Jesús ha hecho por nosotros (cf. Ef 4:1-6:9.). La enseñanza falsa tiene poco tiempo para tales asuntos, se obsesiona en cambio, con las experiencias esotéricas y privadas que sólo el falso maestro y su movimiento ha tenido o pueden proporcionar.

3. La sana doctrina es muy, muy antigua

La antigüedad por si sola no es garantía de verdad. Los gérmenes de toda herejía alguna vez ideada ya estaban merodeando en tiempos del Nuevo Testamento. Dicho esto, dos verdades nos guían: (1) nuestra doctrina debe ser claramente enseñada en la Biblia; y (2) alguien sin duda debe haber visto algo al respecto antes de hoy! La Biblia contiene cada palabra que necesitamos de Dios. Los creyentes lo han estudiado de cerca durante siglos. ¿Es posible que alguien podría tomar algo importante que la tradición cegó a otros? Sí. Sin embargo, posible no es un sinónimo de probabilidades! Es poco probable que un autodidacta, aislada con aversión a la rendición de cuentas con su RV vea lo que perdieron todas sus superiores, a pesar de sus años de ahondar profundamente en el hebreo y griego. Spurgeon dijo varias veces: "No hay nada nuevo en la teología, sino lo que es falso." Cuanto más aprendo de la Biblia y la historia, más veo esta verdad: cada afirmación de un "nuevo movimiento de Dios", probablemente, no es ni nuevo, ni de Dios. Dios nos dijo su última palabra hace mucho, mucho tiempo (Hebreos 1: 1-2, 2: 1-4).

4. La sana doctrina unifica a los hijos de Dios alrededor del Hijo de Dios como se revela plenamente en la Palabra de Dios

Dios ha dicho todo lo que tiene que decir a todos los creyentes hasta el regreso de Cristo (2 Timoteo 3: 15-4: 4; Hebreos 1: 1-2; 2: 1-4; 1 Juan 1: 1-3). Cada cristiano tiene acceso a toda la misma revelación que todos los demás cristianos tienen. El Espíritu ha provisto todo lo que necesitamos para la unidad alrededor de la verdad de Dios (Efesios 4:1-6). Ningún pastor, "Papa" o "profeta" tiene acceso a una sílaba de Dios que cada hijo de Dios no tenga también. Esto contrasta en gran medida con la falsa enseñanza, la tendencia de la cual siempre es desviar la atención de la Palabra de Dios pública a un individuo o un grupo marginal recién surgido y sus doctrinas peculiares, esclavizando así a sus víctimas.

5. Los maestros sanos siempre responden a la pregunta: "¿En qué versículo estamos?"

¿Por qué? Debido a que obedecen el mandato de Dios de predicar su palabra por encima de todo (2 Timoteo 4: 1-4). Así es como glorifican a Cristo (Juan 16:14). Predican a Cristo, no a sí mismos (2 Corintios 4: 5). Los falsos maestros están habitualmente en otro lado: historias apilados sobre historias, asociaciones libres, representaciones, distracciones, historias y teorías misteriosas.

6. La enseñanza sana hace énfasis en que Dios hace énfasis en Su Palabra

Lo normal es siempre lo principal para los servidores de Dios (cf. 1 Tim. 1: 5), mientras que los falsos maestros se desarrollan en los espacios en blanco entre las líneas de Escritura (cf. 1 Tim. 1: 3-4, 6-7 , Etc.). La enseñanza sana se enfoca en el centro de cada marco bíblico, honrando la obra inspiradora del Espíritu (2 Pedro 1:21); las falsas enseñanzas siempre hacen una línea recta hacia el borde de la imagen y se fija en lo que puede haber más allá. Una marca de las víctimas de la falsa enseñanza es que no pueden asistir a ninguna iglesia en ninguna parte – porque su falso maestro ha logrado pintarlos en pequeños rincones aislados. Esto es por diseño (Gálatas 4:17).

7. La sana enseñanza ama la luz

Los predicadores de Cristo y su Palabra no quieren tener nada que ver con trucos, engaños, juego de manos o subterfugios (Hechos 20:20; 26:26; 2 Corintios 2:17, 4: 2-3). Los falsos maestros prosperan en la oscuridad e historias de tercera mano "deberías haber estado allí”, a menudo lejos de cualquier dispositivo de grabación u observadores críticos.

8. La enseñanza sana dirige a los creyentes a la participación de la iglesia local

Cristo amó a la iglesia y se dio a sí mismo para comenzarla (Efesios 2: 13-22, 4: 1-16, 5: 25-27). No murió y resucitó para fundar un programa de televisión, o un podcast, o un sitio web o un blog, o un espectáculo itinerante, como sustituto de la participación de la iglesia local. Esta es bíblicamente fuera de toda duda (ver aquí y aquí, para empezar) – pero es la marca de los efectos de la enseñanza falsa para tratar de ponerlo en duda.

La lista se podría ampliar fácilmente, pero esto hará un comienzo sólido y un estándar de medición útil.

Un comentario sobre “Cómo Distinguir el Cristianismo Genuino de la Falsa Enseñanza

    […] FUENTE […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s