¿Nos Prohibió Dios Criticar A los Líderes de la Iglesia?

Posted on

ESJ-2017 0410-002

Versículos Frecuentemente Abusados: ¿Nos Prohibió Dios Criticar A los Líderes de la Iglesia?

(1 Samuel 24:10; 1 Crónicas 16:22; Salmo 105: 15)

Por Cameron Buettel – John F. Macarthur

La falsa enseñanza prospera en entornos donde es poco probable que se cuestionen. Los charlatanes y herejes se aprovechan de mentes acríticas, y trabajan incansablemente para proteger y preservar esa credulidad. Su éxito depende de desmontar cada desafío a su autoridad y exactitud.

John MacArthur describe por qué ese problema es desenfrenado en la iglesia moderna :

En un tiempo como éste de tolerancia, escuchar, la falsa enseñanza siempre clamará intolerancia; siempre le dirán que usted está siendo divisivo, que está siendo carente de amor, que no está siendo amable, porque sólo puede sobrevivir cuando no se le escudriña. Y así clama contra cualquier intolerancia. Clama contra cualquier examen, cualquier escrutinio.

En las últimas décadas, algunos de los líderes carismáticos más notorios de la iglesia han estado haciendo precisamente eso. Advierten continuamente a sus críticos para retroceder o para hacer frente al peligro inminente del juicio divino. Afirmando un sello de aprobación de Dios, ellos manejan el Salmo 105:15 como un arma cargada: “No toquéis a mis ungidos, [del Señor].”

Y para que no piense que tal descripción sea una hipérbole, el siguiente clip de Benny Hinn es un ejemplo espectacular.

El manejo de Hinn del Salmo 105: 15, así como la historia de Saúl y David, está irremediablemente equivocado en demasiados niveles para tratar en un blog.

Por ejemplo, podríamos discutir cómo Hinn completamente no entiende el papel de Judas en el plan soberano de Dios para la crucifixión, mientras que lamentablemente subestima la deidad de Cristo. Podríamos invalidar las advertencias de Hinn contra las críticas señalando la vez en que Pablo reprendió a Pedro -o cuando Hinn ha reprendido públicamente a Joel Osteen, entre otros. Luego está el problema de Hinn basando sus amenazas en la revelación extrabíblica de otro falso maestro (Kenneth Copeland).

¿Qué significa "tocar"?

Pero hay un error simple y evidente que explica todos los demás problemas y expone a Hinn como el maestro de la Biblia incompetente e incondicional que es. Cuando David dice: "No extenderé mi mano contra Saúl, porque él es el ungido del Señor" (1 Samuel 24:10), él está explicando por qué no mató a Saúl, no por qué no criticó Saul. De hecho, David criticó abiertamente a Saúl en numerosas ocasiones. Además, 1 Samuel 24:10 es parte de un discurso más amplio en el que David reprende a Saúl cara a cara sobre sus intrigas asesinas: “no he pecado contra ti, a pesar de que tú acechas mi vida para quitármela. Juzgue el Señor entre tú y yo y que el Señor me vengue de ti, pero mi mano no será contra ti. Como dice el proverbio de los antiguos: “De los malos procede la maldad”, pero mi mano no será contra ti.” (1 Samuel 24: 11-13). Incluso si Benny Hinn era "el ungido del Señor" –que no es – ninguno de sus críticos está tratando de "tocarlo" en el sentido descrito en 1 Samuel 24:10 (o Salmo 105: 15, o 1 Crónicas 16:22).

¿Quiénes son los ungidos?

Hay otro defecto fatal en la interpretación de Hinn. Él -y todos los que siguen esta enseñanza- asumen que sólo ciertas personas son "ungidas". Afirman que los pastores y los profetas y apóstoles autoproclamados tienen una unción única de Dios que los inmuniza de la crítica. Pero tal concepto es ajeno a la Escritura. En resumen, la Biblia enseña que todos los creyentes tienen una unción de Dios.

En su primera epístola, el apóstol Juan explicó lo que significa ser ungido como creyente del Nuevo Testamento. Después de advertir a sus lectores acerca de los anticristos que venían a engañarlos, Juan les recordó su seguridad a causa de la unción de Cristo:

Os he escrito estas cosas respecto a los que están tratando de engañaros. Y en cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de El permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; pero así como su unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no mentira, y así como os ha enseñado, permanecéis en El. (1 Juan 2:26-27)

La unción a que se refiere Juan es la morada del Espíritu Santo, una realidad para todos los verdaderos cristianos. John MacArthur explica el contexto y el significado de la "unción" tal como aparece en 1 Juan:

Los de maestros que amenazaban a los lectores de Juan empleaban los términos para conocimiento y unción para describir su experiencia religiosa. Se vieron arrogantemente como poseedores de una forma elevada y esotérica de conocimiento divino, y como receptores de una unción especial, secreta y trascendente. Eso los llevó a creer que estaban al tanto de la verdad que los no iniciados carecían. La respuesta de Juan, que era a la vez una refutación a los anticristos y un reafirmación a los creyentes, era afirmar que, en realidad, todos los verdaderos cristianos tienen una unción del Santo.

Debido a que los creyentes han recibido esa unción, tienen la verdadera comprensión de Dios que viene exclusivamente a través de Jesucristo (2 Corintios 4: 6), "en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento" (Colosenses 2: 3). No necesitan ninguna comprensión secreta, especial, o trascendente o visión esotérica. Unción (chrisma) significa literalmente "ungüento" o "aceite" (ver Hebreos 1: 9). En este texto se refiere figurativamente al Espíritu Santo (2 Corintios 1: 21-22), quien ha asumido la residencia en los creyentes a instancias de Jesucristo, el Santo (Lucas 4:34, Hechos 3: 14), y revela a través de la Escritura todo lo que necesitan saber (Juan 14:26; 16:13; 1 Corintios 2: 9-10). [1] John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary: 1–3 John (Chicago, IL: Moody Press, 2007), 102.

La unción que tenemos como creyentes revela la verdad y por lo tanto expone las mentiras de los falsos maestros. Qué irónico que la "unción" que Benny Hinn evoca para extorsionar y manipular a los feligreses es en realidad nuestro sistema de advertencia para exponer el engaño egoísta de lobos como él.


Disponible en línea en: https://www.gty.org/library/blog/B170410
COPYRIGHT ©2017 Grace to You

Un comentario sobre “¿Nos Prohibió Dios Criticar A los Líderes de la Iglesia?

    Carlos escribió:
    10 abril 2017 en 3:57 pm

    Puedo observar que hay un incremento de interpretaciones incoherentes ,al Espíritu que nos da la dirección … Para ser directo: sisaña util para diferenciar a el trigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s