Cómo Ayudar a Sus Hijos a Entusiasmarse por La Lectura de la Biblia

Posted on

ESJ-2017 0925-004

Cómo Ayudar a Sus Hijos a Entusiasmarse por La Lectura de la Biblia

Por David Murray

Los Obstáculos

Los padres se enfrentan a enormes obstáculos al intentar que sus hijos estén entusiasmados con la lectura de la Biblia. Para empezar, muy pocos niños están leyendo nada en absoluto. Hay tantas alternativas de distracción (y aparentemente más emocionantes) para sentarse tranquilamente con un libro. La presión de las actividades escolares, los deportes y el giro social no son propicias para encontrar tranquilidad y tiempo para leer.

Además de eso, la Biblia no es una lectura fácil. Claro, hay algunas secciones bien conocidas con las que muchos niños están familiarizados a través de la escuela dominical y VBS, pero la gran mayoría de ella es territorio inexplorado. No es un festival multimedia; son palabras negras en páginas blancas. No es un mundo con el que la mayoría de los niños están familiarizados; la cultura, la historia y la geografía de la Biblia parecen un millón de millas y años lejos de los niños modernos.

Dos Enemigos

Y lo peor de todo, tenemos dos enemigos que luchan con todo su poder contra los niños que leen la Biblia. Allí está el diablo, que abre las puertas del infierno cada vez que un niño abre una Biblia. Y están los corazones de nuestros hijos, que se apartan de la verdad desde el nacimiento (Salmo 51: 5; 58: 3). Nadie natural y normalmente se deleita en la Palabra de Dios sin habérsele dado un nuevo corazón mediante la regeneración.

A pesar de estos impedimentos desalentadores, sigo creyendo que debemos y podemos alentar a nuestros hijos a ver la lectura de la Biblia como una delicia en lugar de una carga. Y la forma más poderosa de hacerlo es transmitiendo nuestro propio deleite en la Palabra de Dios. Tenemos que demostrar que la Biblia ilumina nuestra vida. Si no estamos entusiasmados con este libro, no podemos esperar que nuestros hijos lo estén.

Dos Iglesias

Cuando era muy joven asistí a una iglesia Bautista con mis padres. No recuerdo mucho de ello (y desde entonces he descubierto que tenía algunos problemas doctrinales), sin embargo, lo único que sí recuerdo fue que los maestros de la escuela dominical y el pastor estaban contentos cuando enseñaban la Biblia. No felcies de “risa-por-minuto” con toneladas de bromas e historias divertidas, sino simplemente disfrutaban leyendo y explicando la Biblia. Cuando era niño, “atrapé” esa felicidad. Hizo una profunda impresión.

Cuando tenía diez u once años, mi familia empezó a asistir a una iglesia presbiteriana muy conservadora. Una vez más, no recuerdo mucho, pero recuerdo esto, todo el mundo estaba muy triste. Las lecciones de la escuela dominical fueron mucho más sustanciales, pero no había alegría discernible en los maestros. Eran ultra-estrictos, exigían toneladas de trabajo de memoria, y parecían apenas aguantar la hora en vez de disfrutarla. Eso también hizo una profunda impresión y se duró mucho tiempo conmigo. Asocié la Biblia con el aburrimiento, el dolor y “me alegro de que haya terminado otra semana”. Era como mis lecciones de piano.

Entusiasmo Infeccioso

No tiene que ser así. De hecho, no debería ser así. Si bien doy la bienvenida a los hermosos gráficos, videos y otros recursos que ahora tenemos para ayudar a enseñar la Biblia a los niños, no hay nada más contagioso que un maestro o padre entusiásta. Eso es contagioso y se quedará mucho en la memoria después de que las otras imágenes se hayan desvanecido.

Podemos comunicar nuestro deleite en la Biblia por la forma en que llevamos a cabo la adoración familiar. Deje que nuestro lenguaje corporal, nuestras expresiones y nuestro tono de voz transmitan vigor y vitalidad. Trabajar para mostrar cómo incluso una parte del pasaje se aplica a la vida de nuestros hijos.

El Mejor Día De La Semana

También despertemos el interés de nuestros hijos por cómo enmarcamos nuestra asistencia a la iglesia. El Dr. Joel Beeke me dijo que solía despertar a sus hijos todos los domingos por la mañana con: “Bienvenidos al mejor día de la semana. ¡Vamos a adorar a Dios hoy y escuchar Su voz! “Asegurémonos de que nuestros hijos no vean nuestra iglesia como un mero deber legalista, algo que hacemos de nuestro mejor esfuerzo para hacer otras actividades más agradables.

La forma en que respondemos a la predicación de la Palabra también dejará una marca permanente. Conozco a familias que han sido arruinadas por los padres que hacen un hábito de rebanar y cortar en cubitos al ministro y su sermón en el trayecto a casa, o lo hacen “barbacoa” para el almuerzo de domingo. En su lugar, fomentemos la conversación edificante y la comunión haciendo preguntas sobre el sermón, comentando lo que nos ayudó, y así sucesivamente. Muestre cuánto la Biblia le energiza y le motiva.

Impacto Diario

Por último, y quizás lo más importante, podemos infectar a nuestros niños con el deleite en la Palabra, mostrando a diario cómo nuestra propia lectura de la Biblia nos impacta. Trate de hacer un punto diario de encontrar algo que compartir con sus hijos de sus propias devociones.

“Juan ¿Sabes lo que descubrí en la Biblia hoy?”

“Jane, ¡adivina lo que Dios me mostró hoy en Su Palabra!”

O trate de mostrar la relevancia de la Biblia en la vida cotidiana a medida que surge la oportunidad. “¿Sabes lo que Dios dice acerca de este tipo de situación en su Palabra?”

La comunicación sostenida y sincera de nuestro propio deleite en la Biblia hará más que cualquier otra cosa para atraer a nuestros hijos a la Palabra de Dios y descubrir la fuente de nuestro propio gozo.


David Murray (DMin, Reformation International Theological Seminary) es profesor de Antiguo Testamento y teología práctica en el Puritan Reformed Theological Seminary y el pastor de la Iglesia Reformada Libre de Grand Rapids.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s