¿Necesito Confesar Mis Pecados a Otros Creyentes?

Posted on

ESJ-2017 1003-001

¿Necesito Confesar Mis Pecados a Otros Creyentes?

Por Colin Smith

Pregunta: Necesito ayuda. Quiero confesar mis pecados, pero no sé a quién confesar. ¿Sólo necesito confesar a Dios, o él pide que confesemos a otros? Estoy avergonzado de mis pecados, y no sé con quién hablar.

Respuesta: Lo primero que hay que decir es que la confesión es una parte normal de una vida cristiana sana. El apóstol Juan dice: “Si confesamos nuestros pecados, [Dios] es fiel y justo y nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad” (1 Juan 1: 9). Juan escribió estas palabras a los cristianos. Luego agregó: “Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos” (v.10).

La persona que no puede ver nada en su vida que debe ser confesado como pecado a Dios es una persona engañada. Esa persona simplemente no ve claramente. No está en contacto con la realidad.

Su deseo de confesar sus pecados es un buen indicador de una vida cristiana normal y sana. Pero la confesión ha de ser una cuestión de debate en la historia.

Cuándo Confesar Sus Pecados A Otros

Muchos de nosotros fuimos criados en una tradición donde nos enseñaron a confesar nuestros pecados a un sacerdote. Puede haber algún valor en eso, pero no hay lugar en la Biblia donde Dios dice que debes confesar tus pecados a un sacerdote.

En el siglo XVI, hubo un gran movimiento para ir detrás de las tradiciones que se habían acumulado en la iglesia a través de los siglos, y para descubrir lo que la Biblia realmente dice. Los Reformadores vieron que confesamos nuestros pecados a Dios. Ellos redescubrieron la gran verdad bíblica que a los ojos de Dios todos los creyentes son sacerdotes, y Jesús es nuestro gran sumo sacerdote.

Juan Calvino, que era un sabio pastor, dijo que debemos confesar nuestros pecados a Dios, pero que confesar un pecado particular a otra persona podría ser útil -especialmente si, habiéndolo confesado a Dios, usted todavía esta luchando por encontrar la paz en su corazón sobre ello.

En esa situación, usted puede ir a un pastor y decirle, o puede ir a cualquier otro cristiano maduro y decirles. Esto es lo que a menudo se llama “el sacerdocio de todos los creyentes.” Esto significa que usted puede ir a cualquier sacerdote, incluyendo el que está sentado a su lado!

Si Alguien le Confiesa

Si alguien viene a buscar ayuda y le habla acerca de un pecado en su vida, su trabajo es ayudarle a comprender las promesas del evangelio en relación con esa materia en particular.. Cualquier cosa que esa persona pueda haber hecho no es de su incumbencia. Su trabajo es ayudarlos a venir ante Dios y creer el evangelio en relación con el asunto que han compartido con usted.

Aquí hay una gran sabiduría. Santiago dice: “confesaos vuestros pecados unos a otros, y orad unos por otros para que seáis sanados.” (Santiago 5:16).

Confiese sus pecados a Dios. Y si todavía está luchando por encontrar la paz, compártala con un pastor o un hermano o hermana cristiana de confianza para que puedan ayudarlo a aplicar la promesa del evangelio a esta situación particular, y así podrá encontrar la paz.

Fuente
[Este es un fragmento adaptado del sermón del pastor Colin ” Confiesa! ” de I Almost Gave Up . “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s