El Tamaño De Nuestros Problemas Y El Tamaño De Dios (2ª.Parte)

Posted on

ESJ-2017 1014-001

El Tamaño De Nuestros Problemas Y El Tamaño De Dios (2ª.Parte)

Por Jacob Elwart

A principios de esta semana , resalté la experiencia de la generación del desierto, encontrando que su incapacidad para entrar en la tierra era un producto de su visión mínima de Dios y su visión máxima de sus problemas. Argumenté que dos de los espías miraron la situación desde la perspectiva opuesta; viendo la importancia de Dios y la insignificancia de sus problemas (a la luz de su gran Dios). Aquí quiero extraer algunos principios para los creyentes modernos.

Confiar en este gran Dios incluye dos principios principales:

  1. Donde Dios Es Claro Acerca De Su Futuro, Puede Estar Seguro De Que Cumplirá Sus Promesas

Dios terminará la obra que Él ha iniciado en usted. Dios te vindicará al final, y destruirá a Sus enemigos. Dios hará que su vida de aflicción momentánea valga la pena. Dios te recompensará cuando perdures. Jesús regresará en gran poder y gloria. Estas promesas son tus promesas, y puedes encontrarlas en las Escrituras, y aferrarte a ellas. Estas promesas deben darle gran esperanza y seguridad de la bondad y poder de Dios.

Pero ¿qué pasa cuando Dios está en silencio? ¿Qué pasa con este cáncer que destruye nuestro cuerpo? ¿Qué hay de esta pérdida de empleo?¿Qué pasa con los problemas en nuestra casa? ¿Qué pasa con los disturbios en nuestra nación, o las amenazas inminentes que todos enfrentamos? Dios no ha hecho promesas con respecto al resultado específico, así que ¿qué hacemos?

  1. Donde Dios Está en Silencio Acerca De Su Futuro, Puede Descansar En Las Promesas De Su Fidelidad, Bondad Y Presencia

El principio de la relación inversa entre el tamaño de nuestro Dios y el tamaño de nuestros problemas sigue siendo verdadero incluso si no se nos garantiza un resultado específico. Considere a Sadrac, Mesac y Abednego. No tenían ninguna promesa de que serían librados del horno ardiente. Antes de ser arrojados, dijeron al rey: “Ciertamente nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiente; y de tu mano, oh rey, nos librará. Pero si no lo hace, has de saber, oh rey, que no serviremos a tus dioses ni adoraremos la estatua de oro que has levantado.” (Dan 3:17-18). ¿Notó esas tres palabras en el medio, “… pero si no lo hace”? ¿Ve lo que está pasando aquí? Los tres jóvenes hebreos confiaban en el poder de Dios sin saber el resultado. Ellos veían a su Dios como grande, y por lo tanto podían enfrentar el horno ardiente, aunque Dios no los liberara. Creyentes, ¡esto es fe! Vieron un gran problema, pero vieron un Dios más grande.

No puedo garantizar que Dios quitará su cáncer o lo protegerá de los males más grandes. Pero lo peor que el cáncer o cualquier persona podría hacerle es matar su cuerpo. Pero incluso en la muerte, usted tiene victoria si está en Cristo. ¿No es verdad? Pablo lo dijo de esta manera en Romanos 8:31-39,

31 Entonces, ¿qué diremos a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién estará contra nosotros? 32 El que no eximió ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos concederá también con El todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién es el que condena? Cristo Jesús es el que murió, sí, más aún, el que resucitó[a], el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo[b]? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Tal como está escrito:

Por causa tuya somos puestos a muerte todo el dia;
somos considerados como ovejas para el matadero.

37 Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes[c], 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Cuando mi Dios es grande, mis problemas son pequeños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s