Sigue Adelante: Perseverancia de los Santos – TULIP, 5ª. Parte

Posted on

ESJ-2017 1030-002

Sigue Adelante: Perseverancia de los Santos – TULIP, 5ª. Parte

Por Clint Archer

El sol se estaba poniendo alrededor de las 7 pm un caluroso día de verano durante los Juegos Olímpicos de 1968 en la Ciudad de México. El estadio se estaba vaciando después de un día de eventos de pista y campo. La medalla de oro del maratón de 20 millas había sido otorgada aproximadamente una hora antes. De repente, el sonido de las sirenas de la policía llamó la atención de todos. Estaban limpiando el tráfico para que una figura solitaria ingresara al estadio.

John Steven Akhwari fue el último corredor en el maratón. Con los colores de Tanzania, estaba haciendo muecas de dolor mientras caminaba cojeando por la pista durante las últimas 500 yardas.

Había sufrido una grave caída en la carrera y se había desgarrado una lesión en el tendón de la corva y le había rozado la piel de las piernas. Estaba sangrando y con calambres, pero se movía tenazmente alrededor del campo hacia la línea de meta. La multitud se reunió rápidamente para animarlo. Estaban aplaudiendo y gritándole aliento cuando finalmente colapsó sobre la línea de meta en puro agotamiento y dolor. Después de haberse recuperado un poco, un periodista le hizo la pregunta que todos tenían en la mente: “Estabas tan gravemente herido, ¿por qué no dejaste de correr?”

Akhwari dijo con sentimiento: “Mi país no me envió 5.000 millas para comenzar la carrera; me enviaron 5,000 millas para terminar la carrera”. Hay algo acerca de la determinación obstinada y la perseverancia que nos inspira.

¿Qué harías? ¿Salir o seguir? La respuesta honesta para la mayoría de nosotros sería: no tengo idea de lo que haría. Sé lo que me gustaría hacer. Sé lo que desearía hacer. Pero todo depende de la gravedad de la lesión, la distancia restante, el apoyo que tendría …

Personalmente, me gustaría pensar que perseveraré hasta el final, pase lo que pase. Pero en el caso de mi salvación, me gustaría tener más seguridad de lo que creo que soy capaz de hacer. Afortunadamente, la Biblia enseña que, como creyente en Jesús, no tengo que preocuparme por mi propia tenacidad y apego a ella. Puedo descansar en la fe de que Jesús me llevará a la gloria, ¡si el mismo tiene que arrastrarme!

Filipenses 1:6 estando convencido precisamente de esto: que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Cristo Jesús.

Sí, estoy seguro de que llegaré al Cielo, pero no es una confianza que se basa en mi experiencia, o mi comprobada trayectoria de siempre terminar lo que empiezo. Es una garantía basada completamente en mi conocimiento de Jesús y su poder para salvar.

2 Timoteo 1:12 Por lo cual también sufro estas cosas, pero no me avergüenzo; porque yo sé en quién he creído, y estoy convencido de que es poderoso para guardar mi depósito hasta aquel día.

Esta es la doctrina de la Perseverancia de los Santos.

Confesión de Westminster:

Aquellos a quienes Dios ha aceptado en su Amado, y por su Espíritu llamado eficazmente y los ha santificado, no pueden caer ni total ni finalmente del estado de gracia, sino que con toda certeza perseveraran en él hasta el fin, y serán salvados por toda la eternidad.

O dicho de forma más simple: los verdaderos creyentes pueden estar seguros de que llegarán al Cielo, sin importar qué, porque Jesús asume la responsabilidad de llevarlos allí sin importar nada.

Para aquellos de ustedes que han perseverado durante los últimos cuatro lunes, reconocerán que este es el final de nuestros cinco puntos de calvinismo. Esta es la P en nuestra serie del Mes de la Reforma sobre las doctrinas de la gracia, o TULIP. Y esperamos que no solo sea una proposición clara de las Escrituras, sino también una necesidad lógica de todos los pétalos del TULIP, especialmente la Elección y la Gracia Irresistible. (Si se perdió los demás: vea Depravación total aquí , Elección incondicional aquí , Expiación limitada aquí e Gracia irresistible aquí ).

Loraine Boettner:

Esta doctrina no está sola, sino que es una parte necesaria del sistema calvinista de teología. Las doctrinas de la Elección y la Gracia Eficaz implican lógicamente la salvación segura de aquellos que reciben estas bendiciones. Si Dios ha elegido a los hombres absoluta e incondicionalmente para la vida eterna, y si Su Espíritu efectivamente aplica a ellos los beneficios de la redención, la conclusión ineludible es que estas personas se salvarán.

Pero la coherencia teológica no es nuestra principal prueba de fuego. La Escritura es la piedra de toque. Entonces vea si alguna interpretación alternativa podría atribuirse a estos versículos claros …

1 Tesalonicenses 5: 23 Y que el mismo Dios de paz os santifique por completo; y que todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea preservado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.

1 Corintios 1:7-9de manera que nada os falta en ningún don, esperando ansiosamente la revelación de nuestro Señor Jesucristo; 8 el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. 9 Fiel es Dios, por medio de quien fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo, Señor nuestro..

Juan 10:27-29 27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me siguen; 28 y yo les doy vida eterna y jamás perecerán, y nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano del Padre..

Judas 24-25 24 Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída y para presentaros sin mancha en presencia de su gloria con gran alegría, 25 al único Dios nuestro Salvador, por medio de Jesucristo nuestro Señor, sea gloria, majestad, dominio y autoridad, antes de todo tiempo, y ahora y por todos los siglos. Amén.

¿Que ‘pero’ se le puede poner?

Entonces, ¿por qué los arminianos se oponen? Porque piensan que estamos diciendo: “Una vez salvo, siempre salvo; hice una oración cuando tenía seis años, así que, aunque ahora soy un asesino ateo, seguiré yendo al cielo.”

Sí, me opondría a eso también. Pero eso no es lo que estamos diciendo. Todos estamos de acuerdo en que un creyente debe perseverar hasta el fin para salvarse. Pero señalamos que una profesión de fe no es lo mismo que la verdadera fe.

Todos sabemos de ese líder de adoración que huyó con el secretario de la iglesia, o el pastor que ahora es un monje budista. Sabemos de personas que estuvieron involucradas en cada nivel de la iglesia y lloraron cuando oraron y levantaron la mano cuando cantaron, y ahora no están caminando con el Señor. Pablo incluso experimentó esto …

1 Tim 1:19-20 19 guardando la fe y una buena conciencia, que algunos han rechazado y naufragaron en lo que toca a la fe. 20 Entre los cuales están Himeneo y Alejandro, a quienes he entregado a Satanás, para que aprendan a no blasfemar.

¿Estamos diciendo que aquellos que naufragan de su fe y son entregados a Satanás tienen, sin embargo, la garantía de llegar al Cielo debido a su antigua profesión de fe? No. Por favor, no hagas llorar a Calvino en su tumba.

El pecado no arrepentido o la falta de fe en Jesús no es una evidencia de perder nuestra salvación, sino primeramente de no ser un verdadero creyente.

Esto es explícitamente explicado por Jesús en la parábola de los terrenos, donde algunos surgen inicialmente, pero luego son sofocados por las riquezas y las preocupaciones (Marcos 4). Y Jesús advirtió que hay algunas cizañas indistinguibles a veces del trigo genuino.

Y el apóstol Juan lo dice tan francamente como cualquier calvinista:

1 Juan 2:19 19 Salieron de nosotros, pero en realidad no eran de nosotros, porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron, a fin de que se manifestara que no todos son de nosotros.

Es una triste realidad que algunos se aparten de la fe. Pero la dura verdad es que nunca fueron hijos de Dios. Él no nos “des-adopta”, nos “desampara”, ni nos permite escapar de su amor.

Me gustaría cerrar esta mini serie con un pasaje majestuoso que coloca los cinco pétalos en su lugar, y nos deja sin aliento al contemplar la belleza de nuestra salvación, tal como fue planificada, modelada, ejecutada y consumada por nuestro poderoso Salvador:

Romanos 8:30 y a los que predestinó, a ésos también llamó; y a los que llamó, a ésos también justificó; y a los que justificó, a ésos también glorificó.… 38 Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo por venir, ni los poderes, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro..

Un comentario sobre “Sigue Adelante: Perseverancia de los Santos – TULIP, 5ª. Parte

    pedro7idiart escribió:
    31 octubre 2017 en 5:13 am

    Reblogueó esto en Reformado y Dispensacionalista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s