Cuando Tu iglesia te Decepciona

Posted on

ESJ-2017 1130-002

Cuando Tu iglesia te Decepciona

Por Eric Davis

Seamos sinceros. La iglesia no siempre es tan emocionante como nos gustaría. A veces es aburrida y decepcionante. Es posible que haya buenas razones para eso. Pero es posible que no existan.

Estar aburrido no es lo peor que nos puede pasar en nuestras iglesias. De hecho, puede ser lo mejor, ya que puede presentar una oportunidad para el cambio personal. Aunque no siempre, nuestro aburrimiento personal a menudo puede ser sintomático de un ajuste de alma necesario.

Considere algunos cambios antes de someterse a las demandas de la decepción:

  1. Vuélvase de quejarse de su iglesia para orar por su iglesia.

Si hay algo que sabemos acerca de la queja, es fundamentalmente (ya sea intencional o no) un comentario desaprobador sobre la soberanía perfecta de Aquel que ejecuta las cosas. Dios decretó todo sobre lo que nos quejamos. Él reina. Entonces, es posible que nuestras quejas sean realmente protestas a la soberanía.

Aun así, hay cosas probables acerca de su iglesia que necesitan mejora o atención. La oración aprovecha tus observaciones y los convierte en caballos de trabajo productivos para tu iglesia en lugar de comentarios quisquillosos sobre tu iglesia.

Una alternativa productiva que quejarse de su iglesia es orar por ello.

  1. Vuélvase de preocuparse por la imperfección de su iglesia en una confianza en la perfección de Dios.

Preocuparse por nuestra iglesia a menudo es sintomático de una enfermedad de confianza. Dios está en control competente de nuestras iglesias. Cristo no está usando un sendero de preocupación en la alfombra del cuarto del trono del cielo. Él está sentado, relajado y está edificando su iglesia.

La preocupación duda de sus capacidades mientras confía en sí misma. Asume que su actividad de inquietud es más laboriosa que confiar en Dios. Es posible que nuestra decepción en nuestra iglesia esté arraigada aquí.

Una alternativa productiva para preocuparse por su iglesia es confiar en la perfección de Dios.

  1. Vuelva el chisme a otros sobre la desilusión en su iglesia en una acción de gracias a Dios por el bien que hay en ella.

Se pueden encontrar errores en cada iglesia si los buscas. Y, a menudo, incluso si no lo haces. Pero son normales, especialmente porque la iglesia está llena de gente como tú y como yo.

Sin embargo, redistribuya la emoción carnal de los chismes en otra parte. Si bien es probable que haya que hacer cambios, adore a Dios con el fruto de los labios que dan gracias a su nombre (Hebreos 13:5).

Una alternativa productiva a los chismes sobre su iglesia es agradecer a Dios por el bien que hay en ella.

  1. Vuélvase de ser parte del problema con su iglesia a ser parte de la solución.

Casi todas las iglesias tienen a ese tipo que es hábil para ver y ser parte del problema simultáneamente. Pero lo más doloroso para el liderazgo de la iglesia es cuando se toman el tiempo para escuchar seriamente sus inquietudes, pero luego arma con firmeza las sugerencias tangibles para convertirse en parte de la solución.

Al pensar en los problemas de su iglesia, pregúntese honestamente: “¿Cómo podría estar contribuyendo al problema (s) en mi iglesia?” “¿Qué viga podría sobresalir de mi ojo?” No deje pasar esa pregunta con rapidez.

Luego pregunte: “¿Qué puedo hacer para confesar mi contribución y dejar de ser el problema, para agradar a Cristo a fin de contribuir a la solución?” Haga a su liderazgo de la iglesia la misma pregunta. Escuche. Aprenda. Ore. Sirva. Contribuya. Ayude. De. Prepárese.

Y haga más que simplemente evitar ser parte del problema. De hecho, eso puede ser la forma en que eres parte del problema.

Participe de una manera que los líderes de su iglesia puedan mirar atrás y ver cómo fue útil para resolver problemas en la iglesia.

Una alternativa productiva a ser parte del problema en su iglesia es ser parte de la solución.

  1. Vuélvase de resistir a sus líderes imperfectos de la iglesia a unirse a ellos.

La mayoría de los líderes de la iglesia están familiarizados con sus insuficiencias para el trabajo en el que se encuentran. Si están bíblicamente calificados, ven las muchas, muchas maneras que necesitan de crecer.

Si elige señalarlos, hágalo de una manera que obedezca los mandatos de las Escrituras para someterse, obedecer, estimar y demostrar responsabilidad ante los líderes de su iglesia (1 Tes 5:12-13, Hebreos 13:17, 1 Ped. 5:2-3 ). En la mayoría de los casos, al contrario de propagar sus imperfecciones, sus esfuerzos por unirse los humillarán, haciéndolos más competentes para el trabajo del Señor.

Ore por ellos. De gracias a Dios por ellos. Considera formas de acompañarte.

Una alternativa productiva para resistir a sus líderes imperfectos de la iglesia es unirse a ellos.

  1. Pase de asistir pasivamente a los servicios de adoración a participar activamente.

La reunión dominical es el punto culminante de la semana para el pueblo de Dios. Nuestra decepción podría ser erradicada preparándonos para tratarla como tal.

Ore por eso. Y ore para que usted sea enseñable, despierto, humilde y transformado. Traiga su Biblia. Tome notas. Estudia cosas que no entienda. Asumir que la Escritura se expone fielmente, nuestras almas se nutrirán cuando se predique la palabra. Ore por formas de vivir el sermón.

Medite sobre las palabras de los cantos. Cante de todo corazón. Pídale a Dios que lo ayude a hacerle alabanza y oración sincera mientras canta. Llegue a tiempo. Escuche atentamente los anuncios, lecturas y cualquier otra cosa en el servicio. Llegue a los visitantes en lugar de llegar tarde y salir rápidamente. Obtenga su información de contacto. Invítelos a un grupo de hogar semanal. Ayuda con la instalación o el desmontaje.

Sea parte de lo que Dios está haciendo al estar atento en oración a cada momento de la reunión de adoración.

Una alternativa productiva para asistir pasivamente a la iglesia es participar activamente.

  1. Convierta el deseo de rehacer los ministerios de su iglesia en tratar de beneficiarse de lo que ya está sucediendo.

En muchos casos, nuestras iglesias necesitan repensar y rehacer ciertos ministerios. Sin embargo, sea lento sobre tomar esa ruta.

En cambio, busque intencionalmente lo que ya está sucediendo. Participe en ellos humilde, fiel y entusiastamente. Dele tiempo. Pídale a Dios que bendiga y use al líder del ministerio. Pídale crecer de él. Encuentre maneras de ayudar. No salte de un ministerio antes de al menos varios intentos de crecer desde él.

Una alternativa productiva a rehacer varios ministerios de la iglesia puede ser beneficiarse de lo que ya está sucediendo.

  1. Convierta la inquietud y la frustración en buscar oportunidades para el evangelismo.

A veces las cosas en la iglesia pueden ser bastante frustrantes. Los comités parecen no hacer nada. Los proyectos permanecen sin terminar. La gente decepciona. Puede ser desalentador.

Si bien es posible que deba abordar esas cosas, manténgase ocupado en el trabajo del reino. Asegúrate de centrarse y hablar sobre Cristo crucificado en el lugar de los pecadores. Ore y busque oportunidades para compartir las noticias que son mucho más emocionantes de lo frustrante que pueda ser su iglesia. Llegue a estar tan cansado de hacer discípulos que tenga poco tiempo para la inquietud frustrada.

Una alternativa productiva a la frustración inquieta sobre su iglesia es usar su energía para hacer discípulos.

  1. Convierta su necesidad de respuestas rápidas a los problemas que ves a servir al Dios que es soberano sobre esos problemas.

Las cosas probablemente están mal en su iglesia. Vemos los problemas y, a menudo, exigimos respuestas. Debemos saber ahora qué está pasando. Pero no hay ningún versículo de la Biblia sobre nuestro derecho a estar al tanto. Sin embargo, hay varios sobre nuestra responsabilidad de servir.

Por mucho que necesitemos respuestas, dediquemos al menos esa cantidad de energía en descansar pacientemente en Dios, ayudando a la iglesia con entusiasmo y orando fervientemente por ella.

Una alternativa productiva a la fijación de problemas es centrarse en servir a nuestro Dios soberano.

  1. Vuélvase de pensar en su desilusión y su aburrimiento en conocer y agradar a Dios.

Preguntémonos: “¿A quién le importa si estamos aburridos? ¿Por qué podríamos estar aburridos o decepcionados en primer lugar? ¿Qué podría decir eso sobre nuestra comprensión de la iglesia y de Dios?

Es posible que nuestro aburrimiento demuestre que nuestros sentimientos son más sagrados para nosotros que nuestro Dios. Tal vez nuestro aburrimiento y desilusión se han vuelto más cautivadores para nosotros que el Dios de las Escrituras.

Pero Dios es el sujeto más emocionante e inspirador en el universo. Nada ni nadie es más cautivador, satisfactorio y motivador que el verdadero Dios. Como pueblo de Dios, podemos conectarnos con su tipo de iglesias por el gran propósito y la emoción de conocerlo y adorarlo. Y la clase de iglesia de Dios existe para adorar a Dios. Si este no es el caso, la desilusión y el aburrimiento deben estar presentes y es posible que tengamos que encontrar una nueva iglesia.

Una alternativa productiva para preocuparse por el aburrimiento es profundizar en conocer y agradar a Dios.

Sin embargo, aun cuando hacemos estas cosas, hay momentos en que la iglesia es decepcionante por razones legítimas. En esos casos, hágase algunas preguntas:

  1. ¿Confío en la Persona y la obra terminada de Jesucristo para estar bien con Dios?

Si no me convierto a Cristo, un tipo de iglesia Neotestamentaria ciertamente será decepcionante y aburrida (véase 1 Cor 2: 14-16).

  1. ¿Existe la iglesia para adorar a Dios sobre todas las cosas?
  1. ¿Trabaja la iglesia para desempaquetar la gloria y la majestad de Dios de la exposición de las Escrituras?
  1. ¿Se afirma la doctrina bíblica y se enseña sistemáticamente?
  1. ¿Se practica la membresía significativa, la disciplina bíblica y el discipulado?

Excepto por el # 1, si las respuestas son “no” a las preguntas anteriores, entonces una iglesia es legítimamente decepcionante porque no glorifica a Dios. Quizás necesites irte y buscar una iglesia más fiel. Pero acércate a esa ruta con cuidado.

La iglesia tiene un propósito mucho más elevado para la existencia que no ser aburrido o decepcionante. Lo más importante no es que estemos aburridos o decepcionados, sino que nuestras vidas e iglesias existen para la gloria de Dios.

Un comentario sobre “Cuando Tu iglesia te Decepciona

    Georgina Cruz Ruiz. escribió:
    6 diciembre 2017 en 8:17 pm

    Hola,se que la iglesia la formamos las personas que somos imperfectas que Cristo es, la cabeza y se entregó por amor a ella,y no es mi intención juzgar a nadie!!, Sólo que en la iglesia que asisto,la problemática es: que los que están en el liderazgo ,son personas que les gusta envaneserse en supropia gloria…Son personas no tienen preparación,se colocan en puestos para atraer la atención de lo que hablan hacen y piensan!(por sus frutos son conocidos,no leen la biblia,ni mucho menos se practica,no ayunan ,ni mucho menos orán!! todo se ve reflejado en una iglesia que el modernismo le está haciendo mal y hoy es una iglesia solo espectadora, que se conforma cada domingo en día más de entretenimiento!!triste realidad.He tratado de ayudar dándole sugerencias,y solo escuchan..Lamentablemente algunos hermanos nos damos cuenta otros solo murmuran y unos hacen como que no pasa nada y otros creen que es lo que le agrada a Dios y que cada culto que se realiza es correcto.Se vive una total irreverencia, (entrando y saliendo del templo y llegando tarde..!!Oh Los líderes (pastores)están tan insensibles que creen que están bien!! Perdieron la visión a lo que fueron llamados)…Y si uno trata de exortalos solo escuchan tratando de desviar la conversación!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s