¿Por qué un Seminario? Prueba B: Charles Spurgeon

Posted on

ESJ-2017 1204-001

¿Por qué un Seminario? Prueba B: Charles Spurgeon

Por Clint Archer

Nuestra discusión sobre por qué una educación de seminario puede o no ser necesaria comenzó con la “Prueba A: Joel Osteen”. Rev Osteen dirige una de las iglesias más grandes de los Estados Unidos sin el beneficio de la formación teológica formal. Después de su entrevista con Larry King, nuestro argumento puede parecer sólidamente contra aquellos que se aventuran en el ministerio sin estudios. Pero para ser exhaustivo, otro espécimen debe deslizarse bajo nuestro microscopio. Charles Haddon Spurgeon (1834-92) a menudo es aclamado como un excelente ejemplo de la habilidad de Dios para usar hombres no entrenados para el ministerio. Pero, ¿es Spurgeon realmente el chico del cartel de los teológicamente incultos?

Permítanme dejar constancia de que la educación formal NO es un requisito bíblico para los pastores. Personalmente, he conocido a docenas de pastores en África y Asia que ni siquiera se han graduado de su sistema de escuelas públicas, pero que son predicadores poderosos, con una perspicacia teológica innegable y un dominio impresionante de todo lo doctrinal. Por el contrario, he conocido a graduados de seminario con más grados que Celsius que no viven el evangelio ni aman a la iglesia, ¡y algunos ni siquiera conocen al Señor!

Entonces sería temerario usar el seminario como una prueba de fuego de la aptitud de uno para el ministerio. Dios usa el carácter como el requisito primaria ( 1 Tim 3:1-7 ). En la categoría de capacidades, solo dos capacidades principales deben ser evidentes, a saber, la capacidad de administrar su hogar, (1 Tim 3:4 ) y la capacidad de enseñar (1 Tim 3: 2).

Pero le presento que, aunque no es necesaria una capacitación formal para el ministerio, debe haber educación rigurosa en algún momento antes de que se la considere “capaz de enseñar”.

Ese requisito bíblico no solo asume la capacidad de comunicar conocimiento, sino que existe un cuerpo de doctrina exacto que se comparte. “Apto para enseñar” se refiere tanto a la doctrina del predicador como a su destreza homilética.

Charles Spurgeon no tenía títulos universitarios. ¿Pero es cierto que él no tenía formación teológica?

Permíteme producir la carta de triunfo en mi gambito de apertura …

Spurgeon poseía el don raro y envidiable de una memoria eidética, lo que ahora comúnmente llamamos memoria fotográfica. Su mente era como una trampa de acero, nunca se le escapó nada que quedara atrapado en el control de su atención.

¿Puede imaginar lo que debe ser tener cada trivialidad que alguna vez hayas leído masticando un poco como un caballo ansioso en las puertas de carreras, solo estar ala espera de que salga la orden de su boca? Spurgeon pudo citar, textualmente, grandes pasajes de libros que había leído solo una vez varios años antes.

Su abuela fue la que descubrió a esta prodigiosa superpotencia en gran pérdida para su monedero. En un intento de alentar la piedad, ella le ofreció pagarle una moneda por cada himno que pudiera memorizar. Poco sabía ella que Charlie podía aprender más rápido de lo que podía hacerlo con trozos de basura, o tal vez habría ofrecido la recompensa por el último ejercicio.

La memoria de Spurgeon fue apoyada por su intelecto imponente y su curiosidad insaciable. Leía todos los libros en los que podía conseguir sus patas rellenas, y devoraba tomos con la facilidad y el éxtasis que la mayoría de los niños reserva para los dulces.

Para cuando alcanzó la edad en la que la mayoría de los seminoides ingresan al seminario para comenzar su gira griega y hebrea, Spurgeon, de veinte años, que ya dominaba las lenguas bíblicas, pastoreaba su segunda iglesia, la New Park Street. Capilla en Londres!

Lejos de ser un pueblerino y mal gusto (como algunos críticos lo describieron en sus primeros años), la sabiduría, el conocimiento, el discernimiento y la perspicacia de Spurgeon fueron las cuatro ruedas que llevaron su sagacidad oratoria. Su predicación fue insuperable en poder y elocuencia. Él engendró 3.600 sermones y cerca de cincuenta libros, cada uno de los cuales se lee como una obra maestra de genio literario y retórico.

También tenía la ética de trabajo de una máquina de coser de maquiladora, perforando proyectos con poco descanso hasta su muerte relativamente temprana a los cincuenta y siete años de edad. Inició escuelas, orfanatos, seminarios y, literalmente, docenas de sociedades que multiplicaron su producción para el reino. Se puso en contra del liberalismo de su época en la infame Controversia del Declive porque valoraba la precisión doctrinal con valentía inquebrantable.

Uno tiene dificultad para imaginar a Spurgeon respondiendo: “No sé” cuando se le pregunta quién va al cielo, por qué los musulmanes están equivocados, o por qué Dios permite el sufrimiento.

Incidentalmente, Spurgeon sufrió mucho a lo largo de su ministerio emocionalmente (traición), espiritualmente (depresión), socialmente (crítica pública incesante) y físicamente (gota).

Y a través de todo, Spurgeon captó la teología profunda y la aplicó a su propia condición. Le encantaba mostrar bíblica y prácticamente que las pruebas demuestran y mejoran nuestra fe, adornan el evangelio y magnifican la gloria de Dios.

Entonces, si usted es un aspirante a seminoide que todavía no está seguro de si alguna vez llegará a las salas sagradas de un seminario acreditado, alégrese. Dios no requiere una ceremonia de graduación o un pergamino montado. Lo que sí espera es que hagas lo mejor que puedas con lo que te da. Y quién sabe, si eres fiel con lo que él proporciona, ¿quizás te dará más para ser fiel?

Si alguna vez tienes la oportunidad de continuar tus estudios, tómalo con gusto. Y aprende a sustituir “No sé” por “Lo averiguaré y te responderé.”

Un comentario sobre “¿Por qué un Seminario? Prueba B: Charles Spurgeon

    ¿Por Qué El Seminario? Prueba C: John MacArthur « escribió:
    11 diciembre 2017 en 12:12 pm

    […] cada vez más predecible refrán de Osteen, “No sé.” Entonces volvimos nuestra atención a la Prueba B , otro pastor de mega iglesia no entrenado de antaño, Charles Haddon […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s