Después De Todo, Ellos Son Nuestros Hijos

Posted on

ESJ-2018 0104-002

Después De Todo, Ellos Son Nuestros Hijos

Por Kim Shay

En un mundo perfecto, los padres cristianos les enseñarían el Evangelio a sus hijos, y sería aceptado rápidamente, y sin incidentes. Los hijos irían sin problemas desde la niñez a una adultez piadosa sin un destello de manifiesto.

Como sabemos, no vivimos en un mundo perfecto. Y la realidad es que los buenos padres cristianos crían hijos que les dan noches sin dormir y les rompen el corazón. Sé cómo es eso. Si tienes hijos que nunca te dieron problemas, ¡alaba a Dios por ello! Pero para aquellos de nosotros que hemos tenido hijos que se pierden o luchan en su fe, puede ser extremadamente doloroso. Sentimos vergüenza y culpa. Podemos sentir enojo. Pero no debemos desesperarnos. Para aquellos que pueden estar en medio de ese tipo de temporada, aquí hay algunos pensamientos.

No Asuma Toda La Culpa

Si te culpas por sus pecados, ¿eso significa que tomas la gloria cuando ellos no pecan? Piénsalo. Si fallaste en predicar el evangelio a tus hijos o cometiste errores, arrepiéntete de ellos. Pide perdón a Dios. Si es necesario, pídales a sus hijos que lo perdonen. Pero recuerde que nuestros hijos toman sus propias decisiones. Es parte de su crecimiento espiritual apropiarse de su fe.

No Compararlos Con Otros

Es tentador cuando nuestros hijos tienen problemas espirituales mirar con añoranza a las familias que parecen ser perfectas. No te rindas a eso.  Puede conducir a la amargura hacia nuestros propios hijos y nos impide sentir gratitud por lo que Dios nos ha dado. ¿Querrías que tu esposo te comparara con otra mujer?

No pregunte “¿Qué pensará la gente?”

Esa es una mala pregunta. Y especialmente no verbalizar eso a su hijo. Nuestra preocupación no es lo que la gente pensará de nosotros. Lo que es importante para nosotros es la relación de nuestro hijo con Dios. Preocuparse por lo que otros piensan hace que el asunto se trate de nosotros, y no se trata de nosotros. Puede crear una situación de adversidad entre nosotros y nuestros hijos si nos preocupamos de que nos hagan quedar mal.

Sea Discreto

Tenga cuidado cuando comparta detalles de la lucha de su hijo; cuantos menos detalles, mejor. Respeta la privacidad de tu hijo. Encuentre una o dos personas en las que confíe y que puedan mantener la confianza. Pídales a las personas que oren sin dar detalles. No siempre necesitamos saber los detalles. Creo que no hace falta decir que las redes sociales no son un lugar para resolver su lucha con su hijo.

Concéntrese En Su Propio Caminar con Cristo

Si bien siempre seremos su madre, llega un punto en el que tenemos que dar un paso atrás y enfocarnos en otras áreas de servicio. Vivir solo en los problemas con nuestros hijos nos priva de las oportunidades de servir y, en última instancia, puede obstaculizar nuestro propio crecimiento. No los estamos abandonando, pero realmente, no hay mucho que podamos hacer. “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.” (Sal 37:4-5).

Confíale a Dios la Carga

Ore. Confía en Dios. No te desesperes. Algunos días es más difícil que otros, pero realmente es la mejor respuesta. Nos recordará quién está realmente en control. ¿No te alegra que Dios tenga el control y nosotros no? Yo si. Siga mirando a Cristo. “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.” (Sal 55:22).

Y, sobre todo, ama a tus hijos. Ámalos cuando no entiendas por qué están haciendo lo que están haciendo. Ámalos cuando estés frustrado, enojado y herido. Piensa en formas tangibles de mostrar amor. Estos hijos son nuestros, después de todo, nos los dieron a nosotros, no a otra persona. Recuerde que Dios está en control y más que dispuesto a soportar la carga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s