Cómo Reconciliarse Con Otro Cristiano

Posted on

ESJ-2018 0115-002

Cómo Reconciliarse Con Otro Cristiano

Por Jason Helopoulos

¿Cómo nos reconciliamos con nuestros hermanos cristianos? En mis trece años de ministerio pastoral, he descubierto que gran parte de mi llamado se refiere a ayudar a quienes han sido heridos por otras personas, especialmente por otras personas en la iglesia.

Vivimos en un mundo desordenado lleno de relaciones desordenadas. La iglesia existe en ese mundo, por lo que no es inmune a las relaciones desordenadas. La carta de Filemón es el ejemplo A. Las circunstancias de esta carta son simplemente desordenadas. Pablo está prisionero y escribe una carta a Filemón – un esclavo – sobre el esclavo ladrón y fugitivo de Filemón: Onésimo. Y ellos son todos cristianos. Hablando de un desastre. La iglesia está desordenada, y no se pone mucho más desordenada que un esclavo y su amo en la misma iglesia. Tiendo a pensar que esta carta de Filemón reside en nuestras Biblias porque ofrece una de las relaciones más complejas y desordenadas que la iglesia podría experimentar y proporciona una bella imagen de cómo buscar la reconciliación en medio de tales relaciones. El apóstol Pablo se acerca a la reconciliación entre estos dos hermanos magistralmente.

Pablo practica la paciencia. Él toma tiempo antes de preguntar algo de Filemón. Él establece una base. Tiene 145 palabras en esta carta de 335 palabras antes incluso de mencionar a Onésimo. Y Onésimo es la única razón por la que está escribiendo esta carta. Note el fundamento que él establece: le informa a Filemón de su propio amor por Cristo (vv.1, 4, 6, 9) y luego su amor por Filemón (vv. 4, 5, 7). Deje que los demás conozcan su amor por Cristo y su amor por ellos primero. El atractivo o la corrección que fluye de ese flujo estarán menos obstruidos.

Pablo no exige ni intenta controlar a Filemón. Él lo atrae (vv. 8-10). Nunca puedes obligar a alguien a reconciliarse. No puedes exigirlo. Pablo dice en el versículo 8: “Por lo cual, aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte hacer lo que conviene, no obstante, por causa del amor que te tengo, te ruego,” Él sabe que el amor debe manifestarse para la verdadera reconciliación, pero el amor no puede ser obligado. No puede ser forzado. Hace lo mismo en Filipenses 4 cuando se dirige a Euodia y Síntique, dos mujeres en conflicto en la iglesia de Filipos. Él dice: “Ruego a Evodia y a Síntique, que vivan en armonía en el Señor.” (v. 2). Él apela a ellas individualmente.

Pablo le recuerda a Filemón el Evangelio. ¿Cómo apela Pablo a Filemón? Pablo le recuerda a Filemón muchas veces que es un hijo de Dios, un hermano en el Señor y un receptor de la gracia (Filemón 5, 7, 11, 16). La reconciliación en el cuerpo de Cristo fluye del Salvador reconciliador. Filemón ha recibido abundante amor, perdón y gracia en Cristo, y esto es importante para su relación con Onésimo. De nuevo, en el versículo 8, Pablo dice: “aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte hacer lo que conviene.” Recuerda el evangelio, Filemón. Nos libera, pero también nos constriñe.

Pablo recuerda el punto de vista de Filemón. Note que Pablo considera el estado de ánimo de Filemón. Hay empatia aqui. La paciencia que Pablo ejerce está fuera de la atención de Filemón. Lo más probable es que esta fue la primera vez que Filemón había oído hablar de Onésimo después de haberle robado y escapó. Si Pablo hubiera apelado inmediatamente a Filemón con respecto a Onésimo, Filemón habría retrocedido. Pero Pablo entiende a la gente. Él toma en cuenta los sentimientos e inquietudes de Filemón. Él recuerda a la otra persona. A menudo, cambiará nuestro enfoque a una situación cuando consideramos cómo la puede ver el otro individuo.

Pablo le recuerda a Filemón que los cristianos son familia. La reconciliación cristiana es siempre la reconciliación entre los miembros de la familia.¿A quién está recibiendo Filemón? No solo Onésimo, su esclavo, sino ahora Onésimo, su hermano en Cristo. Pablo deja esto en claro en el versículo 10: “Te ruego por mi hijo”. En efecto, Pablo está argumentando, “Ustedes son hermanos. Esto debe afectar su relación y determinar su enfoque hacia él, Filemón. A pesar de todas sus diferencias, todos sus dolores y toda la traición. Sin embargo, ahora estás unido como familia.”

Pablo le da a Filemón una perspectiva eterna. Durante el conflicto, ayuda a considerarlo a la luz de la eternidad. Pablo le recuerda a Filemón que en un momento Onésimo era su esclavo en la carne, pero ahora él es un hermano amado “en el Señor” (v. 16). Esto es eterno. Aquí hay una relación que es más grande, más profunda, más completa y que nunca terminará. ¿Cuántos de nuestros desacuerdos, malentendidos, sentimientos de amargura y falta de perdón en el cuerpo de Cristo desaparecerían si miramos nuestro conflicto a la luz de la eternidad?

Pablo sigue confiando y esperando la respuesta de Filemón. Esta puede ser la parte más difícil de la reconciliación, ya sea que intentemos ayudar a otros o que la necesitemos en nuestras propias vidas. Él dice: “Te escribo confiado en tu obediencia, sabiendo que harás aun más de lo que digo.” (v. 21). A menudo podemos pensar: “¿Por qué molestarse? Sé cómo responderán. Después de todo, hay demasiado dolor para la sanidad. Hay demasiada ofensa.” Pero ninguno de estos pensamientos ocupa la mente de Pablo. Él tiene esperanza porque él conoce el poder del amor de Cristo obrando en un hombre. Sé lleno de esperanza acerca de tus hermanos y hermanas en Cristo y acerca la reconciliación con una mente así.

La reconciliación en el cuerpo de Cristo es esencial. Cristo dijo: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros.” (Juan 13:35). Los cristianos evidencian este tipo de amor en la ética del reino del perdón y la reconciliación.

El reverendo Jason Helopoulos es pastor asociado de la Iglesia Reformada de la Universidad (PCA) en East Lansing, Michigan.

Es autor de The New Pastor’s Handbook and A Neglected Grace: Family Worship in the Christian Home .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s