Una Lección Del Viernes Santo Que Involucra El Uso Del Antiguo Testamento En El Nuevo Testamento

Posted on

ESJ-2019 0419-001

Una Lección Del Viernes Santo Que Involucra El Uso Del Antiguo Testamento En El Nuevo Testamento

por Michael J. Vlach

Sucede que mi estudio del “Uso del Antiguo Testamento en el Nuevo Testamento” se cruza con el Viernes Santo de hoy. Esto implica la cita de Salmo 31:5 en Lucas 23:46.

El Salmo 31 describe la confianza de David en Dios cuando está en apuros. Mientras está en confusión, es el Señor en quien David se refugia; y es el Señor quien es la roca y fortaleza de David (Salmo 31:1-3). Con el versículo 5 David declaró: “En tu mano encomiendo mi espíritu; tú me has redimido, oh Señor, Dios de verdad.” David confió en el Señor con su vida.

Siglos más tarde, a pocos momentos de la muerte, el último David, Jesús el Mesías, citó las palabras de confianza de David en el Salmo 31:5 como se describe en Lucas 23:46:

Y Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.

Esto no fue una coincidencia. El primer David confió en Dios durante tiempos difíciles, y ahora el último David, Jesús, confió Su vida a Dios en el último momento de oscuridad en la cruz mientras llevaba los pecados del mundo. Pao y Schnabel señalan que la cita de Jesús del Salmo 31:5 revela dos verdades.

Primero, demuestra que la muerte de Jesús cumple los propósitos de Dios en medio de la oscuridad.

Y segundo, revela “que él[Dios] lo rescatará[Jesús] de sus enemigos y lo levantará de entre los muertos”. Así, las palabras finales de Jesús son más que las bonitas y famosas últimas palabras; fueron “un gesto de confianza”. Eran una declaración de confianza en Dios para vindicarlo decisivamente y levantarlo de entre los muertos.

El Salmo 31 expresa la confianza de corazón de David en que Dios lo liberaría. Mientras que el Salmo 31:5 probablemente no es una profecía directa de lo que Jesús diría en la cruz, era apropiado que Jesús usara las palabras del primer David concernientes a la confianza en el Señor mientras Su vida terrenal como el David ideal expiraba. Este es un uso contextual del AT. Como Pao y Schnabel notan: “La apropiación del Salmo 31:5 en el v. 46 no viola el contexto original y el significado del salmo.” Toma la confianza de David en Dios en la vida y la extiende hasta la muerte, en este caso la muerte del Mesías.

Estas son palabras sobrias y alentadoras para pensar en el Viernes Santo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s