Día: 8 abril 2019

Pastor: Su Ministerio Es Misericordia

Posted on

ESJ-2019 0408-003

Pastor: Su Ministerio Es Misericordia

Por John MacArthur

Sólo por Su Gracia

El entendimiento profundamente arraigado de Pablo de que su llamado era una expresión totalmente inmerecida de la gran misericordia de Dios hacia él, fue en sí mismo una de las convicciones fundamentales que lo mantuvieron fiel hasta el final. Fue llamado y comisionado para el ministerio únicamente “por la misericordia de Dios” (2 Co. 4:1). Esto es por supuesto cierto para cada persona que es llamada a servir a Cristo en el ministerio. No es un privilegio que nos hayamos ganado. Dios no nos llama por ninguna aptitud o habilidad que desarrollemos por nuestra cuenta. No estamos en el ministerio porque somos de alguna manera más justos o más dignos que otros. Es misericordia. Leer el resto de esta entrada »

Pablo y Timoteo: Un Buen Ejemplo de Discipulado

Posted on

ESJ-2019 0408-002

Pablo y Timoteo: Un Buen Ejemplo de Discipulado

Por David Huffstutler

Nota: Esta es la parte 1 de 3 de una serie, “Disciplinar a los hombres jóvenes”.

El propósito de este post y el segundo y es animar a los hombres cristianos a alcanzar y discipular a los hombres más jóvenes. En cuanto a lo que queremos decir con “discipular a hombres jóvenes”, espero animarnos a ministrar a hombres jóvenes en la iglesia que son notablemente más jóvenes en edad (es decir, probablemente menores de 18 años) y que todavía no han llegado al punto en que puedan hacer discípulos con confianza por sí mismos. Pero no nos detendremos ahí – espero animarnos a discipular a estos jóvenes a medida que crecen y se convierten en hombres cristianos que a su vez discipulen a otros de la misma manera. Leer el resto de esta entrada »

Eres Parte de un Gran Plan

Posted on

ESJ-2019 0408-001

Eres Parte de un Gran Plan

por Clint Archer

En el mundo del ajedrez se le conoció como el Juego del Siglo. El 17 de octubre de 1956, el gran maestro, Donald Byrne, estaba jugando un partido muy publicitado contra un niño de 13 años llamado Bobby Fischer. Fischer ya había sido llamado un prodigio del ajedrez, pero nadie sabía que sería considerado como el mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos. Pero el épico partido contra Byrne fue un presagio de maravillas por venir.

El impacto de la sorpresa fue amplificado por la forma en que comenzó el juego. El joven Bobby Fischer pareció cometer una serie de errores torpes al principio. Perdió su caballo en el movimiento 11, perdió el dominio del centro, puso sus piezas en peligro y en el movimiento 17, Fischer optó por sacrificar a su reina. Leer el resto de esta entrada »