El Malvado Consejo Promulgado En La Historia

Posted on

ESJ-blog 20201226_01

El Malvado Consejo Promulgado En La Historia

Reflexionando Sobre La Música De Dios

Por Scott Aniol

Los Salmos 1 y 2 expresan dos imágenes diferentes de la vida bajo Dios: como un árbol floreciente, o como una esclavitud opresiva. La imagen que te controle determinará tu camino y tu destino final.

La malvada imaginación del gobierno de Dios que discutimos la ocasión pasada ha sido promulgada a lo largo de la historia. Piense en el consejo de la serpiente a Eva: ¿Dios realmente ordenó que no comieras del árbol? ¡Eso es una carga! Él sólo sabe que te convertirás en alguien como él. Rompe ese vínculo y come del fruto.

O piensa en la Torre de Babel. Dios había ordenado a Noé y a sus hijos que “sed fecundos y multiplicaos; poblad en abundancia la tierra y multiplicaos en ella.” Pero sus descendientes emigraron juntos hacia el este, y dijeron: "¡Eso es una carga! Arrojen ese cordón de nosotros. “Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso, para que no seamos dispersados sobre la faz de toda la tierra.” Lo que Dios pretendió como una bendición para ellos, lo vieron como una restricción.

O piensa en los israelitas. Dios les dio la ley de Moisés, y dijo: “Y sucederá que si obedeces diligentemente al Señor tu Dios, cuidando de cumplir todos sus mandamientos que yo te mando hoy, el Señor tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.”

Y los hebreos dijeron, ¡eso es una carga! Si queremos paz en la tierra, debemos casarnos con los cananeos, en contra de la ley de Dios. Y si queremos que nuestros cultivos crezcan, necesitamos adorar a Baal, el dios de la tormenta. Y si queremos tener hijos, debemos adorar a Astarot, el dios de la fertilidad. Rompamos esas ataduras y tiremos las cuerdas de nosotros. Querían la buena vida, pero su imagen equivocada de la vida bajo el gobierno de Dios, su imaginación de algo vano, les llevó a deshacerse de lo que veían como ataduras y cuerdas restrictivas, cuando en realidad los mandatos que Dios les dio eran el camino hacia el verdadero florecimiento.

Podría seguir y seguir… esta es la historia de la historia humana. Y este es exactamente el punto del Salmo 2; recuerden, los Salmos 1 y 2 introducen el marco estructural de todo el salterio. El Salmo 1 nos introduce a los conceptos básicos fundamentales, y el Salmo 2 muestra cómo estos conceptos funcionan a través del curso de la historia humana.

De hecho, así es exactamente como los apóstoles de Jesús interpretaron el Salmo 2. En Hechos 4, Pedro y Juan experimentan la primera persecución por parte de los judíos, y después de ser liberados, pueden imaginar que podrían haber estado tratando de averiguar por qué les sucedió esto. Quiero decir que aquí estaban, seguidores de Jesús, buscando hacer su voluntad, buscando la vida bendecida en él, y ¿qué obtienen por ello? Son arrestados. Fueron arrestados por sanar a un hombre y por enseñar a la gente sobre Jesús.

La desafortunada realidad es que no estamos muy lejos de eso en nuestro país. Si en un futuro no muy lejano se te arresta simplemente por enseñar a alguien sobre Jesús, ¿cómo vas a responder? La respuesta se basará en lo que ha formado su imagen de la buena vida. Si su imagen de la buena vida ha sido moldeada por el sueño americano – una casa bonita y confortable, sin oposición, libertad total – entonces usted va a ceder a la presión en busca de esa imagen de la buena vida.

Bueno, ¿cómo respondieron los apóstoles? Fueron al Salmo 2. Reconocieron el Salmo 2 como una lente fundamental a través de la cual interpretar toda la historia humana como un conflicto en las imágenes de la buena vida, una vida bajo el gobierno de Dios vs. una vida que desecha el gobierno de Dios. Y citaron los versículos 1 y 2 del Salmo 2 porque reconocieron que lo que les estaba sucediendo era sólo otro de una larga lista de ejemplos de este conflicto retratado en el Salmo 2.

Y, de hecho, también reconocieron que su pequeña parte en el desarrollo del marco que el Salmo 2 establece no estaba ni cerca del ejemplo más significativo de ello. Este tipo de conflicto ocurrió en el jardín, ocurrió en Babel, ocurrió con los hijos de Israel, y estaba ocurriendo con los apóstoles, pero el momento más significativo en que ocurrió es el que los apóstoles reconocieron inmediatamente. Justo después de citar los dos primeros versículos del Salmo 2, dicen esto:

Porque en verdad, en esta ciudad se unieron tanto Herodes como Poncio Pilato, juntamente con los gentiles y los pueblos de Israel, contra tu santo siervo Jesús, a quien tú ungiste. (Hechos 4:27)

¿Cuál fue el máximo ejemplo de las naciones enfurecidas y la gente imaginando una cosa vana? ¿Cuál fue el máximo ejemplo de los malvados actuando su imagen del gobierno de Dios como opresivo? Los apóstoles sabían que el máximo ejemplo del Salmo 2 era la crucifixión del Hijo de Dios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s