Apocalipsis 3:14 ¿Qué significa que Jesús es “el principio de la creación de Dios”?

Posted on

ESJ-blog 20200531_02

¿Qué significa que Jesús es “el principio de la creación de Dios” en Apoc. 3:14?

POR MARK HITCHCOCK

En el Apocalipsis se dan más de 30 nombres y títulos distintos a Jesús. La mayoría de ellos son bastante sencillos y fáciles de interpretar, pero hay algunos que requieren una investigación más detallada, como la referencia a Jesús como "el principio de la creación de Dios" en Apocalipsis 3:14. Algunos han tergiversado erróneamente este título en el sentido de que Jesús fue el primer ser creado por Dios, es decir, que fue el principio o la etapa inicial de los actos creativos de Dios. Esta visión herética de Cristo no es lo que significa este título.

En este versículo, la palabra "principio" (arche en el texto griego original) significa "origen" o "primera causa". Jesús no es el primero de la creación. Más bien, Él es anterior a toda la creación. [84] Él es el Creador increado. Juan escribió lo mismo en Juan 1:1-3. “En el principio existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba en el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de Él, y sin Él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.”

Treinta años antes, Pablo había escrito lo mismo a la iglesia de Colosas, que era una iglesia hermana de la de Laodicea (Colosenses 4:13,16). Colosenses 1:15-18 dice,

15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; 18 y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;.

Tanto Colosas como Laodicea estaban en el valle del río Lico, en la parte occidental de la actual Turquía. Es posible que el mismo error cristológico que había existido en Colosas cuando Pablo escribió a principios de los años 60 d.C. todavía perduraba en la iglesia de Laodicea más de 30 años después cuando se escribió el Apocalipsis. Para zanjar la cuestión de una vez por todas, Jesús subraya que Él es el origen, la fuente, el originador, el creador de todas las cosas. No deja ninguna duda. John Phillips lo dijo bien: “Él es quien arrojó las estrellas al espacio, aró las cuencas del mar y levantó contra el horizonte del mundo la poderosa cordillera del Himalaya. Ni una brizna de hierba crece sin Su permiso; ni una mota de polvo se mueve. Él es el origen de la creación de Dios, el que todo lo controla, el Cristo dinámico.” [85]

Recuerde que en Apocalipsis 3:14-22, Jesús se dirige a la iglesia rica, autosuficiente y complaciente de Laodicea. Esta auto-identificación tuvo un profundo impacto práctico para aquellos empapados en la auto-confianza. “En su riqueza y complacencia, pensaban que tenían el control; Jesús les está diciendo que sólo él controla la creación; él es la fuente misma de su riqueza y poder.” [86] Los que son ricos en las cosas de este mundo necesitan recordar que todo lo que poseen proviene del Creador. Él es el dueño de todo. Este es un recordatorio relevante también en nuestros días: Jesús es el originador de la creación de Dios.

84. Walvoord, Revelation, 88.

85. John Phillips, Exploring Revelation (Neptune, NJ: Loizeaux Brothers, 1991), 73.

86. Osborne, Revelation, 205.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s