¿Quiénes son los 144.000 en Apocalipsis 7:1-8?

Posted on

ESJ-blog 20200702_03

¿Quiénes son los 144.000 en Apocalipsis 7:1-8?

POR MARK HITCHCOCK

En el libro del Apocalipsis, los siete sellos, las siete trompetas y las siete copas hacen avanzar la acción. Entre estas series de juicios hay interludios o pausas que permiten vislumbrar a los principales actores y acontecimientos que forman parte del desarrollo del drama de los siglos.

El primer intermedio, interludio o pausa en la acción del Apocalipsis se produce en Apocalipsis 7. Este capítulo cae entre la apertura de los sellos sexto y séptimo y describe dos grupos de personas cuyas actividades y ministerio comenzarán durante el tiempo en que se abren los sellos. Estos dos grupos son los 144.000 y la hueste innumerable.

Hay muchos puntos de vista sobre la identidad de los 144.000, y de hecho hay grupos que han tratado de identificarse como parte de los 144.000. David Jeremiah refuta dos de estos intentos:

Los sellados no son los Adventistas del Séptimo Día. Estas personas creen que los 144,000 son miembros de su iglesia que se encuentran observando el sábado judío cuando el Señor regrese de nuevo, y son raptados a la gloria. Para que esto sea verdad, cada Adventista del Séptimo Día tendría que ser judío en su linaje y de una de las doce tribus.

Ellos no son el culto conocido como los Testigos de Jehová. Este grupo solía afirmar que todos sus miembros estaban en este número, pero cuando el grupo creció a más de 144,000 miembros, tuvieron que revisar su enseñanza. [107]

Hay dos puntos de vista principales con respecto a la identidad de los 144.000. Primero, muchos sostienen que son un símbolo de la iglesia. El problema con este punto de vista es que, en el Nuevo Testamento, la iglesia nunca se equipara con Israel. Como dice John Walvoord:

La idea que prevalece de que la iglesia es el verdadero Israel no se sostiene por ninguna referencia explícita en la Biblia, y la palabra Israel nunca se usa para los gentiles y se refiere sólo a los que son descendientes raciales de Israel, o Jacob. Por lo tanto, el remanente de Israel, tal y como se describe en el Apocalipsis, no debe entenderse como la iglesia. Sería bastante ridículo llevar la tipología de Israel representando a la iglesia hasta el punto de dividirla en doce tribus como se hizo aquí, si la intención del escritor era describir a la iglesia. En cambio, es una clara indicación del propósito continuo de Dios para la nación de Israel y su preservación a través de este terrible tiempo de problemas. [108]

Muchos de los que sostienen que los 144.000 de Apocalipsis 7:1-8 son la iglesia, también los consideran paralelos a la gran hueste de gentiles de Apocalipsis 7:9-18. Ven estos pasajes como una descripción de la iglesia. Consideran que estos pasajes describen al mismo grupo. Sin embargo, una simple comparación de los dos grupos revela que no son lo mismo.

 

Apocalipsis 7:1-8

Apocalipsis 7:9-18

Numero

144,000

Innumerable

Nacionalidad

Judíos

Gentiles

Lugar

Tierra

Cielo

Condición

Protegidos

Martirizados

El segundo punto de vista, el que yo sostengo, es que los 144.000 son creyentes judíos varones que serán salvados y sellados por Dios para servir durante la Tribulación. El apoyo a este punto de vista se extrae de las claras declaraciones del texto. Como dice Ryrie, “La identificación no es un problema si el lenguaje se entiende claramente.” [109] No hay ninguna razón en el contexto para tomar los 144.000 como otra cosa que 12.000 hombres de cada una de las 12 tribus de Israel. Todas las demás referencias en el Nuevo Testamento a Israel se refieren al Israel literal o al pueblo judío. Cambiar este significado consistente en este punto tardío de las Escrituras no tiene sentido.

Claramente, habrá judíos salvados durante la Tribulación además de los 144,000. Muchos de ellos serán martirizados. Los 144,000 son un grupo especial que Dios usará para difundir el evangelio y que protegerá y preservará hasta el final de la Tribulación. "Estos 144.000 hebreos servirán como testigos fieles, valientes y diligentes de Cristo durante el período más oscuro de la historia de la tierra… Dios los usará para cumplir el antiguo llamado del Antiguo Testamento del pueblo hebreo de ser testigos de Dios entre las naciones". [110] Dios nunca se queda sin un testigo fiel.


107 . Jeremiah, Escape the Coming Night , 135.

108 . Walvoord, Revelation , 141.

109 . Ryrie, Revelation , 51.

110 . Swindoll, Insights on Revelation , 119.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s