Casi Muerta: Pronunciación Griega, Retención, 6ª. Pte.

Posted on

ESJ_BLG_202100913_02

Casi Muerta:  Pronunciación Griega, Retención, 6ª. Pte.

  Por Clint Archer

La semana pasada analizamos cinco formas de abordar la recuperación y retención del griego perdido. Una de las opciones era probar el enfoque de las lenguas vivas. Una lengua "muerta" es aquella que se lee y se estudia pero ya no se habla. El latín es probablemente la lengua muerta más conocida. El griego koinē le sigue de cerca.

Pero todo eso está cambiando. Hay quienes creen que ha llegado el momento de la resurrección de esta lengua antes muerta. Se trata del enfoque de la lengua viva, en el que se anima a los alumnos a hablar y pensar en griego. En palabras de Miracle Max en La Princesa Prometida, sólo está casi muerta.

¿Qué es mejor, estudiar un fósil de dinosaurio o un dinosaurio real, vivo y que respira? Pues bien, las lenguas nunca fueron concebidas para ser sólo analizadas y diseccionadas; son vivas y dinámicas. Hasta que dejan de serlo.

Una vez que una lengua se transforma hasta el punto de que nadie la habla, muere. Estudié Chaucer y Shakespeare en la universidad.

Cuando vi Romeo y Julieta de Baz Luhrmann (la película de Leonardo DiCaprio y Clare Danes), me sorprendió gratamente que pudiera entender completamente lo que decían. Podía entender y quizás imitar el inglés isabelino, pero no mantener una conversación con fluidez.

Pero hay una razón por la que no hay obras de teatro ni películas de Chaucer (Historia de un Caballero con Heath Ledger, está hecha en inglés moderno por razones obvias). Yo podía leer a Chaucer, y entender sólo algo de lo que se leía en voz alta en clase, pero nunca pude hablarlo.

Koinē es al griego moderno lo que Chaucer es al inglés.

Miles de personas leen el Nuevo Testamento en griego, e incluso los Padres Apostólicos y la Septuaginta (Antiguo Testamento griego), pero no ha habido mucha necesidad ni interés en hablar Koinē. Y sin embargo, nuestros cerebros están cableados para escuchar y hablar en una lengua, por lo que se deduce que si una persona intenta hablarla, naturalmente será más fácil leerla y entender lo que está escrito. Este es el objetivo del enfoque de las lenguas vivas. El problema es que, como nadie ha hablado Koinē durante siglos, nadie sabe exactamente cómo se pronunciaba. Pero, ¿crees que eso detendría a un nerd griego decidido? Ni por asomo…

Hay tres escuelas principales de pronunciación del griego de Koinē: Erasmiana, Moderna y Reconstruida.

1. Erasmiano.

Esta pronunciación se atribuye a Desiderius Erasmus, un erudito del Renacimiento que la describió en 1528. Eso fue 1300 años después de que alguien hablara realmente la lengua. Erasmo sabía que el griego no sonaba así, pero era una forma muy eficaz de enseñar a los alumnos a pronunciarlo. Cada letra y cada combinación de letras tiene un sonido distinto, de modo que cuando se lee una palabra en voz alta, todos los alumnos pueden escribirla correctamente. Si aprendiste griego en el seminario, esta es la pronunciación que te enseñaron.

Las dos ventajas de este sistema: es fácil de aprender y casi todos los que saben griego conocen esta pronunciación. Es como el inglés americano comparado con el sudafricano. Como todos aprendimos el inglés americano en la televisión y el cine, tanto los sudafricanos como los australianos y los neozelandeses saben poner acento americano, pero la mayoría de los estadounidenses no pueden fingir un acento sudafricano (aunque el mejor trabajo que he oído fue el de Leonardo DiCaprio en Blood Diamond).

La objeción al sistema erasmiano es: ¡sabemos que es definitivamente incorrecto! Es como pronunciar el Tetragrammaton como "Jehová". De todas las posibles opciones de señalización vocálica, sabemos que Jehová es definitivamente la incorrecta, ya que se basa en la señalización de Adonai, utilizada por los judíos para evitar pronunciar el nombre inefable.

Como dijo un aguerrido opositor a este sistema,

La gente dice que usan y enseñan con la pronunciación erasmiana porque es más fácil para los estudiantes para el aprendizaje de vocabulario, ortografía, y lo que no.

¿Qué pasaría si los profesores de biología decidieran enseñar a sus alumnos que las ballenas son peces porque les resultaría más fácil recordarlo?

¿Por qué el griego sucumbe a estas evasivas por el bien de sus alumnos cuando ninguna otra disciplina o campo de estudio aceptaría algo así?

2. Moderno.

Como su nombre indica, es cuando utilizamos la pronunciación del griego moderno aplicada a Koinē. Como hay millones de personas que hablan griego moderno, y la pronunciación se aprende fácilmente, podemos aplicarla al griego antiguo, ya que utilizan las mismas letras y muchas de las mismas palabras. La ventaja de esto es que el idioma suena bien, es fácil encontrar recursos para aprenderlo y hace que hablarlo sea más asequible.

La desventaja es que el griego moderno ha perdido el matiz de los diptongos y las combinaciones de letras de tal manera que resulta difícil distinguir los distintos sonidos. Muchas de las combinaciones de letras se pronuncian con "ee" y "oo", por lo que las palabras empiezan a sonar como otras y hay que conocer muy bien el contexto y estar bastante familiarizado con la lengua para entender lo que se dice.

Personalmente, no creo que esa objeción sea una razón para rechazar este sistema. La mejor razón es que muy, muy pocas personas utilizan esta pronunciación para Koinē ya que no se enseña en los seminarios.

Realmente espero que eso cambie. Sería estupendo que todos habláramos de la misma manera, y ésta es la más fácil de las pronunciaciones (aunque al principio es más difícil aprender griego con ella). Para el moderno se puede hacer la misma objeción que para el erasmiano: sabemos que los griegos del Nuevo Testamento no hablaban así.

A.T. Robertson, el padrino de los gramáticos griegos dijo,

Pocos, incluso entre los eruditos profesionales, son conscientes de lo pequeña que es la diferencia entre el griego del N.T. y un periódico ateniense contemporáneo.

Debemos admitir que el verdadero Koinē ciertamente sonaba más cerca del moderno que del erasmiano.

Lo que nos lleva a un enfoque muy interesante…

3. Reconstruido.

Se trata de un enfoque más sofisticado y matizado de la pronunciación. El líder en este campo es sin duda Randall Buth. Los que han adoptado esta idea examinan minuciosamente los manuscritos de la época en que se hablaba el koinē (aproximadamente entre el 300 a.C. y el 300 d.C.) para detectar los errores ortográficos. Esta ingeniosa técnica revela cómo sonaban las diferentes combinaciones de letras.

He aquí un ejemplo en inglés. Imagínese que estuviera dictando a una sala llena de escribas y leyera en voz alta: “Please tell me there were no fleas in the cheese.” ["Por favor, dígame que no había pulgas en el queso"]. Si algunos (pero no todos) de los escribas escribieran "Pleez tell mee their were no flease in the cheese", podríamos interpretar que "me" se pronuncia "mee" y que "there" y "their" sonaban igual, y que la combinación de letras "ee" y "ea" sonaba igual, y que la "s" y la "z" sonaban igual en determinadas condiciones, entonces los futuros estudiosos podrían "reconstruir" la pronunciación de estas palabras si el inglés acabara siendo una lengua muerta.

Erasmo diría que deberíamos pronunciar "por favor" como "plee-as", mientras que nosotros sabemos que en realidad suena como "pleeze".

Así pues, el griego reconstruido es probablemente lo más parecido a cómo sonaba en la época. El inconveniente es que muy, muy, muy poca gente utiliza este sistema. Si uno de ellos se va a poner de moda para sustituir el dominio del erasmiano, probablemente será el Moderno, no el Reconstruido.

En momentos como este desearía que hubiera un Papa protestante que pudiera declarar: "Todos vamos a cambiar al griego reconstruido". Entonces el debate se apaciguaría y todos podríamos ponernos de acuerdo. Por otro lado, siendo protestantes probablemente reaccionaríamos ante un Papa haciendo lo contrario. Así que realmente no hay esperanza de consenso hasta que todos lleguemos al Cielo y sepamos decir "digno es el Cordero" al unísono perfecto. O quizás incluso entonces "cada tribu lengua y nación" significa que cada campo de hablantes de Koinē tendrá su propia pronunciación representada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s