Pasos Para la Oración Exitosa, 1ª. Parte

Posted on

clip_image001 Pasos Para la Oración Exitosa, 1ª. Parte

por John MacArthur

1a. Parte: Comience con Alabanza

“Rogad, pues de esta manera: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas, así como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.” (Mateo 6:9-13)

Estudie las oraciones en las Escrituras ejemplares y no puede evitar darse cuenta de que todos ellas son breves y sencillas. La oración que es sincera, urgente y verdadera debe ser de ese estilo. La palabrería y la falta de contenido son insignias de la falta de sinceridad, sobre todo en la oración. La oración del publicano en Lucas 18:13 es tan corta y va al grano de lo posible: “Dios, sé propicio a mí, pecador!” Luego está la oración del ladrón en la cruz: “Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino” (Lucas 23:42). Esas oraciones están cortadas por el mismo grito de Pedro en busca de ayuda cuando estaba caminando sobre el agua, a veces citadas como la más breve oración en la Biblia: “¡Señor, sálvame!” (Mateo 14:30).

La Escritura registra muy pocas oraciones largas. Gran parte del Salmo 119 se dirige a Dios en el lenguaje de oración, y por supuesto, ese es el capítulo más largo de la Biblia. Aparte de eso, Nehemías 9:5-38 contiene la oración más larga en toda la Escritura, y puede ser leída en voz alta con expresión en menos de siete minutos. Juan 17 es la más larga la oración en el Nuevo Testamento. También es la más larga de las oraciones registradas de Jesús, a tan sólo veinte y seis versículos.

Sabemos, por supuesto, que Jesús hizo oraciones mucho más larga que esas, porque las escrituras registra varios casos donde oró en la soledad durante largos periodos de tiempo (Mateo 14:23, Marcos 6:46). Cuando convenía, El incluso pasaba la noche entera en oración (Lucas 6:12). Era su costumbre orar por lo tanto, tanto en privado como con sus discípulos (Juan 18:2). Y el patrón es claro: sus largas oraciones eran las que Él oró en privado. Sus oraciones públicas son ejemplos perfectos de palabras claras y directas.

Escuchar a Jesús orar y observar su dependencia constante de la oración privada dio a los discípulos un apetito por la oración. Entonces le preguntaron: “Señor, enséñanos a orar” (Lucas 11:1). Él respondió repitiendo la oración modelo misma que ha dado en el Sermón del Monte. Nosotros lo llamamos el Padre Nuestro. Más bien habría que pensar en ello como la oración de los discípulos, porque su elemento central es una petición del perdón divino, algo que Jesús no tendría que pedir. Al igual que todos las grandes oraciones, es a la vez sucinta y sin pretensiones. No hay una palabra desperdiciada, una pizca de vanas repeticiones, y ni una sola nota de ostentación o ceremonia en toda la oración:

“Y El les dijo: Cuando oréis, decid: "Padre, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. "Danos hoy el pan nuestro de cada día. "Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben.Y no nos metas en tentación."” (Lucas 11:2-4).

Esa oración fue un modelo para los discípulos a seguir, no un mantra para ser recitado sin comprometer la mente o las pasiones. Los diversos elementos de la oración de Jesús son todos recordatorios de lo que deben incluir nuestras oraciones: alabanza, petición, penitencia, y una petición de gracia en nuestra santificación. Esas no son sólo los elementos clave de la oración, también son algunas de las características principales de la auténtica adoración.

Y ahí es donde vamos a empezar en nuestro próximo artículo.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B120502
COPYRIGHT ©2012 Grace to You

2 comentarios sobre “Pasos Para la Oración Exitosa, 1ª. Parte

    julio cesar escribió:
    4 marzo 2013 en 12:25 pm

    Gracias es una buena enseñanza de nuestra comunicacion con Dios como debe ser de sincera directa y al corazon de Dios, me instruyo y estare orando que Dios les siga usando todos los dias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s