Elijo Pecar

Posted on

clip_image001 Elijo Pecar

Por Tim Challies

Evangelio-centrismo está de moda hoy en día. Queremos el Evangelio en el centro de nuestras vidas, nuestras iglesias, nuestras familias. Me fascina. Evangelio-centrismo no es más que una nueva frase que expresa la antigua práctica de contar el evangelio y vivir toda la vida a la luz de lo que Cristo ha hecho. El hecho es que el evangelio de la muerte y resurrección de Jesús es relevante para cada parte de la vida. Cuando decimos que estamos centrados en el Evangelio, esto es todo lo que queremos decir, que estamos comprometidos a seguir llevando el evangelio a nuestras mentes, para que pueda ser llevado a nuestros corazones, para que pueda ser llevado a nuestras vidas.

Me desperté esta mañana pensando uno de los componentes del evangelio: la morada del Espíritu Santo. En su muerte Cristo pagó por mis pecados y después que resucitó de entre los muertos y ascendió al cielo, envió a su Espíritu, el Espíritu Santo, para vivir dentro de mí. Hay una consecuencia gran alcance y poderosa que altera la vida: He sido liberado del poder del pecado. Es impresionante tener en cuenta que no tengo que pecar. Nunca he tenido una excusa para pecar. Ahora que tengo el Espíritu Santo que mora en mí, no hay poder en todo el universo tan fuerte que puede obligarme a pecar. Satanás, hizo desfile de tentación frente a mí, la gente que me rodea puede exigirme pecar, pero ninguno de ellos me puede obligar.

Si yo peco hoy —cuando hoy peco— no es porque yo tenía que, o porque alguien me obligó, sino sólo porque yo lo elegí. Los pecados que cometo entre el momento en que escribo estas palabras y el momento en llego a dormir será nada menos que actos de rebelión voluntaria contra Dios. No son errores, no son equivocaciones, no son nada, son actos de rebeldía contra mi Creador y Rey.

Es muy útil saber eso, admitir eso, responsabilizarnos de eso. Cuando me responsabilizo, puedo confesarlo. Cuando lo confieso, puede traer a la mente el evangelio, lo cual trae a mi corazón el evangelio, que transforma mi vida, lo cual trae gloria a Dios.

A menudo vuelvo a la descripción de Jerry Bridge de la forma en que habla sobre la práctica de la predicación del evangelio a uno mismo. Es sólo una forma de recordarse a sí mismo de la verdad, de recordarse a sí mismo de quién es en Cristo. Nunca pierde su poder, porque es poder de Dios. Aquí está cómo lo hace:

Puesto que el evangelio es sólo para los pecadores, empiezo cada día con la realización de que a pesar de que yo sea un santo, yo todavía peco todos los días en pensamiento, palabra, obra y motivo. Si soy consciente de todos los pecados sutiles o no tan sutiles, en mi vida, los reconozco hacia Dios. Incluso si mi conciencia no me está acusando de los pecados conscientes, todavía reconozco a Dios que no me he siquiera acercado a amarlo con todo mi ser ni amado a mi prójimo como a mí mismo. Me arrepiento de esos pecados, y luego aplico Escrituras específicas que me aseguren el perdón de Dios a los pecados que he confesado.

Entonces generalizo las promesas de la Escritura del perdón de Dios para toda mi vida y le dirijo las palabras de Dios en el sentido de que mi única esperanza de una buena relación con El aquel día es la sangre de Jesús derramada por mis pecados, y Su vida recta vivida en mi nombre . Esta confianza en la obra dual de Cristo, para mí está muy bien capturado por Edward Mote en su himno “The Rock Solid” con sus palabras, ‘Mi esperanza se basa en nada menos, que la sangre de Jesús y la justicia.’ Casi todos los días, me encuentro a mí mismo acudiendo a esas palabras, además de reflexionar sobre las promesas del perdón en la Biblia.

¿Qué textos puedo usar para predicarme el evangelio a mí mismo? Éstos son sólo algunos que elegí para cada día:

Como está de lejos el oriente del occidente, así alejó de nosotros nuestras transgresiones. (Salmo 103:12)

“Yo, yo soy el que borro tus transgresiones por amor a mí mismo, y no recordaré tus pecados.” (Isaías 43:25)

“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre El la iniquidad de todos nosotros.” (Isaías 53:6)

“BIENAVENTURADOS AQUELLOS CUYAS INIQUIDADES HAN SIDO PERDONADAS, Y CUYOS PECADOS HAN SIDO CUBIERTOS. BIENAVENTURADO EL HOMBRE CUYO PECADO EL SEÑOR NO TOMARA EN CUENTA.” (Romanos 4:7-8)

Por consiguiente, no hay ahora condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. (Romanos 8:1)

Hay muchos otros, incluyendo el Salmo 130:3-4, Isaías 1:18; Isaías 38:17; Miqueas 7:19, Efesios 1:07, Colosenses 2:13-14; Hebreos 8:12 y 10:17 – 18.

Cualesquiera sean las Escrituras que usamos para asegurarnos del perdón de Dios, debemos darnos cuenta de que cual sea lo que el pasaje afirma de forma explícita o no, la única base para el perdón de Dios es la sangre de Cristo derramada en la cruz por nosotros. Como el escritor de Hebreos dijo, “sin derramamiento de sangre no hay perdón de los pecados” (9:22), y el contexto deja claro que es la sangre de Cristo la que provee la base objetiva sobre la cual Dios perdona nuestros pecados.

2 comentarios sobre “Elijo Pecar

    Daniel Idiart escribió:
    25 mayo 2012 en 7:49 pm

    Estupendo artículo

    walter escribió:
    28 mayo 2012 en 11:36 am

    Buen comentario, nos deja claro la misericordia de Dios para con el hombre a pesar de ser este un “depravado tota”, incapacitado para debido su muerte espiritual de dar algo bueno, pero tambien deberemos tomar en cuenta que la IRA de Dios se manifiesta para con aquel que a pesar de conocerle, abre su corazón a la practica del pecado, pero este al fin si eso hace es por que no ha NACIDO DE NUEVO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s