Preparativos Prácticos Para el Tornado Antes de Llegar a la Iglesia

Posted on Actualizado enn

clip_image001Preparativos Prácticos Para el Tornado Antes de Llegar a la Iglesia

Por Clint Archer

Bip, bip, bip-bip-despertador, bip, bip-click. Yawn. Y entonces comienza. The Sunday pre-church tornado of chaos… El domingo pre-iglesia tornado del caos …

. Despertar niños, vestir niños, alimentar niños, limpiar el desorden de los niños en el piso, limpiar los niños sucios por los niños, vestir niños de nuevo, bañarlos, elegir la corbata, convencer a la esposa de que corbata hace combinación, vestirse, alimentarse, limpiar la corbata, encender el carro, rechinando a sólo 3 minutos tarde esta semana, regresar por las tazas de jugo para los niños, rechinando hacia la carretera de nuevo, 7 minutos tarde esta semana. Aún mejor que la semana pasada. Discute sobre la elección de la corbata. Luchar por ser pacientes del ruido de los niños, taxistas, semáforos sin funcionar, no hay lugar para estacionarse en la iglesia; ignorar molestas miradas del ujier que lo vio que se estacionó en el lugar para los discapacitados, humildemente aceptar que le han ganado su banca, recordar que le olvidó el retraso del libro de la biblioteca de la iglesia, el sonido es demasiado suave para que usted por lo que se mueve hacia el frente donde está muy fuerte el sonido. Te perdiste el canto de apertura (su favorito), pero justo a tiempo para al menos sus tres himnos favoritos.

Luego el sermón comienza.

Después de divagar en su mente si dejó conectada o no la plancha, la estufa, y el hierro que se encrespa, y después de dejar de imaginar su casa ardiendo, comienza a cabecear en un sueño ligero mientras la película que vio hasta la medianoche de ayer se presenta en su cerebro. Después de unos pocos codazos a su cónyuge, se enfoca en el último punto del sermón acerca de cómo se debe orar más. El sermón termina, saluda al pastor quien le dice: “Me alegro de verte de nuevo, ha pasado un tiempo, ¿has estado fuera?” Se resiste a señalar que no se ha perdido un servicio en tres semanas, porque en el fondo sabe que a pesar de que estaba allí presente, usted realmente se perdió el servicio cada semana desde que tenía hijos.

¡Ánimo! Usted no está solo. Este es el ambiente frenético de cada feligrés suburbano. No estoy seguro de cuál es la solución, o si no hay ninguna en absoluto. Pero hay algunos preparativos prácticos que usted puede hacer para mejorar algo la experiencia.

Lo que hace tan devastadores a los tornados es si usted no está preparado para ellos. Si recibe algún aviso, puede cerrar las escotillas, ponerse bajo tierra, y aguantar la tormenta. Si lo sorprende con la guardia baja, se dejará llevar por las garras del caos. Es lo mismo para los domingos. Usted sabe lo que viene, así que ponga en orden su casa antes de que llegue. clip_image002

Ayer vimos algunas preparaciones espirituales sugeridas por Ken Ramey en su excelente libro, Escuchando Expositivamente. Estos son algunos pasos prácticos que puede tomar:

1. Haga un hábito de estar en casa en la noche del sábado.

Lo que ve, en lo que pasa el rato, y hasta qué hora regresa después de una noche de fiesta el sábado, puede dificultar notablemente su capacidad de concentrarse en el culto al Señor el domingo. Mi pastor, Rick Holland, regularmente les recuerda a los miles de estudiantes universitarios que el pastorea “la mañana del domingo comienza la noche del sábado!”

2. Cómo preparar las cosas en la noche del sábado

Prepare la ropa de los niños, ponga la mesa del desayuno, decida qué habrá de vestir, escriba el cheque de la ofrenda, suba la carriola en el carro, cargue la bolsa de pañales. Estas pequeñas tareas se amontonan como hordas de pequeños duendes, carcomiendo su eficiencia. El domingo es la guerra, y cada minuto cuenta. Utilice el sábado como un cómplice para asegurar el éxito del domingo.

3. Duerma bien y coma bien.

Si tienes la cama en un plazo razonable en lugar de ver las repeticiones de Seinfeld hasta la medianoche, y si come un buen desayuno en lugar tragar una caja de pop-tart en el camino hacia la puerta, entonces su cuerpo va a trabajar con su mente (o por lo menos no será un saboteador) al escuchar el sermón.

He visto a gente caerse dormida mientras yo estaba predicando. Por lo general comienzo golpeando el púlpito y predicar más fuerte, no porque yo estoy admitiendo que me estaba quedando retrasado ante el celo, sino porque estoy tratando de despertar al estado de coma.

4. Trabaje duro para ayudarse unos a otros a prepararse.

La familia es un equipo. Cualquier problema que surja (leche derramada en el suelo, o vestido) es una tentación de sentirse frustrado y enojado con un miembro de la familia en particular. Esto causa tensión y lágrimas y le hace estar tenso manejado e improductivo en el tiempo de adoración. Más bien vea todo lo "malo" que pase el domingo como dispositivos de Satanás para tropezar. Su santidad es más importante que su puntualidad. Si llega tarde a la iglesia, pero en un estado de ánimo adecuado para adorar y aprender, usted habrá ganado la batalla. Si llega a tiempo, pero peca en su corazón, enojado con su esposa, con un niño llorando … su servicio dominical se ha perdido.

Si usted tiene alguna sugerencia, estoy seguro que los lectores apreciarán escucharle en la sección de comentarios abajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s