3 Verdades Críticas Acerca de Nuestro Dinero

Posted on

clip_image0013 Verdades Críticas Acerca de Nuestro Dinero

J.D. Greear

Zaqueo es un nombre familiar para la mayoría de los cristianos, gracias al molestamente pegadizo jingle de la Escuela Dominical. Lamentablemente, la mayoría de nosotros no sabe mucho acerca de Zaqueo, excepto que era un pequeño hombrecito –o, en el lenguaje moderno “verticalmente desafiado” –que supo trepar a los árboles.

Pero la historia de Zaqueo es una imagen increíble de generosidad motivada por el evangelio. En Zaqueo, vemos a un hombre tacaño, fiscalmente corrupto convertirse en una de las personas más generosas de toda la Biblia. Zaqueo nos enseña tres verdades fundamentales acerca de nuestro dinero:

1. Los problemas de dinero por lo general vienen por la idolatría del dinero.

La idolatría describe la postura de nuestro corazón cuando se anhela, depende, y exige algo que no sea Dios. “Sin esto,” la idolatría, dice, “yo nunca podría ser feliz.”

Zaqueo adoraba el dinero como lo más grande que la vida tenía que ofrecer, así que él estaba dispuesto a robar, mentir, y herir a su propio pueblo porque él amaba el dinero más que nada. Nadie vende su propio pueblo, naturalmente, porque Zaqueo que se han convertido en el corrupto "jefe de publicanos" que era, el dinero debe de haber tenido un apego tenaz en su corazón.

Es posible que no idolatremos la riqueza como flagrantemente hizo Zaqueo, pero el amor al dinero, todavía nos conduce a toda clase de mal. Para muchas personas, eso significa hacer trampa en sus impuestos, o dar evasivas en sus tarjetas de tiempo. Esto significa un gasto excesivo y un endeudamiento masivo de adquirir un nivel de vida que tenemos que llegar a tener. Significa ser devorado por los celos al ver a otras personas con algo que no pueden permitirse a sí mismos. Esto significa negarse a ser generosos, diciéndole a Dios que su dominio no se extiende sobre nuestras carteras.

Como señala la Chip Ingram, una visión bíblica en cuanto al dinero es ser inteligente, sabio y generoso. Inteligente –gastar con cuidado. Sabio –ahorrar con regularidad. Generoso -dar extravagante.[1] O, como uno de nuestros miembros del personal dice: “Administrar lo temporal con gratitud. Invertir en lo eterno con desenfreno.”

Pero un corazón que adora el dinero nunca va a ver las cosas de esta manera. Esto nos lleva al número dos:

2. Sólo una experiencia con el evangelio cambia la actitud de nuestro corazón hacia el dinero.

Zaqueo no llegó a ser generosos porque Jesús se lo ordenó. (Adelante, lea Lucas 19:1-10 . El único mandamiento que hay allí “¡Baja de ese árbol!") No, él se hizo generoso porque el lo quiso. Zaqueo no se sentó a través de un sermón sobre la generosidad; empapó en la gracia de Jesús, y eso hizo más de 10.000 sermones sobre la generosidad como jamás se podría.

Zaqueo merecía ser rechazado, sin embargo, Jesús lo invitó a la calidez de la comunión, de compartir una comida con él. Zaqueo se subió a un árbol porque era despreciado. Pero Jesús había de morir, colgando de un árbol, maldecido y despreciado por toda la humanidad. Jesús traspasó lugares con Zaqueo de manera que Zaqueo obtuvo gozo, mientras que Jesús llevó el dolor.

Todos debemos ver nuestra historia en la historia de Zaqueo. Nos merecemos ser rechazados por Dios por nuestros pecados, pero Dios nos invita a entrar en comunión con él. Jesús ofrece tomar nuestro lugar en el madero, ofreciendo su gozo a cambio de nuestro dolor.

Sólo un destello de eso hizo de Zaqueo el hombre más generoso en el Nuevo Testamento. ¿Cuánto más debemos ser, quien conoce la totalidad de la gracia de Jesús para con nosotros, el cambio en la luz de la gracia? Zaqueo recibió las migajas, pero obtuvimos todo el festín!

La única forma en que nuestros corazones mezquinos, pequeñitos temerosos cambiarán es mirando a la cruz. Y cuando eso sucede, empezaremos a ser generosos –sin un solo mandamiento.

3. Las personas que preguntan, "¿Cuánto tengo que dar?" No lo entienden.

A menudo me preguntan cuánto deben dar los cristianos. Algunos de los que preguntan esto buscan sabiduría, pero muchos están buscando una salida. Quieren saber cuánto es suficiente para llegar a Dios de sus espaldas, para cumplir con su deber. Y esa actitud está a kilómetros de distancia del evangelio.

Dar en el Evangelio es acerca del amor, no de la ley. No se trata de porcentajes, sino de una persona. Zaqueo lanza algunas cifras, pero no porque Jesús le de el punto de referencia primero. Él lo hace por pura alegría, como una ofrenda de amor a Dios.

Una gran cantidad de personas que preguntan: "¿Cuánto tengo que dar?" Sufren la ilusión de que Dios necesita su dinero. En sus mentes, Dios es como el gobierno, que tiene baja de fondos y busca constantemente una mayor financiación. Pero Dios no necesita nuestro dinero.

Es por eso que 2 Corintios 9:7 dice que Dios ama al dador alegre. Si Dios tuviera necesidades, no le importaría porque diste; a él sólo le importaría que le diste. Nunca he recibido una carta del IRS diciendo: “Sí, usted pagó el monto mínimo legal, pero sentimos que no fue una gozosa dádiva. Estamos preocupados acerca de sus motivos. "No, el IRS necesita dinero, por lo que esa es su línea de fondo.

Pero (por suerte) Dios no es como el IRS. Dios ama el dar alegremente porque dar en el evangelio es principalmente acerca de adoración y gozo, no en satisfacer necesidades. He oído decir que Dios mide nuestra generosidad no por el tamaño de nuestros dones, sino por el tamaño de nuestro sacrificio, porque el sacrificio expresa el afecto de nuestro corazón a Dios.

Y si nos vemos cada vez más mezquino y temerosos, una vez más, la respuesta es no esforzarse más. La respuesta es mirar hacia atrás en la cruz, donde Dios fue espléndidamente generoso con nosotros. Porque la gente que realmente experimentan el evangelio llegan a ser como el evangelio –desbordante de gracia.

Para aquellos de ustedes en la Cumbre, ahora es un buen momento para renovar su compromiso integral .

Para más información sobre Zaqueo, véase el capítulo 4 ("Transformado Sin un Mandamiento”) del Evangelio: Recuperar el Poder que Hizo Revolucionario al Cristianismo .


[1] Chip Ingram, The Genius of Generosity , 15.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s