Día: 12 diciembre 2013

Un Solo Dios y Tres Personas

Posted on Actualizado enn

imageUn Solo Dios y Tres Personas

Por Richard Mayhue

La Tri-unidad de Dios (trinitarismo) se sitúa indiscutiblemente como una condición sine qua non, es decir, un hecho indispensable del cristianismo. Ha sido, es, y siempre será una creencia indiscutible y piedra fundamental de la fe cristiana.

La declaración doctrinal del Masters’s Seminary resume sucintamente esta preciosa verdad de esta manera: “Enseñamos que no hay más que un Dios vivo y verdadero (Deuteronomio 6:4; Isaías 45:5-7; 1 Corintios 8:4), un Espíritu infinito, que todo lo sabe (Juan 4:24), perfecto en todos Sus atributos, uno en esencia, existiendo eternamente en tres Personas—Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14)—mereciendo adoración y obediencia cada uno por igual.”

Mientras que la triunidad de Dios aparece implícita y explícitamente en la Biblia, no hay un solo texto que declare o explique la plenitud asociada con el incomprensible Dios trino (Isaías 40:28). Sin embargo, la gran cantidad de pruebas tanto en el Antiguo Testamento (AT) y el Nuevo Testamento (NT), además de los escritos de la iglesia primitiva, hacen de este un abrumador principio innegable de la ortodoxia bíblica.

Leer el resto de esta entrada »

El Mayor Obstáculo a la Felicidad Personal

Posted on Actualizado enn

clip_image001El Mayor Obstáculo a la Felicidad Personal

Por David Murray

La mayoría de la gente piensa que pecar es el mejor camino a la felicidad. De lo contrario, ¿por qué tantas personas pasan sus días pensando cómo pecar más y mejor?

Sin embargo, el pecado es el mayor enemigo de nuestra felicidad, como el puritano Ralph Venning demostró convincentemente hace muchos años. Su enseñanza se resume a continuación, pero su objetivo en todo esto fue mostrar que el pecado está directamente “en contra del bien del hombre, tanto presente como futuro, aquí en este tiempo y en delante hasta la eternidad, en esta vida y en el mundo que es ahora y en el venidero. Está en contra de todo y cada bien del hombre, y contra el bien de todos y cada uno.”

1. Está en contra de Dios y, por tanto, en contra de nosotros mismos.. El pecado es nuestro enemigo, ya que está en contra de Dios, y nos separa de Dios, quien es nuestro mayor bien y gozo.

2. Está contra el bien de nuestro cuerpo. Se ha corrompido nuestra sangre, ha hecho nuestros cuerpos mortales, haciéndonos responsables y de ese modo viles. Antes de que este cuerpo sea colocado en el sepulcro, se está languideciendo, en un consumo continuo, y muriendo a diario, además de todos los peligros que lo acompañan desde afuera.

3. Está contra del bien de nuestra alma. Una injusticia cometida contra el alma es mucho más dolor al hombre que un mal hecho al cuerpo. Nada más que el pecado agravia el alma de un hombre, y no hay pecado que no lo haga.

Leer el resto de esta entrada »