Dame Escocia o Moriré

Posted on

clip_image001 Dame Escocia o Moriré

Por Burk Parsons

Quizás más que cualquier otra cosa, John Knox es conocido por su oración: “Dame Escocia o moriré.” La oración de Knox no era una demanda arrogante, sino una súplica apasionada de un hombre dispuesto a morir por la causa de la predicación pura de la Evangelio y la salvación de sus compatriotas. La grandeza de Knox estaba en su humilde dependencia de nuestro Dios soberano para salvar a Su pueblo, revivir una nación, y la reforma de Su iglesia. Como se desprende de su predicación y oración, Knox no creía ni en el poder de su predicación ni en el poder de su oración, sino en el poder del evangelio y el poder de Dios, que soberanamente ordenaba la predicación y la oración como medio secundario en la salvación de Su pueblo.

Aunque Knox había sido encarcelado y esclavizado, y aunque él estaba a menudo enfermo y bajo amenaza de persecución, él constantemente vivió su teología, en la creencia de que “un hombre con Dios siempre está en la mayoría.” Por lo tanto, las oraciones de un hombre escuchadas ante el trono de Dios eran una amenaza para el trono de Escocia. Durante la época del siglo XVI de la Reforma escocesa, el ministerio de predicación y oración de Knox estaban eran bien conocidos que la María Católica Romana, reina de Escocia, tenía fama de haber dicho: “Temo más las oraciones de John Knox que todos los ejércitos reunidos de Europa.”

Por encima de todo, Knox era un pastor comprometido y hombre de iglesia, cuyo ministerio sirvió como brújula para numerosos pastores de toda Escocia. El compromiso inquebrantable de Knox a la predicación pura del evangelio era una luz brillante y resplandeciente en medio de la oscuridad en una nación llena de compromiso doctrinal y eclesial. Él revitalizó los pastores de Dios en toda la nación, lo que, a su vez, reformó la iglesia y, por lo tanto, en la providencia de Dios, revivió el país. En particular, lo que inspiró a los pastores tal vez más que cualquier otra característica de Knox era que no temía a los hombres, porque temía a Dios, era un hombre dispuesto a ofender a los hombres, porque no estaba dispuesto a ofender a Dios.

John Knox predicó y oró a fin de que Dios rescatara a Escocia precisamente porque él se aferraba a la promesa y la oración de Jesús de salvar a Su pueblo de toda tribu, lengua y nación. No debe ser ninguna sorpresa para nosotros entonces que cuando Knox estaba a punto de morir, le pidió a su mujer que le leyera la Oración Sacerdotal en Juan 17 que nuestro Señor Jesús oró la noche antes de ir a la cruz. Knox llama este pasaje "mi primera ancla." Porque en verdad, Cristo es el capitán de nuestra alma y la oración de Cristo es el ancla y la única esperanza de las naciones. Por lo tanto, a la luz de tan gran ejemplo del poder de Dios obrando a través de un hombre, vayamos cada uno de nosotros a orar con la misma pasión por nuestra nación y todas las naciones-como Knox oró por Escocia.

3 comentarios sobre “Dame Escocia o Moriré

    daniel7idiart escribió:
    6 marzo 2014 en 6:26 pm
    Ruperto Choquehuanca Farceque escribió:
    20 marzo 2018 en 3:52 pm

    Estoy interesado de información de doctrina reformada para mi crecimiento en la historia del presbiterianismo que es mi historia

    Eduardo Martínez escribió:
    15 enero 2020 en 7:38 pm

    Jonh knox fue un hombre que nos dejó un lindo legado, ser fiel a Dios hoy y siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s