Pastorear y la Carta de Transferencia

Posted on

clip_image002Pastorear y la Carta de Transferencia

Por Eric Davis

Fue muy temprano en mi ministerio cuando este chico, John, llegó a nuestra iglesia naciente. Con la incorporación de una persona, nuestra iglesia creció alrededor de un 5%. Sobra decir que yo estaba emocionado. Pero lo que hizo John cuando lo conocí primero me fascinaba. Nos reunimos para tomar un café a la semana siguiente. Después de una pequeña conversación y llegar a conocerlo un poco, me entregó una carpeta de manila con una carta en el mismo. “Esto es de mi pastor anterior,” dijo. “Pensaba que el liderazgo aquí querría esto.”

Esa semana, abrí la carta y la leí. El anciano inmediato de John había escrito a nuestro equipo de liderazgo, describiéndolo a nosotros. Mostró cosas como ministerio de participación, las clases de formación y preparación por las que pasó John, y su carácter en general. Como un equipo de liderazgo, todavía teníamos que llegar a conocer a John, pero hizo su transición a nuestra comunión mucho más suave que si hubiera llegado sin la carta.

Yo había oído hablar de las cartas de transferencia de la iglesia y de recomendación antes, pero no lo había visto en acción importante. Esto era diferente. Aunque la carta en sí no garantiza que todo estará bien y genial con el individuo, si se hace de manera significativa, es una gran bendición tanto para el individuo y la iglesia receptora.

En vista de ello, aquí están algunas de las razones para las que los equipos de liderazgo de la iglesia mantengan viva y bien la práctica de las cartas de recomendación significativas:

  1. El ejemplo de los líderes del Nuevo Testamento.

clip_image004 Cuando Febe entregó la carta a los Romanos, el apóstol Pablo le dio una recomendación para esa iglesia (Romanos 16: 1-2). Al hacerlo, él declaró su participación en el ministerio, exhortó a la iglesia receptora ayudarla y satisfacer sus necesidades mencionadas, y dio una referencia de carácter personal.

Pablo lo hizo de manera similar con individuos como Tíquico a la iglesia de Éfeso (Ef 6: 21-22), Timoteo y Epafrodito a la iglesia de Filipos (Fil 2:19-30), y Onésimo a Filemón (Flm 10-21).

  1. Se aceleran las oportunidades de ministerio en esa nueva iglesia.

Cuando una empresa contrata a un nuevo empleado, ellos le conectan en una posición más adecuada para su experiencia actual y preparación en los que han demostrado competencia. Las cartas de recomendación Iglesia pueden funcionar de manera similar.

Siendo que el equipo de liderazgo anterior sirvió de guía apropiada al individuo, pueden ofrecer un resumen detallado de su dominio del ministerio y dones espirituales. De esa manera, la iglesia que recibe no tiene que reinventar la rueda con el individuo, pero puede, de acuerdo a sus necesidades, pueden tener una transición sin problemas en un ministerio adecuado a su experiencia y equipamiento.

  1. Sirve como referencia general de carácter para esa nueva iglesia.

He tenido un par de amigos recientemente aplicando para trabajos de aplicación de la ley. Durante el proceso de la entrevista, yo estaba sorprendido y animado para recibir llamadas preguntando sobre el carácter de la persona. Lo mismo ocurre cuando se aplica para alquilar una casa o apartamento. Los propietarios requieren referencias de la vivienda anterior para servir como una referencia de carácter.

No hay razón de porque las iglesias deben hacerlo muy diferente. Una carta de transferencia puede servir de algo así como una revisión de antecedentes eclesiológicos. Las iglesias receptoras tendrán una idea de la madurez espiritual del individuo, lo que les ayudará a proporcionar el cuidado necesario del pastoreo y dirección de ministerio. Las iglesias anteriores se abren a las iglesias receptoras en caso de que necesiten ponerse en contacto con respecto a todas las cuestiones relativas a las necesidades y el ministerio de la persona.

  1. Comunica necesidades de pastoreo del individuo.

clip_image006 Cuando varios profesionales de la salud están involucrados en el tratamiento de un individuo, por lo general se comunican entre sí con el fin de mejorar el cuidado de ellos. Un cardiólogo se comunicara con un médico general que se comunicará con un radiólogo y un cirujano. Los registros necesarios se transfieren con el fin de tratar mejor a la persona.

El liderazgo de la iglesia local debe adoptar un enfoque similar con el rebaño, incluidos los miembros en transferencia. A menudo, la gente entra en una nueva iglesia con necesidades de pastoreo. Si un individuo se encontraba en consejería, el liderazgo receptor debe saber al respecto. Si se encuentran inmersos en una prueba, soportando algunas dificultades, o están atrapados en pecado, los pastores que le reciben deben ser informados. Nuestro objetivo es ser obediente al Príncipe de los pastores a fin de proporcionar el pastoreo más precisa para el individuo.

Demasiado a menudo nuestro liderazgo ha recibido un nuevo individuo en la iglesia, sólo para descubrir semanas, o incluso meses después que tenían alguna necesidad pastoreo importante. Tales cosas no siempre son inmediatamente reconocibles. Pero esto se puede evitar si el liderazgo anterior se comunica con la iglesia receptora.

  1. Se protege a las iglesias receptoras.

Por desgracia, la gente demasiado a menudo dejan las iglesias porque están espiritualmente enfermas o muertas. Tal vez ellos están huyendo de la disciplina eclesiástica. Tal vez el ministerio fiel y bíblico de la iglesia anterior estaba corrigiendo su carne, y están buscando refugio por su pecado. Tal vez el individuo es un lobo que reconoció que no iba a ser capaz de hacer daño a la anterior iglesia, por lo que está buscando un rebaño más vulnerable.

Usted puede apostar que si un pastor sabía de un lobo al acecho en las llanuras, él informará a pastores de otros rebaños, cuando es posible.

Los líderes de la Iglesia, entonces, tienen la responsabilidad de preocuparse lo suficiente, tanto para el individuo y la iglesia receptora, para comunicar estas cosas. De lo contrario, podríamos estar enviando tranquilamente y sin cuidado lobos hacia otro rebaño.

  1. Es un recordatorio a la gente de la importancia del compromiso de la iglesia local de Dios.

clip_image008 En términos generales, la importancia de una organización se puede observar en las maneras en que alguien se une a, se transfiere, y deja la organización. Las cartas de referencia, curriculums, membresía, y similares, existen porque pertenecer a esa organización es importante.

Por ejemplo, antes de permitir a alguien unirse a una empresa como empleado, se requiere un proceso que implica entrevistas, exámenes y referencias. Si el individuo se transfiere a una posición o ubicación diferente, la administración de envío y recepción se comunican. Entre otras cosas, todo esto demuestra que la organización, su misión, y pertenencia es significativo e importante.

El pueblo de Cristo pertenece a la organización más importante en el universo. Como tal, nuestro Señor ha comunicado abrumadoramente a nosotros cuan importante es el compromiso a la iglesia local es de muchas maneras. Cuarenta y tantos mandamientos unos a los otros son difíciles de obedecer sin un compromiso con el otro.  Someterse a un liderazgo de la iglesia local calificado visible es difícil de hacer, sin una membresía de la iglesia local (cf. Heb 13:17 ). Recibimos impulso sirviendo como santos equipados (cf. Ef 4:11-13) y usando nuestros dones espirituales (cf. 1 Pedro 4:10-11) en el contexto de un compromiso constante y sincero a una iglesia.

Lo mejor de Dios para su pueblo es su compromiso significativo a una iglesia local Neotestamentaria. Las cartas de recomendación de la Iglesia son una forma de aplicar y mostrar eso.

  1. Puede informar sobre un mal pastoreo anterior.

Con demasiada frecuencia, el pueblo de Dios no están adecuadamente pastoreados en la iglesia local. Las cartas de transferencia de Iglesia puede dar a las iglesias receptoras un aviso previo a lo largo de estas líneas. Por ejemplo, si un equipo de liderazgo reconoce que no se ha pastoreado bíblicamente a la persona, pueden detallarle cómo a la iglesia receptora. Eso posiciona al liderazgo receptor continuar donde lo dejaron. O bien, una iglesia que recibe discernirá de la carta que el liderazgo anterior no pastoreó apropiadamente al individuo, aunque no lo sabía. Esto podría ser discernido en un número de maneras de una carta de transferencia.

clip_image009 Una carta no es un fin en si, para pastorear fielmente la grey de Cristo. Pero hay un montón de razones para ponerlo en práctica como una de muchas tácticas para administrar adecuadamente a su congregación.

En un lado, un ejemplo de una carta de transferencia podría ser algo como esto:

  • Presentación de anciano o individuo en transferencia (¿Quién está escribiendo / recomendando y cuál es su ministerio en la iglesia de transferencia (idealmente, el anciano más cercano la escribiría)? Antigüedad en la membresía? ¿Fue salvo en esa iglesia? ¿O se transfirió de otra? ¿Cuándo? Y una invitación a ponerse en contacto con la iglesia anterior.).
  • Ministerios de individuales (¿En qué ministerio sirvieron? ¿Por cuánto tiempo? ¿Eran fieles? ¿Cuál es su talento y cómo se observó?).
  • Observación de carácter (¿Qué nivel de madurez demostraron en las relaciones bíblicas? ¿intentaron practicar los unos a los otros? Y mostraron unidad con el liderazgo?).
  • ¿Alguna recomendación de pastoreo (recomendaciones de consejería o pastoreo para el liderazgo receptor? ¿Estaba la persona en consejería?).
  • Situación y recomendación de membresía (¿Es un miembro de buena reputación? ¿Por qué si o por qué no? ¿Puede la iglesia origen recomendar a la persona a la membresía en la iglesia receptora?).

Y una nota a los miembros de la iglesia. Si va a cambiar de iglesias, por favor moléstenos a nosotros los líderes de la iglesia para que escribamos una carta de transferencia. Tenemos que cuidar lo suficiente acerca de Cristo, de usted, y la iglesia para poder hacerlo.

En pocas palabras: nosotros, como líderes de la iglesia, necesitamos cuidar lo suficiente acerca de Cristo y de su iglesia que nos comunicamos unos con otros con el fin de pastorear mejor al pueblo de Dios y aquellos que todavía no puede ser el pueblo de Dios.

“Por tanto, a los ancianos entre vosotros, exhorto yo, anciano como ellos y testigo de los padecimientos de Cristo, y también participante de la gloria que ha de ser revelada: pastoread el rebaño de Dios entre vosotros, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero, sino con sincero deseo; tampoco como teniendo señorío sobre los que os han sido confiados, sino demostrando ser ejemplos del rebaño.” (1 Pedro 5: 1-3).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s