10 Cosas que Debe Saber Sobre la Reforma

Posted on

ESJ-015 2016 1027-001

10 Cosas que Debe Saber Sobre la Reforma

Por Tim Chester

1. El Papa comenzó la Reforma.

El siglo XIV fue un mal momento para el papado. Durante un período, hubo dos papas rivales y el papado estaba bajo la presión de la monarquía francesa. No era un buen momento para la ciudad de Roma tampoco – siete papas sucesivos abandonaron Roma en favor de Avignon en Francia. Roma fue dejado de lado y la basílica de San Pedro cayó en mal estado. Los papas regresaron a Roma en 1377 y luego clasificaron sus divisiones en 1417.

Cien años después, las cosas estaban mejorando: en 1505, el Papa Julio II decidió derribar la antigua de San Pedro y empezar de nuevo. Tenía grandes planes para su propia tumba y quería una basílica que hiciera juego. Era el momento de hacer de Roma una vez más magnífica. Pero eso no vino de forma barata, por lo que la iglesia se embarcó en una campaña de recaudación de fondos. Fue esta campaña que llevó a Juan Tetzel a Alemania a vender indulgencias, promesas de tiempo libre en el purgatorio a cambio de dinero. Y así fue que el 31 de octubre de 1517, Martín Lutero clavó su protesta contra las indulgencias en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg.

2. La Reforma tenía que ver con salchichas.

Durante la Cuaresma de 1522, un grupo de estudiantes en Zurich realizó una fiesta de temática de salchichas. Tradicionalmente sólo verduras y pescado se comían durante la Cuaresma. Pero querían un cambio y eso significaba perros calientes. El ayuntamiento multó al anfitrión de la fiesta, aunque sólo una cantidad nominal. Unos días más tarde, Zwinglio, el líder de la iglesia de la ciudad, produjo un panfleto en apoyo de los estudiantes. La Biblia, según él, no tenía mucho que decir acerca de las salchichas: sin duda no tenía nada que ver con comer salchichas durante la Cuaresma.

El Concilio celebró un debate para decidir si las opiniones de Zwinglio acertaron lo que se enseña en la Biblia. Zwinglio ganó el día. Pero, en realidad, el había ganado antes de que empezara porque los términos de la discusión asumieron la autoridad de la Escritura. Y esto, más bien que salchichas, era la verdadera cuestión, – aunque, es tranquilizador saber que los sándwiches de tocino lograba un gesto aprobatorio.

3. El matrimonio de Lutero era un poco sospechoso.

El enfoque del catolicismo era estar bien con Dios a través de los sacramentos o la vida monástica, pero los reformadores predicaron que estar bien con Dios es un regalo. No hay necesidad de hacer obras para beneficio de Dios. Es ya un hecho –logrado por Cristo y recibido mediante la fe. Y eso le libera para servir a su prójimo en amor.

En 1523, un grupo de monjas se puso en contacto con Luther. La vida del convento no tenía sentido, por lo que las monjas querían que Lutero las ayudara a escapar de su vida de clausura. Luther reclutó a un comerciante que entregaba periódicamente el arenque al convento. El 5 de abril, las monjas se escaparon escondiéndose entre los barriles vacíos de pescado. Sus familias se negaron a recibirlas de nuevo, tal vez debido a que lo que había sucedido era todavía un crimen bajo la ley de la Iglesia. Así que Lutero se dispuso a casarlas –no era tarea fácil, tal vez, ya que olían a pescado!

Poco a poco, encontró maridos para todas -todas ellas, excepto una. Ningún marido se pudo encontrar para la cabecilla, Catalina de Bora. Por lo tanto, un poco contra su voluntad, el mismo Lutero se casó con ella. El era de cuarenta y uno y ella de veintiséis. Resultó ser una buena pareja.

4. Había 97 tesis antes de que hubiera 95 tesis.

Las famosas noventa y cinco tesis de Lutero no eran su primer intento de provocar un debate. Unas semanas antes, había publicado noventa y siete tesis. Incluyeron un ataque contra el filósofo griego Aristóteles, que había hecho una cierta reaparición en el período medieval. Como sucede, nadie tomó mucho en cuenta las noventa y siete tesis de Lutero. Sin embargo, había algo mucho más central en el pensamiento de la Reforma.

Por lo tanto, cuando Lutero fue llamado a dar cuenta de sus acciones ante su orden Agustiniana, fue con los temas sobre los noventa y siete tesis con lo que regresó. Aristóteles dijo que nos volvemos justos realizando actos justos – su identidad es el resultado de sus acciones. Es algo que usted puede lograr. Lutero dijo que esto vuelve las cosas al revés. En el Evangelio, nuestra identidad es un regalo de Dios. Es algo que se usted recibe. Y entonces nuestras acciones fluyen de nuestra nueva identidad. Los incrédulos pueden ser restringidos por las leyes y la presión de grupo, pero una vida de vida recta incondicional sólo es posible si Dios nos hace personas nuevas.

5. La Reforma involucró un redescubrimiento de la obra del Espíritu.

En 1524, Erasmo publicó un ataque contra Lutero. Erasmo era la celebridad principal de la Europa académica. Erasmo pensaba que las personas que ya tenían suficiente poder en sí mismos para hacer el bien. Él define la libre elección como “un poder de la voluntad humana por el cual un hombre puede dedicarse a las cosas que conducen a la salvación eterna, o se apartan de ellas.” Lutero respondió: “No te das cuenta lo mucho que te atribuyes por este pronombre ‘uno mismo’ – por ti mismo – cuando dices que lo puedes ‘Aplicar a tí mismo,’ porque esto significa que tu excluyes por completo al Espíritu Santo con todo su poder, como superflua e innecesario.”

En lo que se refiere a Erasmo, sólo tenemos que esforzarnos más. Pero Lutero se dio cuenta que nuestro problema era mucho más fundamental que eso. Nuestro problema no es que somos perezosos o ignorantes, sino que somos pecadores en el fondo hasta lo más profundo de nuestro ser. Por lo tanto, si alguna vez vamos a agradar a Dios, necesitamos una transformación interna radical. Y eso es lo que hace el Espíritu Santo.

6. La Reforma no era acerca de la salvación por obras, al menos no del todo.

Hay una versión de la Reforma que dice que los católicos creían en la salvación por obras y los reformadores creían en la salvación por la fe, pero es más sutil que eso. De hecho, los católicos hablaban mucho acerca de la fe y la gracia. Ellos felizmente decían que somos salvos por gracia. Ellos felizmente decían que la justicia viene por la fe.

Pero la gracia para la Iglesia Católica es como una inyección de adrenalina que aumenta su rendimiento espiritual. Y la justicia es una habilidad dada por Dios para vivir una vida justa, si usted trabaja en ello. El bautismo le da un puntapié inicial y la misa le da un impulso a lo largo del camino, pero le toca a usted vivir una vida recta que va a ganar la aprobación de Dios. Así, el resultado neto es gracia más obras y la fe más las obras.

Para ser claros, el Concilio de Trento dice: “Si alguno dijere, que el pecador se justifica con sola la fe, entendiendo que no se requiere otra cosa alguna que coopere a conseguir la gracia de la justificación; y que de ningún modo es necesario que se prepare y disponga con el movimiento de su voluntad; sea anatema.” (Canon IX)

El Concilio de Trento fue la respuesta de la Iglesia Católica a la Reforma, una respuesta que nunca ha repudiado. La razón de que esta sutileza es importante es que trae los temas más cerca a su nucleo. Los Evangélicos todos saben que empezamos la vida cristiana por la fe. Pero todos con demasiada facilidad caemos en el pensamiento que necesitamos ganar la aprobación de Dios a través de nuestras actividades. Nos volvemos más católicos de lo que nos damos cuenta.

7. La Reforma no era acerca de la autoridad de la Escritura, al menos no del todo.

En su ataque contra Lutero, Erasmo comienza hablando de la Escritura. "Confieso que es correcto", dice, "que la única autoridad de la Sagrada Escritura debe superar todos los votos de todos los mortales." Hasta aquí todo bien. Pero, continúa, "La autoridad de la Escritura no está aquí en disputa…. Nuestra batalla es sobre el significado de la Escritura". Él continua diciendo que necesitamos la autoridad de la Iglesia para determinar el verdadero sentido de la Escritura.

En otras palabras, todo el mundo estaba de acuerdo con la autoridad de la Escritura. Pero la Iglesia Católica coloca tradición de la Iglesia junto con las Escrituras y reivindica el derecho exclusivo de interpretar la Biblia. Los reformadores, sin embargo, rechazaron la idea de que la iglesia establece la autenticidad del Evangelio. Es al revés: el Evangelio establece la autenticidad de la iglesia. Ellos estaban contentos de aprender de la tradición de la iglesia, pero cuando la presión se volvió intolerable, solo la Escritura es nuestra autoridad final.

Una vez más, esto trae los temas más cerca a su núcleo. Hoy en día hay evangélicos rechazando la autoridad de la Escritura. Sin embargo, con demasiada frecuencia, ponemos nuestra experiencia al lado de la Escritura o utilizamos la experiencia para interpretar la Escritura, en lugar de lo contrario.

8. La Reforma no ha terminado.

A principios de este año me quedé en la plaza de Martín Lutero en Roma. Sí, ellos nombraron una plaza después de Lutero. En Roma. Con la bendición del Papa. ¿Prueba sin duda que la Reforma ha terminado? Tristemente no. Es cierto que el aumento de la secularización significa que los protestantes y los católicos se encuentran a menudo juntos en cuestiones de moralidad y libertad religiosa. También es cierto que muchos católicos y protestantes sostienen puntos de vista teológicos similares.

Pero eso es porque muchos católicos ya no siguen la enseñanza católica oficial y muchos protestantes han perdido el contacto con sus raíces de la Reforma. Pero las líneas de falla de la Reforma no han desaparecido. " El Papa católico" es el epítome de una historia sin-noticias. Pero, a pesar de que la RP sale del Vaticano, en una conferencia de 1985, el papa Francisco afirmó que la Reforma es la base de todos los problemas de la civilización Occidental, desde el secularismo hasta el totalitarismo. El etiquetado como "herejes" a Lutero y Calvino. El luteranismo es “una buena idea nacida insensata” mientras que el "cismático" Calvino desgarró la humanidad, la sociedad y la iglesia.

9. La Reforma sigue siendo importante y no sólo cuando estamos hablando a los católicos.

La Reforma fue siempre la intención de ser un proyecto continuo. Uno de sus lemas era semper reformanda. Por lo general se traduce como "siempre reformándose", pero una mejor traducción es "siempre en proceso de reforma." La iglesia siempre está siendo reformada por la Palabra de Dios. No describe un movimiento avanzando hasta cierto horizonte desconocido, sino un continuo movimiento de vuelta a la Palabra de Dios. Sobre la justificación, la Escritura, la predicación, la gracia, el Espíritu Santo, los sacramentos y la vida cotidiana, los evangélicos tienen lecciones importantes que aprender de la Reforma.

10. La Reforma nos empequeñece y engrandece a Cristo.

¿Por qué la Reforma fue polémica en el siglo XVI? ¿Por qué siguen siendo controvertida hoy en día? La respuesta, creo, es que la Reforma (o más bien el evangelio bíblico que redescubrió) nos empequeñece y engrandece a Cristo. En el corazón de la Reforma esta la comprensión de que:

  • Somos más indefenso de lo que pensamos.
  • Cristo es más suficiente de lo que nos damos cuenta.
  • Dios es más misericordioso de lo que pensamos.

Esto es lo que se entiende por Soli Deo Gloria, “para la gloria de Dios.” No hay lugar en la teología de la Reforma para la jactancia humana. Nadie puede afirmar que su salvación o su conocimiento de Dios se ha reducido a su intelecto, la moral o la religión. Todo es de Dios desde el principio y hasta el fin. Esa es nuestra gran esperanza y confianza. Nuestra salvación se basa en las promesasverdadera de Dios y la obra terminada de Cristo. Y si todo es de Dios de principio a fin, entonces, la gloria va hacia El solamente.


Tim Chester (PhD, Universidad de Gales) es pastor de la Iglesia Grace, Boroughbridge, y el director curricular de las Acts 29-Oak Hill Academy, que ofrece formación teológica y misional integrada por líderes de la iglesia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s