Día: 4 octubre 2016

Cómo Pudiera Dar Vida Eterna La Ley

Posted on

ESJ-015 2016 1004-004

Cómo Pudiera Dar Vida Eterna La Ley

Por Alva J. McClain

1. Hipotéticamente, la ley pudiera dar vida si los hombres la guardaran. Está escrito en Levítico 18:5, "Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová". La misma idea se repite en Ezequiel, "Y les di mis estatutos, y les hice conocer mis decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá" (Ez 20:11, 13, 21). Sin discutir, nuestro Señor Jesús tenía en mente el mismo fundamento cuando dijo al joven rico, quien estaba buscando la vida eterna por medio de las obras, "si quieres entrar en la vida; guarda los mandamientos" (Mt 19:17b). Y estos "mandamientos" se sacaron de la ley mosaica. El apóstol Pablo da un resumen, "Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas" (Ro 10:5).

Leer el resto de esta entrada »

Por que un Seminario Nunca Puede Calificar a Cualquier Persona para el Ministerio

Posted on

ESJ-015 2016 1004-001

Por que un Seminario Nunca Puede Calificar a Nadie para el Ministerio

Por Hershael York

“No tengo la autoridad para expulsarte, así que te pido que, por favor, te retire y dejes el seminario." Me di cuenta el peso de mis palabras y apreciado plenamente su efecto potencial. Sólo después de varios intentos prolongados de corregirlo, aprendiendo que no estaba conectado a ninguna iglesia local, y posteriormente consultar con el decano entonces lo dejé caer tan profundamente y en gran medida sobre sus oídos aturdidos. El joven había predicado varios sermones en mi práctica de predicación, cada cual más preocupante e irresponsable que el anterior. Finalmente cruzó la línea de no equilibrada hasta falsa y promovía algo que juzgué ser notoriamente erróneo, contrario al Evangelio, y antítesis de todo lo que significa el Seminario del Sur. Cuando él se mantuvo firme en su posición y beligerante en mis intentos para reprobar, sabía que la tragedia de su alejamiento de la verdad se agravaba exponencialmente con un título de seminario. Así que le pedí que se fuera, y lo hizo.

Leer el resto de esta entrada »