Revelación Especial Reguladora

Posted on

ESJ-2017 0621-001

Revelación Especial Reguladora

Por John F. Macarthur

Si Dios todavía está hablando a su pueblo hoy, particularmente a través de impresiones y premoniciones mentales, ¿cómo pueden los creyentes ejercer discernimiento cuando se trata de interpretar y aplicar estos mensajes divinos? En pocas palabras, ¿cómo es más fiable el seguir la "guianza" privada y subjetiva del Señor que mirar a una bola de cristal?

Como vimos la última vez , el discernimiento bíblico es contrario al tipo de misticismo subjetivo que muchos promueven en la iglesia de hoy. Sin criterios objetivos, no hay medios para determinar la verdad del error. Tal subjetividad descuidada deja a la gente a merced de cualquier "voz" mística que estén escuchando.

Malestar Abdominal Superior

Por lo tanto, es irónico que los defensores del misticismo traten inevitablemente el discernimiento como si fuera algún tipo de capacidad subjetiva y mística. Un autor habla del discernimiento como "una función espiritual", por la cual evidentemente significa que el discernimiento no involucra al intelecto. [1] William DeArteaga, Quenching the Spirit (Lake Mary, FL: Creation House, 1992), 55. Para una discusión más detallada de la obra de DeArteaga, vea el capítulo 6 de la Reckless Faith. En uno de mis libros anteriores cité a Bill Hamon, uno de los principales defensores de la profecía reveladora moderna. La receta de Hamon para el discernimiento es un caso clásico de anti-intelectualismo místico. Él cree que las profecías sólo pueden ser evaluadas adecuadamente por personas dispuestas a dejar de lado la razón y la lógica:

A veces he oído a la gente decir: "Yo no tuve testimonio con esa profecía". Pero después de preguntarles, descubrí que lo que realmente querían decir era que la profecía no se ajustaba a su teología, deseos o metas personales, o sus emociones reaccionaban negativamente eso. No entendieron que no damos testimonio con el alma, la mente, las emociones o la voluntad.

Nuestro razonamiento está en la mente, no en el espíritu. Así que nuestras tradiciones, creencias y opiniones fuertes no son verdaderos testimonios de la verdad profética. La reacción del espíritu se origina en lo profundo de nuestro ser. Muchos cristianos describen la localización física de su sensación correspondiente como área abdominal superior.

Un testimonio negativo -con un mensaje de "no", "ten cuidado" o "algo no está bien" -normalmente se manifiesta con una sensación irregular, nervioso o incómoda. Hay una sensación profunda, casi ininteligible, de que algo está mal. Este sentido sólo se puede confiar cuando estamos más en sintonía con nuestro espíritu que con nuestros pensamientos. Si nuestro pensamiento está causando estas sensaciones, entonces podría ser sólo una reacción de alma.

Por otro lado, cuando el Espíritu de Dios está dando testimonio con nuestro espíritu de que una palabra profética es correcta, es de Dios y está de acuerdo con Su voluntad y propósito, entonces nuestro espíritu reacciona con el fruto del Espíritu Santo. Tenemos una paz y una alegría profundas, inexplicables, un sentimiento cálido y amoroso, o incluso una sensación de que nuestro espíritu salta arriba y abajo con entusiasmo.. Esta sensación nos permite saber que el Espíritu Santo está dando testimonio con nuestro espíritu de que todo está en orden, aunque no podamos entender todo lo que se dice, o nuestra alma no puede ajustarse inmediatamente a todos los pensamientos que se presentan. [2] Bill Hamon, “How to Receive a Personal Prophecy,” Charisma (April 1991), 68 (énfasis añadido).

Observe que el énfasis de Hamon está enteramente en el sentimiento , mientras que él ridiculiza el intelecto, la teología, la razón, la comprensión, y por implicación, la sabiduría bíblica verdadera. Una reacción en la región abdominal superior se supone que es un indicador más fiable de la verdad que todas esas cosas.

Pero eso es superstición, no discernimiento. El cómo se siente en su parte superior del abdomen sobre una cosa ciertamente no es ninguna medida de verdad o falsedad. Tampoco es "una sensación irregular, nerviosa o incómoda” aparte de cualquier causa racional. "Una paz y una alegría profundas e inexplicables, un sentimiento cálido y amoroso -o incluso una sensación de [su] espíritu saltando de un lado a otro con entusiasmo" no es prueba de que una supuesta profecía sea confiable. Aquellos que practican este tipo de "discernimiento" representan una fe imprudente.

Y aquellos que buscan la verdad analizando los sentimientos internos probablemente terminarán con nada más que confusión.

Duelo de Profetas

Mi editor asistió una vez a un servicio en el Anaheim Vineyard, donde dos "profetas" dieron profecías contradictorias. Sucedió en un culto de adoración del domingo por la mañana. Cuando terminó el canto congregacional, John Wimber se acercó a la plataforma. Antes de que pudiera decir algo, un joven de la congregación se levantó y comenzó a profetizar juicio contra los líderes de la iglesia. “¡Jerusalén! ¡Jerusalén!” Comenzó él, haciendo eco de Lucas 13:34, “la que mata a los profetas y apedrea a los que le son enviados! Mi disgusto arde fuertemente hacia la dirección de esta iglesia por la manera en que has despreciado a Mis profetas e ignorado Mis profecías. . . . . .” y así. Evidentemente, el hombre estaba descontento por el trato que había recibido de manos de los líderes de la iglesia, y esta "profecía" parecía ser su forma de contrarrestar. Él profetizó de esa manera durante cinco minutos o más, llamando fervientemente a los ancianos de la iglesia al arrepentimiento. Su mensaje entero estaba en primera persona como si fuera de Dios.

Inmediatamente cuando terminó, antes de que John Wimber pudiera responder, otro "profeta" del otro lado de la congregación apareció y comenzó a profetizar exactamente el mensaje opuesto.Este profeta comenzó con una paráfrasis suelta de Jeremías 29:11: "Oh, pastores y líderes de esta iglesia, conozco mis pensamientos hacia vosotros, pensamientos de misericordia y no de juicio. Te he amado con un amor eterno y he guardado para ti una corona en el cielo, Mi amado. Has hecho conforme a toda mi buena voluntad, y de ahora en adelante todos los hombres se levantarán y te llamarán bendito. . . . . .” Etcétera, etcétera.

Cuando el segundo hombre terminó, una mujer se puso de pie y cantó una canción, otra persona habló en lenguas, y uno o dos otros citaron versículos bíblicos o compartieron algo breve. Entonces el servicio continuó con Wimber haciendo anuncios. No se hizo referencia a las dos profecías contradictorias. No se intentó explicar el dilema ni interpretar ninguna profecía. Los miembros de la congregación simplemente fueron dejados para sacar sus propias conclusiones acerca de cuál de las dos profecías era correcta.

Eso ilustra la situación imposible que surge cuando se anima a las personas a expresar sus propias impresiones subjetivas como si fueran profecía divina. Y también revela la situación en la que estamos ubicados si debemos permitir que una sensación en nuestra zona abdominal superior determine la verdad o falsedad de un mensaje profético.

Note que ambos mensajes de los profetas hicieron eco de la terminología bíblica. Ambos fueron entregados con gran convicción. Ambos empleaban pronombres en primera persona, como si Dios mismo estuviera haciendo el discurso. Sin embargo, se contradecían rotundamente. Ambos podrían ser falsas profecías, pero no hay manera de que ambos puedan ser verdad. ¿Cómo se suponía que la gente de la congregación determinaría cuál de las dos cosas era correcta? Si siguieron el enfoque de la intuición, todos los descontentos de la iglesia sin duda optaron por la primera profecía, creyendo que ahora tenían una palabra del Señor para confirmar su descontento con sus líderes.

El hecho obvio es que una vez que nos adentramos en el ámbito de la subjetividad, no tenemos manera de determinar qué es realmente cierto.

(Adaptado de Reckless Faith .)


Disponible en línea en: https://www.gty.org/library/blog/B170621
COPYRIGHT ©2017 Grace to You

2 comentarios sobre “Revelación Especial Reguladora

    Efren Gonzalez Quiros. escribió:
    21 junio 2017 en 10:32 pm

    Tema de profunda reflexión. La verdad, para un creyente cristiano esta en la Sagrada Biblia, porque en ella Dios sustenta su verdad a traves de sus palabras reveladoras y profeticas. Y, el tiempo las acompaña como un testigo fiel hasta el dia cuando se abra el libro de la vida.

    Una Palabra Profética Más Segura « escribió:
    26 junio 2017 en 12:13 pm

    […] Como vimos la última vez , ese es un enfoque peligroso, que probablemente llevará a confusión espiritual y caos. Si transformamos nuestra fe en un ejercicio enteramente subjetivo, no nos queda ninguna manera confiable de determinar lo que realmente es cierto. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s