Unidad Espiritual | Sirviendo al Hermano Más Débil | 2ª. Parte

Posted on

ESJ-2017 0710-002

Unidad Espiritual | Sirviendo al Hermano Más Débil | 2ª. Parte

Por Fred Butler

Comencé con el último post sobre este tema considerando la unidad de los cristianos. En concreto, abordar cómo podemos llevamos bien cuando nuestras convicciones personales pueden estar en desacuerdo. Las convicciones que las personas tienen son a menudo la fuente de la desunión entre los creyentes. A fin de ayudar a moldear nuestro pensamiento acerca de nuestra unidad como pueblo de Dios, a pesar de las convicciones personales que podemos tener en nuestros corazones, me he vuelto a las palabras de Pablo en Romanos 14:1-15:13.

En ese pasaje, Pablo identifica dos grupos dentro de la membresía del Cuerpo de Cristo: Los fuertes en la fe y los débiles en la fe.

Es importante recordar que la idea de fe aquí no es salvación. Más bien, es si una persona está convencida de la verdad con respecto a una convicción. Además, la pureza doctrinal no está en juego. Son convicciones desarrolladas a partir de la opinión personal, no de la ortodoxia bíblica. No estamos hablando de desacuerdos sobre cómo entender la divinidad de Cristo o la naturaleza de los atributos de Dios, por ejemplo.

El desacuerdo entre los débiles y los fuertes se divide en las líneas de comer alimentos específicos y la observancia de días particulares considerados sagrados. Pablo, más que probablemente, tiene creyentes gentiles y judíos en mente cuando escribe su corrección. Los gentiles son los fuertes en la fe. Tienen libertad para comer alimentos no kosher, como las costillas de cerdo BBQ. También creen que es innecesario observar los muchos días santos asociados con el judaísmo. Sin embargo, los judíos aún tienen problemas personales al comer cualquier alimento que no sea kosher y creen que es importante observar esos días santos.

Su desacuerdo resultó en una profunda desunión entre los dos grupos. Los más débiles en la fe insisten en que los fuertes son "demasiado mundanos", y los más fuertes tratan al más débil en desprecio como legalista. Los principios que Pablo describe en Romanos 14 y 15 están destinados a unificar. Son igualmente convincentes para nosotros hoy en día que no estamos de acuerdo, en diferentes convicciones.

Comenzando en 14:13 y después, Pablo estrecha sus principios para dirigirse a los fuertes. Creo que hay una razón por la que escribe un párrafo sustancial dirigiéndose a los fuertes.

Por un lado, tienen razón al entender que la reglamentación de los alimentos ha sido abolida (Hechos 10: 9-16, 11: 4-17). También saben que abstenerse de comer alimentos realmente no tiene ningún valor para ayudar al corazón espiritual de un cristiano (Colosenses 2:20-23). Además, entienden que los días santos son meros sombras que se han cumplido en Cristo (Col 2:17). Por otro lado, a pesar de ese conocimiento, están en mayor riesgo de abusar de su libertad.

La libertad produce mayor responsabilidad. Al igual que el adolescente que obtiene su licencia de conducir y ahora es libre de conducir el SUV de sus padres, ahora es aún más responsable de esa capacidad. Cualquier mal uso de esa libertad puede poner en peligro muchas vidas. Lo mismo ocurre con la libertad espiritual. Los fuertes tienen una gran libertad en Cristo, pero una mayor responsabilidad en la utilización de esa libertad por amor de Cristo.

Creo que Pablo esboza seis principios que los fuertes pueden usar para servir al hermano más débil.

1) Mantener un camino claro (vs 13)

La libertad de los fuertes en la fe no debe ser una piedra de tropiezo para los débiles en la fe. Una piedra de tropiezo sería cualquier obstáculo que haría que una persona tropezara. Metafóricamente, tropezar en una caída espiritual. Pablo explica que el fuerte puede considerar comer ciertos alimentos, es limpio. Sin embargo, esos mismos alimentos aún pueden considerarse "impuros" en la mente del hermano más débil. Los más fuertes pueden considerar tal convicción como "tonta" y "ridícula", pero Pablo es claro que al participar el fuerte en su libertad, ellos potencialmente arriesgan la ruina espiritual del más débil.

2) Andar en Amor (vs 15, 21)

El más fuerte anda en amor antes de que el más débil sea simple: si su libertad aflige al más débil, entonces prívese usted mismo de su libertad por el bien del más débil.

Vi este principio ilustrado una vez con mis hijos jugando. Vivíamos en esa época en una pequeña comunidad de condominios, y solía sentarme en nuestro garaje mientras mis dos hijos mayores andaban en sus bicicletas por el camino entre nuestros edificios. Les dejaba seguir las aceras que conducían a las puertas de entrada para que pudieran tener un camino más largo que seguir. Estuvieron fuera de mi vista por unos 40 segundos; y si llegaban tarde, gritaba sus nombres y venían.

Nuestros vecinos en el camino también tenía un niño alrededor de la edad de mis dos mayores. Él también disfrutaba montando su bicicleta con mis hijos. Su padre, sin embargo, no quería que siguiera la acera fuera de su vista, aunque sólo durara 40 segundos. Como sucedía, mis dos hijos empezaron a andar en la acera, y sin pensarlo, su amigo los siguió. El padre estaba molesto por el hecho de que su hijo desobedeciera conduciendo fuera de su vista, y así hizo entrar a su hijo. Él entró en su casa llorando y mis hijos escucharon que su amigo tuvo que irse.

Pensando rápidamente, les pregunté a los dos: -¿Qué habría sido lo mejor por hacer? -No lo sé -fue la respuesta. Le dije: "Bueno, el papá de tu amigo no quería que anduviera por el edificio en el paseo lateral, ¿verdad? Entonces, ¿no crees que hubiera servido mejor a tu amigo quedándose aquí y no conducir en las aceras? -Sí, supongo, ¿podemos tener refrescos para la cena?”

De todas formas, en muchas situaciones, los fuertes servirán a sus hermanos más débiles limitando su libertad. Incluso si puede participar en comer costillas de cerdo libremente, no lo haga por el bien del más débil que piensa que el cerdo es impuro.

3) Utilice su fortaleza para servir a Cristo (vs. 16-18)

La libertad es algo bueno. Sin embargo, no debemos permitir que nuestro bien se convierta en algo blasfemo o malvado. Lo que es bueno será percibido como malo si no se ejerce con precaución. Un abuso de la libertad puede dar la apariencia de que todo lo que importa en el Reino de Dios es la libertad de comer y beber, en lugar de lo que es realmente bueno, una relación correcta con Dios y con nuestros semejantes. La libertad no es una bendición física, sino una bendición espiritual.

4) Buscar la Unidad (vs 19, 20)

En lugar de buscar nuestra libertad para complacer nuestros intereses personales, necesitamos buscar el bien común del Cuerpo de Cristo. Nuestra libertad debe edificar a nuestros hermanos creyentes y sus mejores intereses. Por el contrario, sus mejores intereses pueden no tener nada que ver con la libertad de comer alimentos. Lo que les sirve mejor es tal vez pastorearlos a través de su "debilidad".

¿Vale la pena su libertad de comer costillas de cerdo, o en nuestro mundo moderno, beber cerveza, destruir la obra de Dios en la vida de una persona sólo para poder disfrutar de su libertad?

5) Agrade a los demás (vs. 22-15: 3)

Agradar a otros implica dos acciones que ya hemos considerado: Negar su libertad por el bien de los débiles y hacer lo que edifica a otros. Puede que tengas fe para comer, pero disfruta el uso de tu fe delante de Dios. No hagas alarde de ello ante los demás para mostrar lo que tienes en Cristo.

Al conducirse de una manera dirigida a servir, buscará edificar otros. Cristo es nuestro principal ejemplo. Podía haberse complacido destruyendo a Sus enemigos. Él ciertamente tenía la habilidad como Dios encarnado. En su lugar, Él tomó el reproche debido a nosotros, de manera que nosotros pudiéramos ser levantados. Nuestra mentalidad hacia los débiles en la fe debe ser la misma.

6) Recibirse unos a otros

En otras palabras, no deje que las pequeñas disputas sobre las convicciones personales destruyan la unidad de la iglesia. Qué absurdo es pensar que los cristianos se dividirán sobre temas mundanos como una mujer que usa pantalones, o si un pastor asiste a una cruzada de Billy Graham, o si una pareja cristiana usa anticonceptivos o no. Estos no son los asuntos que deben dividir a los creyentes.

Una Palabra a la Gente Reformada

La moda, lo Reformado por hacer hoy en día es beber alcohol y fumar puros. Aunque puede ser la moda por hacer, no creo que sea necesariamente lo más sabio.

Escuche, entiendo que muchos de ustedes, la gente Reformada, seguramente vinieron de un trasfondo independiente y fundamentalista. No tomó mucho tiempo ver cómo sus nuevas creencias reformadas chocaron con el cristianismo tradicional. Eventualmente, usted reaccionó en contra de su educación espiritual temprana asistiendo a su primera película, o fumar una pipa, o beber su primera copa de vino sin sentir el sonido de la culpa de que usted se está volviendo apóstata.

Lo que originalmente fue su alegría de la libertad, rápidamente se convirtió en una gozosa oportunidad contra esos hermanos y hermanas más débiles. Esto puede ser difícil de tomar, pero su exhibición extravagante de la libertad espiritual se percibe como desagradable. Ese abuso de la libertad hace violencia a la enseñanza bíblica que usted vino amar. En lugar de ver a un apasionado amante de la soberanía de Dios, los que se oponen a usted ven a una persona mundana y espasmódica. Aunque usted pueda estar en lo correcto con su libertad, los débiles en la fe no ven la situación de la misma manera. Ellos tienen un montón de fundamentalismo militante colgado en sus almas que tomará paciencia, pastoreo y la santificación del Espíritu para liberarlos. No obstaculices esa obra por un abuso flagrante de tu libertad.

Un comentario sobre “Unidad Espiritual | Sirviendo al Hermano Más Débil | 2ª. Parte

    […] Parte 1 y Parte 2 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s