4 Verdades Escatológicas de Mateo 19:28

Posted on

ESJ-2017 0828-001

4 Verdades Escatológicas de Mateo 19:28

Por Michael Vlach

Mateo 19:28: Un versículo que a menudo se pasa por alto, pero que tiene un gran significado teológico, particularmente para la escatología, es Mateo 19:28:

Y Jesús les dijo: En verdad os digo que vosotros que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, os sentaréis también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.

El contexto de las palabras de Jesús aquí es su encuentro con el joven gobernante rico (19: 16-26) y la pregunta de Pedro acerca de qué recompensas tendrían los apóstoles por seguir a Jesús (19:27). El joven gobernante rico amó sus posesiones más que desear a Jesús así que él no se apartó de su abundancia. Pero los discípulos estaban dispuestos a renunciar a todo por Jesús. Entonces Pedro le preguntó qué recompensa habría para él y para los apóstoles que abandonaron a todos para seguirle (Mateo 19:27). Jesús revela grandes recompensas incluyendo relaciones y lugares de morada (19: 28-30). Pero la respuesta de Jesús en 19:28 también revela cuatro verdades clave acerca de los sucesos venideros. Son estas las que destacamos:

Primero, hay una renovación venidera del planeta tierra . Esto queda claro por el uso de Jesús del término “regeneración”, que es la palabra griega palingenesia. En este contexto se refiere a la recreación o renovación de la tierra y es paralelo a la creación glorificada de la que habla Pablo en Romanos 8:18-23. También está estrechamente relacionado con la “restauración de todas las cosas” a la que Pedro se refiere en Hechos 3:21. Así, Jesús ve un planeta terrenal restaurado en el futuro en conexión con la restauración de Israel nacional. Comentando este término, JI Packer declara: “denota la ‘restauración escatológica de todas las cosas’ (Hechos 3:21) bajo el Mesías por el cual Israel estaba esperando” ( Diccionario Evangélico de Teología , 925). El futuro implica una tierra tangible real, no una existencia tenue en una nube. Esta verdad refuta cualquier elevación platónica de lo espiritual sobre lo físico. La tierra física importa en los planes de Dios y Su reino lo incluye.

Segundo, el trono davídico de Jesús es futuro. En Lucas 1: 32-33, el ángel Gabriel le dijo a María que su hijo se sentaría un día sobre el trono de David. En Mateo 19:28, Jesús vincula explícitamente Su asunción del trono de David con la futura renovación de la creación “en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, os sentaréis también sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.” Dado que la “regeneración” de la tierra es futuro, podemos saber que la asunción de Jesús del trono Davídico es futuro. Mateo 25:31 apoya esto cuando Jesús vincula su reinado en el trono Davídico con la segunda venida: “Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de su gloria.”

Tercero, la nación de Israel será restaurada. Jesús también menciona las “doce tribus de Israel” que se refiere a las doce tribus literales de Israel. En varias ocasiones, los profetas del Antiguo Testamento predijeron un Israel restaurado con una unificación de las doce tribus (véase Ezequiel 36-37). La mención de las “doce tribus de Israel” en Mateo 19:28 muestra que Jesús espera una futura restauración de la nación de Israel con las doce tribus presentes. No hay ninguna razón aquí para espiritualizar a las doce tribus aquí, especialmente porque cualquier otra referencia a las “doce tribus” de Israel en el Nuevo Testamento se refiere al Israel literal (ver Lucas 22:30, Hechos 26:7, Santiago 1:1, Apoc. 7:4-8, 21:12). Además, todas las referencias a “Israel” en el Nuevo Testamento se refieren a Israel étnico / nacional. Así, Mateo 19:28 es evidencia del Nuevo Testamento para un Israel restaurado y unificado.

Cuarto, los apóstoles gobernarán sobre un Israel nacional restaurado. Por su voluntad de abandonar a todos y seguir a Jesús, los apóstoles se sentarán “sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.” Apocalipsis 19:15 revela que cuando Jesús regrese a la tierra gobernará a las naciones de la tierra. Con Mateo 19:28 también vemos que los apóstoles de Jesús compartirán Su venidero reinado al juzgar a las doce tribus de Israel. Este es un reino literal sobre las tribus literales de Israel cuando venga el reino. Así que no sólo Israel será unido y restaurado, la nación será gobernada por los doce apóstoles.

Las palabras de Jesús en Mat. 19:28 muestran increíbles bendiciones por venir con el regreso de Jesús. El planeta tierra será restaurado, Jesús reinará como Rey, Israel será restaurado y unido, y los apóstoles tendrán funciones gobernantes sobre Israel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s