Tres Verdades En que Fijar Su Corazón Durante Una Tormenta

Posted on

ESJ-2017 0911-003

Tres Verdades En que Fijar Su Corazón Durante Una Tormenta

Por Tommy Clayton

El huracán Irma se dirige hacia mi ciudad en Florida Central. Incluso los modelos más esperanzados lo muestran disparando directamente hacia la Península. La mayoría de las personas que asisten a GraceLife Church podrían experimentar el centro mismo de esa tormenta pasando sobre su casa. Muchos han evacuado y están navegando en el tráfico defensa con defensa, escasez de gas y hoteles sin vacantes.

Añada a eso todo el bombo en las redes sociales, los periodistas alarmistas del tiempo, y la gente que no vive en la Florida que pinta su peor escenario. Otros nos regañan ya sea por esperar demasiado tiempo para prepararse, o esperar demasiado tarde para salir. Malas noticias. No es útil. Esos problemas pueden molestar fácilmente nuestros corazones y paralizarnos con miedo.

¿Cómo debemos responder? ¿Qué representaría una buena noticia para los que están en el camino del huracán Irma? Puedo decirles que muchos cristianos alrededor del mundo están orando por nosotros. Puedo animarles con el hecho de que los refugios están listos, los equipos de rescate están preparados, y los líderes están de pie con sierras de cadena, agua embotellada, botes y gas extra. Esas son buenas noticias. Podría ayudar … un poco.

Pero no estoy depositando todas mis esperanzas allí. Tengo noticias aún mejores . Una verdad más segura. Una verdad más sólida. De hecho, tengo tres verdades que ofrecerte. Plántelas profundamente en su corazón y aferrese a ellas cuando el miedo suba a la superficie. ¿Listo…?

Verdad # 1. Dios controla esta tormenta: Él es soberano

En el Salmo 29, David describe una terrible tormenta que pasa sobre Israel. Se forma sobre el océano, tronando a través de Palestina. Quita el bosque desnudo, sacude las montañas, ilumina la tierra con ardientes rayos y rompe los poderosos cedros del Líbano. Se puede imaginar el terror que sentían los israelitas, sin la página meteorológica de Mike ni los satélites que les ayudaban a saber cuánto tiempo o una tormenta tan fuerte duraría, y cuando vendría la siguiente. Pero entonces David escribe esto en el versículo 10: “El Señor se sentó como Rey cuando el diluvio; sí, como Rey se sienta el Señor para siempre.”

No te pierdas la comodidad en esa afirmación. Dios es el Señor de la tormenta. Traza su camino con Su dedo. Muchos lugares de la Biblia nos recuerdan esta tremenda verdad. Dios se sienta como rey sobre el huracán Irma. Él dirige su camino, ejerciendo Su autoridad como gobernante de Su creación, incluyendo las tormentas.

Los profesionales pueden ofrecer su mejor conjetura y asesoramiento sobre dónde se dirige esta tormenta y qué debemos hacer en respuesta. Pero sólo uno controla la tormenta, junto con cada respiración y latido del corazón de los que están en su camino. Cada ráfaga de viento, onda de oleajes, tejas que vuelan de su techo, o árbol que apenas destruye su coche: todo dirigido por la mano amorosa de Dios. Esas son buenas noticias.

Verdad # 2. Dios sabe lo que es mejor para su pueblo: Él es sabio

En Romanos 11: 33-34, la Biblia dice esto acerca de la sabiduría de Dios: “Oh, profundidad de las riquezas y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios e inescrutables sus caminos! Pues, ¿quien ha conocido la mente del Señor?, ¿o quien llego a ser su consejero?,”

Estamos orando, rogando a Dios que cambie esta tormenta. Le estamos pidiendo que debilite su poder, que cambie su rumbo y que tenga piedad de nuestra comunidad. No podemos imaginar un escenario que haga de esta tormenta “algo bueno.” A veces, Dios dice “sí” a nuestras peticiones. Otras veces nos invita a confiar en Su sabiduría. Las tormentas hacen grandes aulas. Ellos entrenan nuestros corazones y ponen a prueba nuestra fe.

Cuando los seguidores de Jesús entran en las tormentas, hacen que su amo se vea bien. Antes, durante y después, cuando se derraman las lágrimas, comienza la limpieza y se necesitan buenas noticias. Es una oportunidad para mostrar a nuestros vecinos sobre que realmente hemos edificado nuestras vidas. Nuestra salud puede ser quitada, nuestros hogares, nuestra seguridad temporal. Pero no Cristo. Esas son buenas noticias.

Verdad # 3. Dios ya enfrentó la peor tormenta por nosotros: Él es bueno

El huracán Irma es masivo. Tiene más de 400 millas de ancho. He visto escalas comparando el huracán Andrew (una tormenta masiva en 1992 que causó estragos en FL) con Irma (2017). Irma hace enano a Andrew. Es una tormenta de categoría 4-5 con vientos de hasta 185 mph. Por todos los informes, es una tormenta mortal, con furia rumbo hacia el centro de Florida. Debemos tomarlo en serio.

Pero hay otra tormenta mucho más grave que Irma. Mucho más furiosa, mortal y amenazante. La tormenta de la ira de Dios hacia el pecado. Cuando confiamos en la obra terminada de Jesús, nunca tendremos que enfrentar esa tormenta. Jesús ya la enfrentó solo en nuestro lugar. Se paró en la línea directa, absorbiendo la furia de la tormenta. Lo tomó todo. La absorbió toda. Pero Él emergió en el otro lado, y nosotros compartimos Su victoria. Esa es la mejor noticia del mundo.

Pablo recordó a los tesalonicenses que Jesús “nos libra de la ira venidera” (1 Tesalonicenses 1:10). Eso es. Jesús se enfrentó la tormenta final, para que podamos enfrentar a las pequeñas, como Irma. Nunca enfrentaremos la tormenta de la ira de Dios. SAsí que Irma y José pueden hacer lo peor. En última instancia, estaremos bien. Y Jesús dijo que nunca tendremos que enfrentarnos a una tormenta solos. Esa es otra promesa de la Cruz.

Entonces, ahí lo tiene. Tres verdades para plantar profundamente en su corazón. Alguien ha expresado esas verdades al relacionarnos con nosotros de esta manera: “Dios en Su amor siempre quiere lo que es mejor para nosotros. En Su sabiduría Él siempre sabe lo que es mejor, y en Su soberanía Él tiene el poder de llevarlo a cabo.”.

Libere esas verdades sobre su miedo, problemas y ansiedad. Jesús dijo a Sus discípulos: “No se turbe vuestro corazón. Creed en Dios. Creed también en Mí.” Tómelo en cuenta. Confíe en el Dios que es soberano, sabio y bueno.

Y una verdad más antes de irte. No importa qué daño haga Irma, descansa en esta verdad extra. Un día, Jesús va a hacer todas las cosas nuevas. Él restaurará Su creación y eliminará todas las amenazas a la paz y la seguridad. No más pecado. No más inundaciones o incendios. No más enfermedades o tormentas. Todo por causa de Jesús. “He aquí, yo hago nuevas todas las cosas” (Apocalipsis 21: 5). ¡Tómelo en cuenta!

¡Oren por Florida!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s