La Nueva Reforma Apostólica, Un Examen de los Cinco Ministerios 2ª. Parte

Posted on

ESJ-2017 0921-004

La Nueva Reforma Apostólica, Un Examen de los Cinco Ministerios 2ª. Parte

Por Gary Gilley

( Volumen 23, Número 5, Septiembre / Octubre 2017)

Después de haber examinado los fundamentos de la Nueva Reforma Apostólica (NRA) y algunas de sus características teológicas en la primera parte de este artículo, ahora vamos a proseguir para investigar su infiltración en círculos evangélicos más amplios. Luego pondremos las enseñanzas de NRA a prueba de la Escritura.

Infiltración

La influencia de la NRA se ha vuelto más amplia, y por lo tanto más peligrosa, ya que muchas de sus ideas están siendo aceptadas por iglesias y organizaciones tradicionalmente no carismáticas. Esta aceptación se debe a una serie de factores.

  • La música de Bethel, Hillsong y IHOP ha encontrado una acogida entusiasta en iglesias, ministerios juveniles y entre jóvenes adultos a lo largo del espectro evangélico.
  • Muchos no tienen comprensión de las enseñanzas de NRA y ningún concepto de lo que es.
  • Los maestros influyentes de NRA y los libros están abriéndose paso en los círculos evangélicos.
  • Debido al analfabetismo bíblico desenfrenado y la apatía general hacia la Escritura y la teología, menos cristianos están alarmados o incluso conscientes de que la falsa enseñanza y el engaño está teniendo lugar. No es sorprendente que aquellos que intentan advertir sobre NRA u otras enseñanzas falsas son a menudo vilipendiados y etiquetados como negativos, legalistas y odiadores.

La mayoría de iglesia evangélica está lista para la infiltración de NRA y por lo tanto no debe sorprender que muchos estén abrazando esta enseñanza errante. Como ejemplo de cómo esto está ocurriendo, haré referencia a un libro, publicado en 2016 por Nathan Brewer titulado, The Pulse of Christ [El Pulso de Cristo]. Brewer es fundador y director de los Ministerios de Kyrios, que está dedicado al discipulado y misiones internacionales. Él ha abrazado completamente, y en este libro promoviendo, el ministerio quíntuple como propagado por NRA. Tanto en Europa, donde actualmente vive, como en Estados Unidos, su libro y su ministerio están siendo respaldados por iglesias evangélicas y cristianos no carismáticos. Dos observaciones interesantes deben hacerse en este punto. En primer lugar, Brewer nunca menciona realmente NRA, aunque hace referencia a algunos de sus recursos y adopta su teología. En segundo lugar, Brewer nunca intenta explicar o defender su interpretación de Efesios 4:11, un entendimiento que es sostenido por muy pocos cristianos y prácticamente ningún estudioso conservador de la Biblia. Sin embargo, Brewer no se preocupa de la exégesis sino de la aplicación, para lo cual ofrece numerosos ejercicios prácticos para desarrollar los cinco dones. Él cree que los cinco dones no sólo funcionan hoy en día, sino que hasta cierto punto todos los cristianos poseen los cinco y deben desarrollarlos (págs. 25, 32), aunque algunos tienen una vocación distinta (p.32). Estos dones necesitan ser buscados y desarrollados (p.172), por lo tanto, Brewer dedica un capítulo para cada uno de los cinco dones, completado con varios ejercicios para ser usados ​​en pequeños grupos. Algunos de los ejercicios, especialmente en evangelismo, enseñanza y pastoreo, son útiles. El problema viene en las áreas de apostolado y profecía. Demos una mirada.

Apóstoles

Si los apóstoles existen hoy, se esperaría que el resto de la iglesia se sometiera a su autoridad. Con esto en mente aprendemos que “la práctica de NRA de someterse a un apóstol se refiere como la búsqueda de cobertura espiritual (o protección espiritual) bajo la autoridad de un apóstol.”[2] En el Nuevo Testamento los apóstoles fueron elegidos específicamente por Cristo ( Mateo 10:1-4 ), tuvieron que ser testigos oculares del Señor resucitado (1 Cor 9:1; 15:7-8), se les asignó la tarea de sentar los cimientos de la iglesia (Efes. 2:20), y fueron limitado a 12 hombres (Ap 21:14). Los apóstoles de la NRA, por el contrario, son escogidos por otros “apóstoles,” no han visto al Señor resucitado (aunque algunos han afirmado que lo han hecho), no tienen necesidad de agregar al fundamental de la iglesia, y el número 400 y contando. La necesidad de apóstoles en el sistema NRA se hace evidente cuando uno nota del Nuevo Testamento que los apóstoles recibieron profecías y le dieron a la revelación inspirada de Dios a su pueblo (1 Cor. 2:13; 1 Tes. 2:13; 1 Juan 1:1-3; 1 , 2 Tim. 1:13; 2:2; 3:14-17), realizó señales, prodigios y milagros (Hechos 2:43; 3:3-11; 5:12), y tenía autoridad sobre las iglesias 5:5, 1 Tim. 1:20, Fil. 9). Se basa en la idea de que el oficio de apostolado ha sido restaurado. Los maestros de NRA creen en la revelación adicional, profecías, milagros, sanidades y exorcismo, son totalmente funcionales hoy en día. Afirman que hemos regresado a la era apostólica, que el Reino ha comenzado y que los nuevos super-apóstoles de la NRA están liderando el camino.

Brewer cree que tanto el don como el oficio de apóstol existen hoy,[3] y que todo cristiano posee y debe desarrollar este don, aunque algunos han sido llamados distintivamente para ser apóstoles. [4] Junto con el apostolado están los dones de señales milagrosos, en particular las sanidades y la guerra demoníaca. En cuanto a las sanidades Brewer modela su pensamiento del ministerio “Power Healing” [Sanidad de Poder] de John Wimber y el Movimiento de la Tercera Ola. [5] Aquellos que implementan estos métodos son alentados a salir a las calles, encontrar a alguien que ellos piensan que necesita ser sanado y “ordenar que el dolor se vaya, o que la parte del cuerpo sea restaurada en el nombre de Jesús.” Brewer no ofrece ninguna garantía de que la sanidad será exitosa, pero promete “el resultado de una mayor intimidad con el Padre al orar supera a la sanidad”.[7] En cuanto a la guerra espiritual, incluyendo derribar fortalezas demoníacas, Brewer dice que estos pueden ocurrir a través de una “estrategia apostólica” ó “de ir un lugar alto para observar la ciudad y transformar tu ciudad a través de la oración.” [8] Estos dones y estrategias apostólicas no son un fin en sí mismos; son un medio por el cual el reino de los cielos es traído a la tierra. Brewer escribe: “Como embajadores del Rey y su cultura en el cielo, traemos el cielo a nuevas áreas de la tierra, que se mueve hacia el Reino en su plenitud de sanidad y plenitud”. [9] Como se mencionó anteriormente en este documento, los líderes de la NRA creen que han sido llamados a recuperar el dominio de la tierra de Satanás y sus demonios. Esto se hace en gran medida mediante el uso de poderes milagrosos encabezados por apóstoles que tienen autoridad sobre todo lo que se opone a Cristo.

Profetas

Los profetas están en segundo lugar sólo a los apóstoles en el Nuevo Testamento y NRA, junto con muchos en el movimiento Pentecostal / Carismático que están al unísono con la NRA, y también creen que el oficio de profeta también ha sido restablecido. Sin embargo, prácticamente nadie cree que los profetas de hoy tienen el mismo estatus que los profetas bíblicos. Los profetas bíblicos, al profetizar por el Señor, eran incapaces de error (Deut 18:20-22) y enfrentaban la muerte si estaban equivocados. Pero muchos en la iglesia contemporánea han aceptado la tesis de Wayne Gruden de que las profecías del Nuevo Testamento eran y son falibles, siendo una mezcla de una palabra de Dios y sus propias ideas o imaginación. En su Teología Sistemática Grudem escribe: “Las profecías en la iglesia de hoy deben ser consideradas meramente palabras humanas, no palabras de Dios, y no igual a las palabras de Dios en autoridad.” [10] Jack Deere, que afirma ser un profeta, admite que los profetas modernos son propensos a errores y equivocaciones y dice: “Los profetas son realmente desordenados. Los profetas cometen errores.” [11] Como es obvio, las profecías de hoy no están en la misma línea con las profecías inspiradas de las Escrituras, y uno tiene que cuestionar el valor de las profecías falibles y equivocadas. Sin embargo, las profecías supuestas hoy se publican a menudo en lugares tales como la Lista de Elías y la revista de Carisma, aparentemente con poca preocupación por sus exactitudes.

Brewer cree que el don de profecía ha sido restaurado y lo define como “recibir de Dios su amor y perspectiva acerca de una persona, iglesia, ciudad o nación, y comunicarlo con el propósito de alentar, fortalecer y consolar.”[12] Todos los cristianos tienen la capacidad de profetizar [13] y cuando Dios les da un mensaje, deben anotarlo y referirse a él más tarde, como lo haría con la Biblia.[14] Tan convencido está Brewer de que todos pueden profetizar bajo demanda que él provee un ejercicio en su manual en el cual los participantes dibujan números aleatorios y profetizan en el lugar sobre aquellos que corresponden a esos números.[15] Brewer admite que no todas las profecías se cumplen y que la fuente de estas supuestas revelaciones podría muy bien ser nuestro propio espíritu, o incluso un espíritu maligno.[16] Pero nada de esto le impide animar a todos los creyentes a ejercer el don de profecía.

Palabras Extrabíblicas de Dios

En una categoría relacionada, pero quizás no hasta el nivel de profecía, son las constantes referencias a lo largo de NRA de Dios hablando a prácticamente todos los creyentes, audible e inaudiblemente. Tales aserciones son apenas chocantes hoy puesto que son prevalentes a través de todos los espectros del evangelicalismo. De hecho, aquellos que están muy alejados de cualquier forma oficial de pentecostalismo regularmente declaran revelaciones del Señor. Estas revelaciones rara vez se elevan al nivel de inspiración, pero tendríamos que preguntar ¿en qué sentido Dios alguna vez habla de una manera no reveladora? ¿Puede Dios hablar de una manera no autoritativa? ¿Puede Dios susurrar ideas falibles, errantes y palabras en las mentes u oídos de Su pueblo? Si es así, ningún ejemplo revelador puede ser encontrado en las Escrituras. Como con todas las otras prácticas carismáticas modernas, ya sean lenguas, milagros, sanidades o profecías, escuchar al Señor aparte de las Escrituras no coincide con lo que ocurrió en el Nuevo Testamento. Nathan Busenitz aborda este tema en el libro Right Thinking in a Church Gone Astray [Pensando Correctamente En Una Iglesia Perdida]: “Cuando nos acercamos al debate continuista / cesacionista al definir primero los dones bíblicamente, se hace evidente que la práctica carismática moderna no coincide con el precedente del Nuevo Testamento.” [17] Por ejemplo, las lenguas en el Nuevo Testamento eran la capacidad sobrenatural de hablar lenguas extranjeras auténticas desconocidas para el hablante. Pero prácticamente nadie en el movimiento carismático de hoy haría tal jactancia. DA Carson, él mismo un continuista (que cree en que el Señor nos habla hoy, aparte de las Escrituras), confirma: “Los pocos casos de xenoglosia moderna denunciada están tan mal demostrados que no se les puede poner peso.” [18] Las lenguas modernas simplemente no son lenguas como era verdad en los tiempos bíblicos. Volviendo a la profecía, encontramos la profecía bíblica autoritativa, inspirada e inerrante, pero tal no es el caso de las profecías modernas que pueden ser erróneas, parcialmente dadas por Dios y parcialmente por la imaginación. Esto es admitido incluso por los partidarios más fuertes de los profetas contemporáneos, como las citas anteriores demostraron. Cuando nos volvemos a los milagros y las sanidades, la misma desconexión entre la Escritura y las prácticas actuales es evidente. En las manos de Jesús o de los apóstoles, las sanidades fueron inmediatas, completas e innegables, pero estas características no apoyan a las afirmaciones de los ministerios de sanidad de hoy. Como mencionamos antes, lo que ocurre hoy en el movimiento carismático no es equivalente a lo que estaba sucediendo en el Nuevo Testamento.

De alguna manera esto parece pasar desapercibido por muchos, y eso es verdad de aquellos conectados con NRA. Volviendo a Nathan Brewer, escribe: “Muchos cristianos luchan por escuchar a Dios o dicen que no pueden, pero eso es mentira del enemigo. Ven a él con una expectativa, el ama comunicarse con sus hijos.”[19] Brewer incluso enseña técnicas sobre cómo escuchar a Dios:

Prepara tu corazón y tu mente para recibir del Señor. Relájese tomando algunas respiraciones profundas. Sintonice las cosas a su alrededor … Invite al Espíritu Santo a entrar en su mente, llene su corazón y hable con usted de una manera personal. Este proceso para relajarse y desconectarse puede tardar unos minutos, así que sea paciente y espere su presencia … Después de sentir algo, escríbalo. Incluso si no está seguro si fue de Dios, simplemente anótelo.[20]

Es instructivo leer la base bíblica dada para estas técnicas prescritas. Aunque afirmando en otros lugares en su libro que Dios habla a los creyentes hoy en día no es igual a la revelación inspirada de la Escritura, Brewer sin embargo usa las palabras de Dios dadas a los escritores bíblicos como su razón para que Dios nos hable ahora y a nosotros escribiendo Sus supuestos palabras. Dios le dijo a Isaías, Brewer confirma “tomar un gran pergamino, y escribir sobre él con la pluma de un hombre” lo que el Señor le había mostrado (Isaías 8: 1). Habacuc fue exhortado, “Escribe la visión; hazlo claro en tabletas “(Hab 2: 1); se le ordena al apóstol Juan que “escriba lo que ve en un libro con respecto a las iglesias” (Ap 1, 10-11), y de nuevo a “escribir esto” con respecto a la visión de la Nueva Jerusalén (Apocalipsis 21: 5). [21] De alguna manera Brewer, y la mayoría de los demás que aceptan la opinión de que Dios nos está hablando hoy fuera de la Escritura, pierde la clara implicación de lo que están diciendo. Ciertamente, los autores humanos de la Escritura fueron inspirados por Dios y dirigidos a escribir sus revelaciones. Pero eso no le da a los demás cristianos el derecho de dar a las palabras que vienen a sus mentes la autoridad de inspiración, ni se les manda escribirlas porque los autores bíblicos lo hicieron. Hay un eslabón perdido entre cómo Dios habló a aquellos que registrarían Su Palabra y las supuestas palabras de Dios que muchos están reclamando hoy. Ese vínculo es la inspiración del Espíritu Santo. Los autores bíblicos hablaron y registraron con confianza las mismas palabras de Dios (1 Tesalonicenses 2:13). No necesitaban aprender una técnica para discernir la voz de Dios, ni tenían que preguntarse si Dios estaba hablando a través de ellos, o si su imaginación los había engañado. Pero Brewer, representante de tantos otros, no se preocupa: “No te desanimes si sientes que no puedes sentir la voz del Señor. Es un proceso de aprendizaje gradual, como una habilidad que puede mejorarse continuamente.” [22] En contraste, aquellos que escucharon de Dios, como se registra en la Biblia, no necesitaban aprender una habilidad, nunca dudaron si la voz que oyeron era de Dios o de los suyos, nunca mezcló la revelación de Dios con sus pensamientos imaginarios, nunca habló de voces internas que eran inaudibles, y nunca dudó de la autoridad de las palabras que escucharon. Ellos estaban escuchando de Dios, y su testimonio de Dios hablando era muy diferente de las afirmaciones que tenemos aquí en el siglo 21.

Analisis Bíblico

Los desafíos a la teología de NRA se han tratado ya a través de este artículo pero sería bueno resumir brevemente las enseñanzas bíblicas en algunos de los componentes dominantes del movimiento:

La Cesación de Apóstoles y Profetas

En el corazón de la teología de NRA está la interpretación de Efesios 4: 11-13 que los líderes de la NRA desafortunadamente creen enseña la existencia actual del ministerio “quintuple”. Se cometen dos errores exegéticos con el texto. En primer lugar, y de menor importancia, la separación de “pastor” y “maestro” en dos oficios.. Mientras que las traducciones en inglés dan la apariencia de que pastores y maestros son distintos, el griego implica lo contrario. John MacArthur resume la opinión de consenso en su comentario: “Los pastores y los maestros se entienden mejor como un oficio de liderazgo en la iglesia. A menudo la palabra “y” ( kai ) significa “eso es” o “en particular”, haciendo que los maestros en este contexto expliquen a los pastores. Este significado no puede ser probado de manera concluyente en este texto, pero el texto de 1 Timoteo 5:17 coloca claramente las dos funciones juntas …” Si este es el caso, entonces el ministerio quíntuple se reduce rápidamente al ministerio cuádruple.

Pero lo más importante son las posiciones de los apóstoles y los profetas. Ambos papeles eran claramente fundamentales en el Nuevo Testamento, ya que la iglesia se construyó sobre el fundamento de los apóstoles y profetas (Efesios 2:20). Si hubiera más apóstoles y profetas hoy, su función sería todavía la de sentar los cimientos de la iglesia. Es decir, las doctrinas e instrucciones adicionales al pueblo de Dios se pondrían sobre lo que ya se encuentra en el Nuevo Testamento – que sería una receta para la confusión y el desastre. Los apóstoles y profetas recibieron la revelación divina para transmitir al pueblo de Dios (Ef 3, 5). Fue a ellos a quienes “la fe” (el cuerpo de verdad del Nuevo Testamento) fue “que de una vez para siempre fue entregada a los santos” (Judas 3, v.17). Pedro llamó a sus lectores a no buscar revelación adicional, sino “para que recordéis las palabras dichas de antemano por los santos profetas, y el mandamiento del Señor y Salvador declarado por vuestros apóstoles.” (2 Pedro 3:2). El libro de Hebreos afirma: “¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? La cual, después que fue anunciada primeramente por medio del Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, tanto por señales como por prodigios, y por diversos milagros y por dones del Espíritu Santo según su propia voluntad.” (2:3-4). El liderazgo del NRA conoce estos pasajes pero rechaza su significado al enseñar que Dios está haciendo algo nuevo en nuestra época. Para hacer algo nuevo hay que tener una nueva autoridad. Y la nueva autoridad, la autoridad para añadir o reemplazar las enseñanzas de la Escritura, requiere apóstoles. Y así el auge del oficio de apostolado, un oficio que incluso los Pentecostales históricos reconocen como no operativos. No sólo Apocalipsis 21:14 enseña claramente que sólo había doce apóstoles del Cordero, también reconocemos que en ninguna parte del Nuevo Testamento se encuentra un plan o instrucciones para reemplazar a los Doce originales. Al morir ellos no fueron reemplazados por otros y, con la muerte de Juan, el último de los apóstoles dejó esta escena terrenal y ninguno ha tomado su lugar.

Otra falacia exegética que la NRA hace con el texto es que la gramática del pasaje no apoya la aseveración de que todos estos ministerios debían continuar a lo largo de la era de la iglesia. Nathan Buzenitz escribe: “Más bien, es el proceso de ‘edificación’ del versículo 12 (y no el ‘dar’ apóstoles y profetas en el versículo 11) que se dice que continúa hasta que la iglesia alcanza un estado de madurez (v.13). Aunque los apóstoles y profetas se limitaron a la etapa de fundación de la historia de la iglesia … la ‘edificación’ de la iglesia ha continuado a lo largo de los siglos.” [23]

El Hacer Milagros

Una enseñanza clave de la NRA es que la gente puede ser entrenada para hacer milagros hoy. Sin embargo, no sólo no hay evidencia en el Nuevo Testamento de que a nadie se le haya enseñado cómo hacer milagros, sino que los milagros sólo fueron realizados por un grupo muy selecto de personas y por una razón muy particular. Jesús, por supuesto, realizó milagros de todo tipo, pero como una señal que señalaba el hecho de que Él era “el Hijo de Dios; y para que al creer, tengáis vida en su nombre” (Juan 20:31). Casi todos los milagros registrados en la Biblia después de Jesús estaban a las manos de los doce apóstoles, “y muchos prodigios y señales eran hechas por los apóstoles” (Hechos 2:43). Numerosos milagros en el libro de los Hechos vienen a través de los ministerios de los apóstoles, pero sólo hay dos casos en que los no apóstoles lo hicieron: Esteban (Hechos 6: 8) y Felipe (Hechos 8: 6) la categoría de profetas bíblicos que establecieron los cimientos de la iglesia (Efesios 2:20). A nuestro conocimiento, nadie más hizo un milagro, ni las epístolas del Nuevo Testamento, de las cuales derivamos nuestras enseñanzas de la era de la iglesia, hacen poco más que mencionar milagros de paso (por ejemplo, 1 Cor 12:28-30). Es obvio que los milagros no eran un ingrediente clave en la iglesia primitiva. Sin embargo, encontramos que tenían una función importante: autenticar a los verdaderos apóstoles. Ante algunos que decían ser apóstoles, a quienes Pablo llamó falsos apóstoles (2 Cor 11:13), verificó sus credenciales apostólicas diciendo: “Entre vosotros se operaron las señales de un verdadero apóstol, con toda perseverancia, por medio de señales, prodigios, y milagros” (2 Cor 12:12).

Añada a esta evidencia bíblica el hecho de que los supuestos milagros y sanidades hoy en día tienen poca semejanza con las contrapartes del Nuevo Testamento. Lo que está pasando hoy en el movimiento carismático, y dentro de la NRA, no es lo mismo que sucedió en el primer siglo.

Estrategias de Guerra Demoníaca

Por último, debido a la prominencia de la guerra espiritual dentro de la NRA un rápido vistazo a lo que dice la Biblia acerca de esto se justifica. Casi nada de lo que la NRA defiende respecto a las luchas contra los demonios tiene una base bíblica. La cartografía espiritual nunca se encuentra en la Escritura, no hay evidencia de demonios territoriales, ni oraciones, ni reprensión de demonios, ni maldiciones ancestrales. Jesús y un puñado de apóstoles se dirigieron a los demonios, pero los creyentes nunca reciben instrucciones para hacerlo en el Nuevo Testamento. Hay sólo tres textos en las epístolas que nos informan de cómo hacer guerra con los demonios, y los tres dicen lo mismo. En Santiago 4: 7 y 1 Pedro 5: 8 se nos dice que debemos resistir al diablo, y cuando lo hagamos huirá de nosotros. Efesios 6: 10-18 se expande en la instrucción de Santiago y Pedro al ordenar al creyente que se fortalezca en la fuerza del Señor, se mantenga firme contra los planes del diablo, resista en el día malo y ponga toda la armadura de Dios. Pablo concluye llamándonos a la oración. Pero en ningún momento se nos dice que tomemos una postura agresiva, por reprender al diablo, derribar sus fortalezas por marchar alrededor de su territorio, o cualquier otra técnica semejante. Resistir y mantenerse firmes son posturas defensivas, a eso somos llamados. Nuestra misión es acercarnos a Dios (Santiago 4: 8), ser firmes en nuestra fe, (1 Pedro 5: 9), aplicar la armadura espiritual de Dios (Ef 6,14-17), orar en todo tiempo en el Espíritu Ef 6:18). En otras palabras, concéntrese en Cristo (Col 3: 1-4) y en los medios que Él ha provisto para crecer en gracia. La fijación en el diablo es una distracción y una trampa y nunca se pide en las Escrituras.

Conclusión:

Esperemos que este documento ha dado al lector suficiente información para reconocer y protegerse contra las influencias de la NRP. La identificación es a menudo difícil, no sólo porque no hay organización oficial, sino porque aquellos que están involucrados, como es evidente por sus puntos de vista comunes sobre el ministerio quíntuple y todo lo que está asociado con él, a menudo afirman ser evangélico y afirmar muchas opiniones teológicas ortodoxas.

Por ejemplo, el sitio web de una iglesia de NRA recién plantada en mi ciudad ofrece esto en su sección sobre lo que creen:

Somos Cristianos de las “Buenas Nuevas”; en la jerga de la iglesia eso significa “cristianos evangélicos”. Creemos que Dios está de buen humor y trae buenas noticias a través de Jesucristo. Nuestras creencias tienen fundamentos en el Credo de los Apóstoles (215 dC) y los principios básicos de la Reforma Protestante (AD 1517), es decir, la autoridad última y esencial de las Escrituras para la fe y la práctica cristianas, la salvación por la fe solamente, el sacerdocio de todos los creyentes y del poder del Espíritu Santo. Creemos en la Trinidad; que Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Creemos que Jesús nació de una virgen, murió en la cruz, que Él fue resucitado físicamente de los muertos, ascendió al cielo y algún día regresará. También creemos que la relación personal de un individuo con Jesucristo como Señor y Salvador determina el destino eterno de un individuo del cielo o del infierno.

Cuando Jesús dijo: “Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar…” (Mateo 11: 28-30), el motivo era que todos vinieran, sin excepciones. El deseo de nuestro corazón no es cambiarte, sino hacer lo mejor para ser REAL. Ser RELEVANTE y caminar unos con otros en RELACIÓN, para que juntos podamos encontrarnos cada día más como Jesús.

Esto puede ser muy confuso. Cuando se profundiza, encontrarán que esta iglesia tiene todos los errores teológicos de las iglesias relacionadas con las NRA, pero afirman el Credo de los Apóstoles, se declaran evangélicos y se aferran a los principios centrales de la Reforma. No es hasta que uno llega al último párrafo que comienzan a preguntarse si algo es torcido. Después de todo, el llamado de la iglesia no es ser real y relevante sino producir discípulos de Cristo (es decir, cambiarnos).

Cuando se lee una descripción de los pastores de esta iglesia, las cosas realmente empiezan a enfocarse. La biografía de una pareja que ambos son pastores de la iglesia dice:

Ambos [esposo y esposa* son graduados de la Escuela Bethel del Ministerio Sobrenatural en Redding, CA. Ambos tienen un corazón por ver avanzar el Reino de Dios avanzar. Aunque el principal objetivo de R es ser Director Financiero de D. Church, su pasión más importante es el pastoreo y la conexión. [H] es el Director de Administración en DC y tiene una huella dactilar en todo lo que necesita organizado. Ella es la cabeza de las misiones, así como el Director de Five Fold International, que es la cobertura de DC.

Mientras algunos de estos términos flotarán sobre la cabeza de muchos, Betel y su Escuela de Ministerio Sobrenatural, avanzando el Reino de Dios, Five Fold International, y la cobertura debe enviar banderas de advertencia para cualquiera que haya leído este documento.

¿Cómo podemos protegernos a nosotros mismos y a quienes amamos de la influencia destructiva de NRA? En primer lugar, es imperativo que tengamos una comprensión buena y creciente de la Escritura y la teología. El engaño es más poderoso cuando la gente carece de conocimiento. Un mecánico puede tomar ventaja de mí, si quiere, porque no sé mucho acerca de coches. Del mismo modo, los falsos maestros toman presa a los que ignoran los fundamentos de la fe.

En segundo lugar, incluso aquellos con una buena comprensión de la verdad bíblica pueden ser engañados por movimientos como la NRA si creen que las nuevas revelaciones, que se mueven más allá y no están directamente ligadas a la Escritura, son posibles. Es esencial comprender que todo lo que creemos acerca de la vida y la piedad debe emerger de la Palabra de Dios (1 Pedro 1: 3; 2 Tim 3: 16-17). No es suficiente que una enseñanza en particular no parezca contradecir la Escritura. La verdadera cuestión es si se extrae de la Escritura.

Tercero, nuestras habilidades de discernimiento deben ser agudas. Hebreos 5:14 llama a la madurez y rechaza a los creyentes que se han vuelto laxos y apáticos en su andar cristiano: “Pero el alimento sólido es para los adultos, los cuales por la práctica tienen los sentidos ejercitados para discernir el bien y el mal.” 1 Timoteo 4: 1 dice que “pero el Espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos apostatarán de la fe, prestando atención a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios,” es tiempo de que los creyentes tomen estas advertencias con seriedad. La iglesia contemporánea está terriblemente desprevenida para combatir la teología fraudulenta en el nivel de NRA, y es por eso que esta, y los grupos relacionados, están creciendo rápidamente.

Finalmente, los creyentes deben estar involucrados en una iglesia que tome la Palabra de Dios seriamente. Demasiados cristianos están contentos de asistir a iglesias mediocres que tienen música entretenida, programas de diversión y excelentes cafeterías. Las Iglesias deben ser la “columna y baluarte de la verdad” (1 Timoteo 3:15) y, si a la cual asisten no está cumpliendo con su divina descripción del trabajo, debe ser buscada una nueva si es posible. Los creyentes necesitan hermanos y hermanas de la misma semejanza que sean serios acerca de la Palabra y sirvan a Cristo basado en esa Palabra (Hebreos 10: 23-25). Si no puede encontrar una iglesia buena que enseña la Biblia fielmente, encuentre un creyente o dos que compartan su compromiso con la sana teología y la verdad que le agudizarán en la fe. Ninguno de nosotros puede permitirse ignorar las maquinaciones de Satanás (2 Cor 2,11) y nuestra única salvaguarda es la revelación inspirada e infalible de Dios en la Biblia misma, no la imaginación de la gente.

por Gary E. Gilley, Pastor / maestro, Southern View Chapel, Springfield, IL

***

[1] Nathan Brewer, The Pulse of Christ, a Fivefold Training Manuel (Xulon, 2016), pp. 25, 32.

[2] R. Douglas Geivett and Holly Pivec, God’s Super-Apostles, Encountering the Worldwide Prophets and Apostles Movement (Wooster, Ohio: Weaver Book Company, 2014), pp. 10, 11.

[3] Nathan Brewer, pp. 45-75.

[4] Ibid., pp. 25, 32.

[5] Ibid., p. 64.

[6] Ibid., p. 68.

[7] Ibid., p. 69.

[8] Ibid., p. 49.

[9] Ibid., p. 64.

[10] Wayne Grudem, Systematic Theology (Grand Rapids: Zondervan, 1994), p. 239.

[11] Citado por Nathan Busentiz en Right Thinking in A Church Gone Astray, Finding Our Way Back to Biblical Truth (Eugene, Oregon: Harvest House, 2017) p. 239.

[12] Nathan Brewer, pág. 79.

[13] Ibid., Pp. 80-81.

[14] Ibid., Pp. 85-86.

[15] Ibid., Págs. 87-93.

[16] Ibid., Pág.

[17] Nathan Busenitz, p. 119.

[18] Ibid., Pág. 240

[19] Nathan Brewer, pág. 83. 83.

[20] Brewer, págs. 84-85.

[21] Brewer, pág. 85.

[22] Brewer, pág. 86.

[23] Nathan Busenitz, p. 122.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s