6 Consejos para Leer la Biblia con Sus Hijos

Posted on

ESJ-2017 0925-002

6 Consejos para Leer la Biblia con Sus Hijos

Por David Murray

Recuerdos Felices de la Niñez

Cuando miramos hacia atrás en nuestra infancia, entre muchos otros recuerdos felices, podemos recordar a nuestros padres que leen con nosotros. “Jack y las Habichuelas Mágicas,” “Caperucita Roja,” “Los Tres Cochinitos” y otros clásicos de niños arrojan un tono cálido sobre nuestros primeros recuerdos.

Entonces, ¿por qué no hacemos lo mismo con la Biblia? ¿Por qué no leemos la Biblia uno a uno con nuestros hijos?? ¿No sería maravilloso dar a nuestros hijos lo mejor de los recuerdos? Si no hemos comenzado tal práctica déjeme darle una cierta dirección para que la pelota comience a rodar.

1. Deles una buena razón para leer la Biblia.

Los estudiantes hacen mejor cuando están motivados por el objetivo final de sus estudios. Por eso es tan importante responder a la pregunta de “¿Por qué?” Por adelantado, y mantenerla al frente, al leer la Biblia con nuestros hijos.

“¿Por qué estamos haciendo esto?”

“Estamos leyendo la Biblia juntos porque queremos conocer y amar a Dios, y vivir nuestras vidas para su gloria y el bien de los demás”. Esa es la declaración de mi propósito. La suya puede ser ligeramente diferente, pero sin ella, no vamos a sostener la práctica de leer la Biblia con nuestros hijos. Y recordémosles ese propósito glorioso continuamente, para que ellos también puedan captar la motivación.

2. Establezca una rutina.

Como todo lo demás en la vida, leer la Biblia con nuestros hijos es mucho más probable que suceda si se convierte en parte de nuestra rutina. Toma cerca de 6-8 semanas de construir un hábito haciendo algo al mismo tiempo en el mismo lugar con la misma persona. Habrá altibajos en ese período, con tiempos de olvido y de recuperación, pero eventualmente se convertirá en parte del tejido de la vida.

Como todo lo demás en la vida, leer la Biblia con nuestros hijos es mucho más probable que suceda si se convierte en parte de nuestra rutina.

Trate de encontrar una ranura en su horario que puede comprometerse a, avanzar a través de las primeras 6-8 semanas, y usted y sus hijos habrán formado un hábito santo.

3. Sea realista.

Como alguien que una vez trató de enseñar hebreo a mis hijos hiperactivos de cinco y seis años de edad, créanme, conozco la locura de las expectativas poco realistas. Eso duró unos cuatro días. Y eso es lo mucho que muchos de nuestros planes de lectura de la Biblia duran también. Fijamos objetivos del Everest y ni siquiera llegamos al campamento base.

Me tomó muchos años comprender las limitaciones de la mente de mis hijos cuando se trataba de mis ambiciones espirituales para ellos. Sin embargo, cuando los muchachos tenían alrededor de diez u once años, bajé drásticamente mis metas, y luego empezó a hacer clic. Leemos menos, pero aprendimos más.

4. Sea sistemático.

Cuando era joven, si alguna vez abrí mi Biblia, lo hice de manera aleatoria y solo leí algunos versículos aquí y allá. El resultado fue un mosaico de conocimientos bíblicos sin sentido de una historia general y sin sentido de conexión entre los pasajes, los capítulos, los libros o los Testamentos.

Cuando leamos la Biblia con nuestros hijos, hagámosla sistemáticamente, leyendo libros enteros de la Biblia juntos con el tiempo. Hacerlo les enseñará a luchar con pasajes más dificiles, a exponerlos a todo el consejo de Dios, y forjar conexiones dentro de libros, entre los libros y entre los Testamentos.

5. Haga buenas preguntas.

Hacer a nuestros hijos preguntas sobre lo que leen aumenta su concentración, captan el contenido y les ayuda a aplicarlo a sus vidas. Cuando los niños son jóvenes, el punto de atención debe estar en el contenido utilizando las preguntas familiares “¿Qué?¿Dónde? ¿Cuando? ¿Quién?. El objetivo es construir su tienda de conocimiento bíblico. A medida que nuestros hijos crecen, podemos hacer preguntas más centradas en el significado y las implicaciones de los pasajes.

Dos preguntas que he tratado de seguir haciendo a mis hijos son: “¿Qué nos enseña esto acerca de Dios?” Y “¿Qué nos enseña esto acerca de la salvación?” Una vez más, espero que, por repetición, estas preguntas se conviertan en parte del tejido de sus procesos de pensamiento. Otras preguntas generales podrían incluir, “¿Qué nos enseña esto acerca del pecado. . . . . el mundo . . . . . la vida cristiana. . . . . las misiones y el evangelismo?” y así sucesivamente.

También debemos invitar a preguntas de nuestros hijos, aunque a veces hagan preguntas tontas o tal vez incluso nos toquen de vez en cuando. No debemos hacer nada que ahogue sus preguntas e incluso cuando nos sorprenden, simplemente decimos: “No sé pero lo averiguaré”. A continuación, abra el comentario de Matthew Henry o una buena Biblia de estudio y asegúrese usted de volver a ellos con una respuesta.

6. Pídale ayuda a Dios.

Al orar antes de leer la Biblia, demostraremos a nuestros hijos la necesidad de ayuda celestial si queremos beneficiarnos de nuestra lectura. Demostramos nuestra dependencia de Dios cuando le pedimos luz sobre su Palabra. Después de leer juntos, ¿por qué no ayudar a sus hijos a convertir lo que han leído en oraciones. En este pasaje ¿Qué podemos convertir en una alabanza, una confesión, una acción de gracias o una petición?

El objetivo en todo esto es establecer patrones y hábitos que eventualmente se traducirá en leer la Biblia independientemente con beneficio y deleite.


David Murray (DMin, Reformation International Theological Seminary) es profesor de Antiguo Testamento y teología práctica en el Puritan Reformed Theological Seminary y pastor de la Iglesia Reformada Libre de Grand Rapids.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s