Día: 31 mayo 2018

¿Cómo Debemos Ver A Nuestros Hijos?

Posted on

ESJ-2018 0531-003

¿Cómo Debemos Ver A Nuestros Hijos?

Por Brian G. Najapfour

No recuerdo cuántas veces conocí a personas que honestamente me dijeron que no querían tener hijos porque los hijos simplemente interferirían con sus vidas. Consideraban a los hijos como una carga, en lugar de una bendición. De hecho, cierta mujer me dijo francamente que era demasiado egoísta para tener un hijo. Ella no quería tener un hijo, porque sabía que significaría una vida incómoda.

¿Sabes cuántos bebés abortan por día en los Estados Unidos? La respuesta es desgarradora: aproximadamente 3,700 bebés por día. Y el 93% de todos los abortos ocurren generalmente debido a inconvenientes. Escuche las siguientes estadísticas : Leer el resto de esta entrada »

Porque Soy Cristiano

Posted on

ESJ-2018 0531-002

Porque Soy Cristiano

Por Josh Buice

Muchas personas se acercan a su religión como una casilla de verificación de religión, algo que tienen que hacer para complacer a su dios. Sin embargo, como cristiano, la vida de un cristiano no está ligada a una ideología que “debe hacer” o “debe cumplir”, sino más bien a una vida de gozo impulsada por el Espíritu que encuentra su máxima realización en Dios a través de Jesucristo. ¿Se ha detenido a considerar lo que obtienes como resultado de ser cristiano? ¿Qué le ha dado Dios a cada uno de sus hijos que a menudo pasamos por alto a diario? Leer el resto de esta entrada »

10 Cosas Que Debes Saber Sobre El Dinero

Posted on Actualizado enn

ESJ-2018 0531-001

10 Cosas Que Debes Saber Sobre El Dinero

Por Paul David Tripp

1. No tenemos el derecho de usar nuestro dinero como queramos.

La existencia que domina el universo no es nuestra, sino de Dios. Es esta perspectiva la que debe dar forma – o para algunos de nosotros, remodelar – la forma en que pensamos sobre el dinero. La vida no es primero acerca de nuestros deseos, anhelos, sueños, propósitos, expectativas o planes. La vida es acerca de la voluntad de Dios, el propósito de Dios, el deleite de Dios y la gloria de Dios. No debemos, y no podemos, mirar el dinero separadamente de la realidad máxima de la vida: la existencia de Dios. Fuimos creados por Dios de acuerdo con su sabio diseño y por su sabio propósito. Nuestras vidas no nos pertenecen para usarlas como queramos. Debido a que fuimos creados por Dios, pertenecemos a Dios, y como nuestro dinero pertenece a Dios, no tenemos el derecho de usarlo e invertirlo como queramos. Leer el resto de esta entrada »