El Ministerio Es Vida Y La Vida Es Ministerio

Posted on

ESJ-2018 0614-002

El Ministerio Es Vida Y La Vida Es Ministerio

Por Paul Tripp

Si estás viviendo en un mundo quebrantado como un pecador entre pecadores, entonces cada situación, ubicación y relación que encuentres requiere del ministerio.

¿Qué es el ministerio? No es solo la vocación de los profesionales remunerados, ni se limita a las actividades programadas en su calendario.

En términos bíblicos, el ministerio no se trata de un tiempo, un lugar o una descripción del trabajo. Es una sincera voluntad de responder a la necesidad espiritual que Dios pone en su camino, en cualquier momento y en cualquier lugar. Esto ciertamente incluye la participación en el calendario de su iglesia, pero debe ser mucho más.

Debemos ver cada dimensión de nuestra vida como un foro para el ministerio. El matrimonio es ministerio. La crianza es un ministerio. La amistad es un ministerio. Vivir con los vecinos es ministerio. El trabajo es ministerio. La vida es ministerio.

Y el ministerio es vida.

Cuando dividimos nuestra existencia en dos partes separadas: “ministerio” y “vida”, ¿adivinen cuál es el extremo corto de la vara? Adivina quién tiene que arreglárselas en su tiempo sobrante, su energía sobrante, sus finanzas sobrantes y su pasión sobrante.

Si ve el ministerio como algo que hace cuando sale de su vida, es decir, cuando la iglesia ha calendarizado y programado algún tipo de ministerio para usted, entonces la gran mayoría de su vida es de usted ara ser utilizada por usted.

Pero las Escrituras enseñan lo contrario de esas prioridades. Nos desafía con la realidad de que nada de lo que tenemos nos pertenece. No tenemos una vida dividida en una parte de Dios y nuestra parte. Todo es “parte de Dios,” todo el asunto.

“…no sois vuestros? Pues por precio habéis sido comprados” (1 Corintios 6:20)

Esto significa que hemos sido llevados a una relación con Dios no solo para que podamos ser rescatados de nosotros, sino para que podamos ser parte del rescate de Dios por los demás. Nuestra vida existe para sus propósitos. Se nos dio vida y aliento para ayudar a maximizar la gloria de Otro. Esta es la razón de porque vida es ministerio.

Breves momentos de
Conciencia del Reino
seguido por
días y días
de soberanía 
e interés propio.
Doy
tan poco de mí
sin embargo, he recibido
tanto de Ti.
Yo trato el ministerio
como un gran
paso gigante
de lo que es mío
dentro
lo que es tuyo.
Sin embargo
no hay
mío y tuyo

me has comprado
con tu sangre
Todo lo que tengo
y
Todo lo que soy
te pertenece,
para Tu cuidado
para Tu uso
para Tu reino
para Tu gloria
Todo lo que soy
donde sea que esté
sea ​​cual sea el tiempo
usado en servicio tuyo
Esta es mi vocación
esta es tu voluntad

Recuerde, cada faceta de la vida es un foro para el ministerio. Nunca enfrentará un día que no esté lleno de la necesidad y la oportunidad del ministerio.

¿Están sus ojos abiertos a la necesidad y están capturando las oportunidades que Dios le ha dado?

“Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya para nada sirve, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo. Una ciudad situada sobre un monte no se puede ocultar; ni se enciende una lámpara y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Así brille vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas acciones y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.” Mateo 5:13-16

Dios le bendiga

Paul David Tripp

Preguntas de reflexión

  1. ¿Por qué el ministerio no es solo la vocación de profesionales remunerados?
  2. ¿De qué manera ha limitado su participación ministerial a las actividades programadas en su calendario?
  3. ¿Qué oportunidades de ministerio están a la vuelta de la esquina en este momento, fuera de las actividades programadas y los programas que organiza su iglesia o grupo para-eclesiástico?
  4. ¿Cuáles son algunas excusas y obstáculos que potencialmente le impiden vivir con una mentalidad ministerial?
  5. ¿Cuáles son las recompensas y las bendiciones que puede experimentar si vive con una mentalidad de ministerio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s