¿Por Qué Es Mejor Para Los Cristianos Celebrar La Navidad?

Posted on

ESJ-2018 1205-002

¿Por Qué Es Mejor Para Los Cristianos Celebrar La Navidad?

Por Stephen Kneale

Sé que para mucha gente, esto no es un problema. Pero proveniente del extraño y maravilloso mundo de los bautistas estrictos y particulares, es una pregunta que tiene cierta historia y aún permanece viva en ciertos sectores. Ciertamente, hay quienes se niegan resueltamente a celebrar la Navidad, mientras que otros no pueden comprender por qué tomarían esa decisión.

La idea de no celebrar la encarnación, y destacarse como más raro de lo normal en una época del año en que los no cristianos pueden realmente pensar en las cosas muy cristianas en las que pasamos el resto del año esperando hacerles pensar, parece una locura muchos. Pero para otros, la celebración de la Navidad es pagana, o anglicana (que, para cierto tipo de disidentes, equivale a la misma cosa), o prohibida por la Biblia misma.

Como señaló Tim Challies en esta reciente publicación :

El pueblo de Dios no tiene mandato de celebrar la Navidad. De hecho, al pueblo de Dios no se le ordena celebrar ningún día festivo (es decir, días festivos). Ciertamente tenemos la libertad de hacerlo, pero también tenemos la libertad de no hacerlo. “Uno juzga que un día es superior a otro, otro juzga iguales todos los días,” dice Pablo. Cada cual esté plenamente convencido según su propio sentir” (Romanos 14:5). A lo largo de la historia de la iglesia, los cristianos han estado en ambos campos. Los cristianos maduros han tratado la Navidad como una festividad cristiana; otros cristianos maduros lo han tratado como cualquier otro día.

Ahora, el argumento de Tim en su publicación es para decir que debemos tener cuidado de no atar la conciencia de otros creyentes que piensan de manera diferente a nosotros sobre Navidad. Algunos la celebran para la gloria de Dios; otros no la celebran para la gloria de Dios. Tim quiere llamarnos a un poco de la caridad de Romanos 14:1-12. Y no estoy en desacuerdo con él en absoluto. Creo que no debemos atar las conciencias de las personas y decirles -como si las Escrituras lo exigieran- que nuestra posición es la Bíblica. Esto no es un asunto de fidelidad escritural.

No obstante, eso no nos impide mirar y evaluar cuál es la mejor posición. Podemos, de manera caritativa y amable, permitir que otros lleguen a cualquier conclusión que puedan tener sobre la Navidad, sin descartarlos como cristianos menores, al tiempo que avanzamos en el caso de que, en nuestra opinión, lo mejor es celebrar o no celebrar (como lo es su posición particular).

Para mí, creo que es mejor para los cristianos celebrar la Navidad. No me refiero a ‘mejor’ como si eso significara un mandato bíblico, por supuesto. Es una cuestión de sabiduría. Pero mejor significa mejor, como preferible o (potencialmente) más sabio. Entonces, ¿por qué creo que es mejor que los cristianos celebren la Navidad?

Primero, no celebrar puede inadvertidamente comunicar algo no útil a nuestros amigos y vecinos en nuestra cultura particular. Podemos hablar sobre el enfoque de la Biblia en tener una postura de un año para recordar a Cristo si queremos, incluso podemos (con bastante razón) estar haciendo eso en nuestra iglesia cada semana. Pero puede apostar su último dólar a que el mundo fuera de las cuatro paredes de nuestro edificio no lo sabe.

El funcionamiento interno de la iglesia evangélica promedio es un misterio para la abrumadora mayoría de las personas que no piensan en ellos, nunca han puesto el pie en uno y parecen no tener la intención de hacerlo. Nuestra postura diaria y semanal hacia Cristo simplemente no está en su radar. La única vez que Cristo está en su mente es tangencialmente en Navidad (y quizás en Pascua). Por lo tanto, comunica algo que no es especialmente útil si, en la única época del año, al menos todos asienten al nacimiento de Cristo, las únicas personas que ven que evitan activamente y no hacen nada son las iglesias que supuestamente lo aman y lo honran más.

Segundo, creo que perdemos una verdadera oportunidad evangelizadora cuando evitamos la Navidad. El resto del año (si estamos en los eventos y ese tipo de cosas) terminamos tratando de encontrar ganchos en los que podamos colgar nuestras obras evangelísticas. Los recursos abundan sobre cómo se pueden usar los grandes eventos con el propósito de proclamar el evangelio. Realizamos noches de concursos y clases de inglés, comedores y eventos de cine. Lo que sea, lo intentamos, lo tomamos y le damos una charla del evangelio que está relacionada tangencialmente (y, para que conste, no estoy diciendo que esté mal, si está dando fruto para el evangelio, bien por usted).

Pero en uno de los pocos momentos del año en que las personas no buscan el gancho evangelístico, sino que vienen específicamente con el propósito de comprometerse con la venida de Cristo, ¿parece perverso rechazar eso porque no hay días festivos o no nos gusta el calendario de la iglesia? La verdad puede ser que no haya días festivos, pero si el mundo piensa que hay y vaga por mi iglesia como resultado, si tenemos alguna inclinación de evangelización, ¿es prudente descuidar tal oportunidad? ¡No tenemos que crear ningún gancho porque la gente ya viene a escuchar lo que queremos hablar! La venida de Cristo al mundo requiere una discusión de por qué vino al mundo, que es precisamente el mensaje del evangelio que queremos decirle a las personas las otras 51 semanas del año. Seguramente es mejor aprovechar la oportunidad mientras está allí.

Tercero, a menudo recuerdo el llamado de Dick Lucas a no ser más raro de lo que tenemos que ser . El hecho es que los cristianos son raros y así será siempre. Hay necesariamente algunas creencias y puntos de vista que sostenemos que nos harán extraños a los ojos del mundo. Su comentario se dirigía principalmente a la esfera de la evangelización donde podemos, a veces, hacer lo que es innecesariamente extraño y luego afirmar que estamos siendo perseguidos -o que la gente no nos está escuchando- porque el mensaje es extraño cuando la verdad está más cerca de nosotros siendo innecesariamente extraño.

Pero creo que el comentario de Lucas tiene aplicación más allá de nuestra técnica evangelística. La iglesia no existe en el vacío y no podemos separarnos de nuestros esfuerzos evangelísticos de nuestras otras actividades, como si nuestra hospitalidad y servicios de adoración y otras cosas no impactaran en cómo la gente ve a la iglesia (y, por representación, a Cristo). Cuando somos innecesariamente más complicados o más raros de lo que la Biblia nos llama a estar en un área determinada, en particular cuando la comunidad externa ve estas cosas, esto tiene un impacto apologético. Por esta razón, la celebración de la Navidad parece caer en esta categoría.

2 comentarios sobre “¿Por Qué Es Mejor Para Los Cristianos Celebrar La Navidad?

    jose luis escribió:
    6 diciembre 2018 en 10:11 am

    Muy de acuerdo, tus tres razones me parecen perfectas pero para NO celebrar la navidad. El amor por los perdidos nos debe llevar a aprovechar esta época para quitar la imagen falsa de el Señor Jesucristo que se pretende dar en este tiempo. y mostrar el evangelio bíblico.

    john escribió:
    7 diciembre 2018 en 6:00 pm

    el usar estrategias es lo que ha dejado sin efecto el evangelio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s