Día: 7 diciembre 2018

¿El Abuso Es Motivo De Divorcio?

Posted on

ESJ-2018 1207-003

¿El Abuso Es Motivo De Divorcio?

Por Jim Newheiser

El abuso como posible causa de divorcio también cuenta con un apoyo significativo entre los evangélicos. Muchos se han preguntado que, si un día de diez minutos de adulterio podría ser causa justa para el divorcio, diez años de violencia no lo sería. Instone-Brewer señala que el padre de la iglesia Orígenes “preguntó por qué Jesús no permitió que un marido se divorciara de un esposa que había intentado envenenarlo o que había matado a uno de sus hijos, porque soportar los pecados de tal atrocidad que parecería ser peor que el adulterio o la fornicación parecería ser irracional.”[1] Leer el resto de esta entrada »

Adviento: El Gentil Y Poderoso Salvador

Posted on

ESJ-2018 1207-002

Adviento: El Gentil Y Poderoso Salvador

Por Jordan Standridge

¿No es fácil a veces perder de vista quién es realmente Jesús? ¿Especialmente en torno a la temporada navideña?

Es fácil olvidar que el niño Jesús en Lucas 2 es el mismo Jesús en Apocalipsis 19, montado en su caballo blanco con una espada lista para luchar y destruir a sus enemigos. El que tiene el poder de calmar la tormenta y de alimentar a los cinco mil. El que tiene el poder de crear el mundo en seis días literales y de ordenar a cada rodilla que se incline ante Él en adoración (Fil. 2: 9). Leer el resto de esta entrada »

El Evangelio De Prosperidad: Una Epidemia Global

Posted on

ESJ-2018 1207-001

El Evangelio De Prosperidad: Una Epidemia Global

Por Costi Hinn

La prosperidad es tema candente en la iglesia. ¿Le importa a Dios si un pastor maneja un buen auto o vive en una buena casa? ¿Ordena Dios que todos los que lo siguen hagan un voto de pobreza y maten de hambre a sus familias en una protesta de consuelo terrenal? Los maestros de la Biblia venden millones de libros y acumulan grandes cantidades de riqueza, ¿están en la misma categoría que otros predicadores ricos? Algunos hombres tendrán convicciones profundas sobre la obtención de cualquier medida de riqueza, mientras que otros se conformarán con usar su riqueza para retribuir a su iglesia. Algunos usarán su riqueza para financiar la matrícula universitaria de un hijo, o incluso para becar a un estudiante del seminario. Otros invertirán su riqueza con el objetivo de dar aún más en el futuro. La mayordomía viene en todas las formas y tamaños, pero una cosa no: la capacidad de Dios para sopesar el corazón y los motivos de un hombre. Es el corazón de un hombre en el que Dios está más interesado y el evangelio que un hombre proclama que Dios juzgará más. Cuando suene la campana final del Cielo y cada hombre sea recompensado de acuerdo a sus obras, Dios tendrá la última palabra. El asunto no será si ese pastor se llevó a casa un salario de seis cifras; el asunto será lo que ese hombre enseñó y escribió mientras representaba el evangelio de Jesucristo Leer el resto de esta entrada »