Predicación Aburrida

Posted on

ESJ-2019 0121-004

Predicación Aburrida

Por Eric Davis

He predicado sermones aburridos. Es por eso que no siempre me gustan este tipo de citas:

El predicador nunca debe ser tedioso, y nunca debe ser aburrido … hay algo radicalmente malo con los predicadores tediosos y aburridos.
¿Cómo puede un hombre ser aburrido cuando está manejando tales temas? Yo diría que un “predicador aburrido” es una contradicción en los términos; Si es aburrido no es un predicador. Puede pararse en un púlpito y hablar, pero ciertamente no es un predicador.

Dr. Martyn Lloyd-Jones, Predicadores y Predicadores

Pero, Lloyd-Jones tiene razón. He tenido que evaluar qué es lo que está “radicalmente mal” en mí a veces. Hay algo malo con mi predicación aburrida.

¿Qué Está Mal Con La Predicación Aburrida?

Como dijo el doctor, la Biblia no es aburrida. Entonces, la predicación no debería serlo tampoco. Y cuando nos levantamos para predicar, nos dirigimos a nuestro prójimo. Debemos amar al prójimo. Una forma de amarlos es hacer que la predicación sea atractiva. La predicación aburrida también comunica errores sobre la Biblia; que es aburrida, irrelevante, impotente. Sea lo que sea la Biblia, no son esas cosas. Por esas razones, la predicación no debe ser aburrida.

Quiero hacer un poco de justicia a la Biblia. Quiero amar a mi prójimo. Y no quiero comunicar el error sobre la emoción de Dios y su palabra. Quiero crecer en mi predicación. Estas son algunas cosas que espero me ayuden a hacerlo.

Cómo Podríamos Evitar La Predicación Aburrida:

1. Predique expositvamente.

La predicación expositiva es atractiva porque estás estudiando un nuevo pasaje cada semana. Hay una progresión en el texto; un flujo lógico que es visible. Cuando un pastor predica expositivamente, reúne a la congregación en un viaje a través del libro de la Biblia. Esto hará que la predicación sea más atractiva.

2. Estudie mucho para los sermones.

La Biblia no es aburrida. Cada libro está lleno de eventos atractivos, giros, ironía y verdades apasionantes. Pero, estas cosas no siempre son visibles inmediatamente. A menudo tenemos que trabajar duro para encontrarlos y extraerlos. Es como una buena caminata en las montañas. Casi siempre, las vistas más emocionantes y las vistas más impresionantes no son hacia el principio, sino hacia el final. Normalmente hay algún mirador, algún pico o punto de inspiración, pero hay que trabajar para llegar allí. Así es en la preparación de los sermones. Nuestro trabajo es trabajar para llegar a esa impresionante vista en el texto y llevarla a la congregación. Hacerlo evitará la predicación aburrida. Cada texto tiene algo que tiene que ver con ello. Tenemos que encontrarlo y predicar.

3. Estar Comprometido.

Dios nos hizo con múltiples facultades. Naturalmente, utilizamos estos cuando estamos hablando de algo emocionante. Si fuésemos perseguidos por un oso en el bosque, volveremos a narrar el evento a los seres queridos con cejas levantadas, movimientos de manos y brazos, inflexión de la voz, movimientos corporales y demás. Deberíamos hacer lo mismo al predicar.

Mucho más convincente que un oso, la Escritura es la palabra viva de Dios. Debe ser predicada como tal. Debemos dedicar todo nuestro ser a la predicación. Si no viene naturalmente, entonces ore para que lo haga. Estudie la Escritura hasta que le atrapen. Si es necesario, practique frente al espejo y obtenga retroalimentación. Haga lo que sea necesario para comprometerse con el texto. Olvídese de lo que la gente piensa al respecto. Déjese absorber en el texto y predique.

4. Ame A Aquellos A Quienes Predicas.

Cuando un ser querido está en el hospital, eso nos atrapa. Vamos, visitamos, lloramos, sostenemos, hablamos, oramos. La forma en que interactuamos con ellos es probablemente atractiva. ¿Por qué? Porque los amamos. Nos entregamos a ellos en ese momento. Del mismo modo, imagine a un padre hablando con su hijo mientras lo deja en la universidad en el próximo estado. Él derrama su corazón. Él lo exhorta. Lo alienta y le asegura. El amor que el padre tiene por su hijo es discernible por el hijo.

El amor por aquellos a quienes predica saldrá. Y es interesante. Tiene emoción por ellos. Tiene una urgencia por ellos. Tiene paciencia con ellos. Desea desesperadamente que experimenten el cambio, el poder y el estímulo del texto. Ya sea una reprensión, un consuelo o una exhortación, el amor por los oyentes hará que la predicación se comprometa. Los visitantes también discernirán esto.

5. Use Ilustraciones.

Los oradores públicos a lo largo de los siglos han comprendido que el lenguaje pintoresco atrae sin esfuerzo a una audiencia. Aún más, Dios nos ha hablado con abundantes imágenes de palabras en los 66 libros de las Escrituras. Considere algunos ejemplos. “Forjarán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en podaderas.” (Isaías 2:4). “Por tanto el Seol ha ensanchado su garganta y ha abierto sin medida su boca” (Isaías 5:14). “He aquí, un sembrador salió a sembrar …” (Mateo 13: 3). “Cuando des limosna, no toques trompeta delante de ti, …” (Mateo 6:2).” “No se jacte el que se ciñe las armas como el que se las desciñe” (1 Reyes 20:11).  Las Escrituras podrían haber dicho: “La guerra terminará”, “Muchos morirán”, “No todos serán salvos”, “No alardeen” y “No alardeen”, respectivamente, pero las ilustraciones son mucho más pintorescos y memorables de una manera que atrae al lector. Las imágenes e ilustraciones de palabras que ayudan a clarificar la verdad atraen sin esfuerzo al oyente como lo hace un pez hambriento con un girador que parpadea en un sedal de pesca.

6. Sea Claro

El otro día, estallé en una película que mencionaron mis hijos. No era nada más que personajes gritando, clamando y avanzando caóticamente en medio de un cambio de pantalla cada dos o dos segundos. Intenté seguirlo y comprometerme, pero no tenía lógica. La claridad es una necesidad para mantener la curiosidad. Si no está claro lo que dice un predicador o a dónde va, la atención disminuirá. Así es como funciona la mente.

Como alguien (John MacArthur?) dijo una vez: “Debemos estudiarnos con claridad”. Las Escrituras son claras. Cada texto es lógico, tiene un propósito, un punto y un flujo. Los predicadores deben luchar con el texto hasta que quede claro para ellos. Pero no debemos detenernos allí. Debemos esforzarnos para explicar, ilustrar y aplicar de una manera que también sea clara. Hacerlo reducirá el riesgo de aburrir la predicación.

7. Mostrar Una Dirección Clara

Parte de lo que hace que una gran caminata sea atractiva es una dirección clara. Les has dicho a los que estás guiando dónde estás, hacia dónde vas, cómo vas a llegar allí, y los lugares que vas a encontrar en el camino. Siguen y se comprometen porque ven hacia dónde se dirigen las cosas. Así es en la predicación. Los oyentes deben tener alguna idea de hacia dónde nos dirigimos. Deberían poder decir: “Bien, ya veo cómo llegamos allí”. Cuando lo hagan, estarán más comprometidos.

8. Diga Las Cosas De Diferentes Maneras.

Las verdades de la Biblia son fijas para siempre, afortunadamente. Dios es inmutable. Sin embargo, bajo la inspiración del Espíritu, los escritores bíblicos expresan verdades de varias maneras. Por ejemplo, el apóstol Pablo dice: “Cristo murió por nuestros pecados” (1 Co. 15: 3clip_image001). Al expresar la misma verdad, Pedro dice: “Él mismo cargó nuestros pecados con su cuerpo en la cruz” (1 Pedro 2:24). De manera similar, Juan escribe, observando la escena celestial, “Digno es el Cordero que fue inmolado” (Ap. 5:12). Isaías lo expresa de esta manera: “Él fue aplastado por nuestras iniquidades; el castigo de nuestra paz cayó sobre él ”(Isaías 53: 5). Cuatro escritores diferentes expresan la misma verdad pero de diferentes maneras.Nosotros, como predicadores, debemos trabajar para hacer lo mismo, ya sea que estemos hablando de la expiación, el estándar de la ley de Dios, el arrepentimiento o los tiempos finales. Lleva trabajo, pero es posible. Podemos obtener ideas sobre cómo hacerlo simplemente leyendo las Escrituras y leyendo cómo otros hombres han expresado estas verdades. Hacer eso evitará la aburrida predicación.

Las verdades de la Biblia son para siempre fijas, gracias a Dios. Dios es inmutable. Sin embargo, bajo la inspiración del Espíritu, los escritores bíblicos expresan las verdades de diversas maneras. Por ejemplo, el apóstol Pablo dice: “Cristo murió por nuestros pecados” (1 Corintios 15:3). Expresando la misma verdad, Pedro dice: “Él mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo en la cruz” (1 Ped. 2:24). Del mismo modo, Juan escribe, observando la escena celestial, “Digno es el Cordero que fue inmolado” (Apocalipsis 5:12). Isaías lo expresa de esta manera: “Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades.” (Isaías 53:5). Cuatro escritores diferentes expresan la misma verdad pero de diferentes maneras. Nosotros como predicadores debemos trabajar para hacer lo mismo, ya sea que estemos hablando de la expiación, la norma de la ley de Dios, el arrepentimiento o el fin de los tiempos. Lleva trabajo, pero es posible. Podemos obtener ideas sobre cómo hacerlo simplemente leyendo las Escrituras y leyendo cómo otros hombres han expresado estas verdades. Hacerlo evitará la predicación aburrida.

9. Escuche A Predicadores Dotados

Podemos ser instruidos en la mecánica de la predicación, pero hay pocas cosas que coincidan con verlo hecho. Es por eso que hacemos bien en escuchar a los predicadores dotados. Los predicadores comprometidos están comprometidos por una razón. Sus sermones presentarán muchos de los ingredientes esenciales de la predicación atractiva.

10. Obtenga Retroalimentación del Sermón

A este lado del cielo, no podemos decir que hemos llegado a saber todo lo que hay que saber sobre la predicación. Si somos lo suficientemente humildes para admitirlo, siempre tenemos algo que aprender. Los expertos en su oficio suelen ser porque se ven a sí mismos como estudiantes perpetuos. Pero a veces es difícil ver cómo necesitamos crecer nosotros mismos. Por esa razón, deberíamos reclutar la evaluación de sermones a veces. Estas personas pueden servir como espejos para ayudarnos a ver, para bien o para mal, nuestra predicación. Cuando se sostiene un espejo honesto, veremos las manchas más claramente, para que podamos mejorar nuestra predicación.

11. Sea Entusiasta

A menudo iba a los partidos de fútbol de los sábados en la gran universidad estatal a la que asistí. En nuestros primeros años, apenas ganamos un partido. Pero entonces las cosas cambiaron. Empezamos a ganar. La sección de estudiantes ya no estaba medio vacía. A medida que el equipo comenzaba a anotar puntos y a ganar, los aficionados saltaban y bajaban, gritaban y se pintaban en cada partido. Estaban entusiasmados y lo mostraron incansablemente.

Nos entusiasmamos con todo tipo de cosas. Nos dan un aumento y chocamos esos cinco a nuestro cónyuge. Nuestro equipo favorito gana y saltamos delante del televisor. Nuestro hijo gana su carrera y probamos la fuerza de nuestros pulmones y laringe. ¿No debería ser así al predicar las verdades más importantes del universo? Algunos piensan que no, al parecer. Parece que algunos creen que los predicadores que proclaman las palabras de Su Majestad deberían estar parcialmente en coma. De ninguna manera. Si es normal entusiasmarse por unos tipos persiguiendo una pelota, ¿cuánto más las verdades de Dios Todopoderoso?

12. Ore

No nos engañemos. La verdad de Dios es tan grande y nosotros somos tan débiles que vamos a necesitar su poder para predicar algo medio útil y atractivo. Por eso necesitamos la oración. Ore por usted mismo. Ore por su piedad. Ore por su estudio. Ore por iluminación. Ore por sus oyentes; por la salvación, santificación e iluminación. Ore contra Satanás. Ore, y probablemente su predicación no será aburrida.

No quiero aburrir a mi audiencia cuando predico. Eso sería tergiversar a mi gran y glorioso Dios. Espero aplicar estos principios, y más, para hacer algo de justicia al contenido cautivador de su palabra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s