La Claridad De Las Escrituras, 5ª. Parte

Posted on

ESJ-2019 0220-003

La Claridad De Las Escrituras, 5ª. Parte

Por: John MacArthur

Hay algunos que critican a aquellos que creen que la Biblia puede ser interpretada claramente. Esta crítica se dirige más claramente a los conservadores reformados, es decir, a aquellos que están más comprometidos con las claras enseñanzas de las Escrituras y con las verdades propositivas que se encuentran en la Biblia.

Aquellos que creen que la Biblia presenta declaraciones de verdades propositivas claras, que pueden ser creídas y defendidas con certeza, son descritos negativamente por los críticos como aquellos que afirman (abiertamente, encubiertamente o inconscientemente) que tienen la ortodoxia final clavada.

El problema es que el proposicionalismo del cristianismo bíblico conservador es antitético e incompatible con la no ortodoxia post-conservadora y ambigua. Los dos son mutuamente excluyentes.

La tentación es redefinir la humildad como una voluntad de aceptar la incertidumbre doctrinal, y luego promoverla como la virtud principal de tal cosmovisión.

La tolerancia, entonces, es la nueva humildad. Ciegos al escandaloso orgullo de elevarse condescendientemente por encima de los más grandes teólogos y exégetas de la iglesia, los que están en este campamento insisten en que su posición es humilde. Pero aquellos que no están dispuestos a tolerar otras ideas, incluso cuando esas ideas contradicen la simple lectura de las Escrituras, son denunciados como arrogantes, irrespetuosos e insensibles. Es un intento de desacreditar a aquellos que proclaman con audacia el claro mensaje de las Escrituras. En vez de reconocer humildemente y someterse a la claridad de la Palabra revelada de Dios, que es la verdadera humildad (Is. 66:1-2), redefinen la humildad para socavar a sus detractores sin tener que abordar sus argumentos.

Habrá algunos, sin duda, que encontrarán lo anterior injusto o desamoroso. Pero hay mucho más en juego que la mera semántica o un ligero desacuerdo filosófico. La pureza del evangelio en sí está en juego. Si la Palabra de Dios no puede ser entendida con certeza, entonces una comprensión salvadora del evangelio se convierte en una tarea imposible. Pero si se permite que la lectura directa de la Escritura se mantenga, entonces el falso sistema de subjetividad doctrinal se derrumba.

Para aquellos que comparten “el amor a la verdad” (2 Tesalonicenses 2:10), y que están comprometidos a “guardar lo que les ha sido confiado” (1 Timoteo 6:20), no hay lugar para una agenda filosófica. El apóstol Pablo reservó las palabras más duras para aquellos que querían socavar el evangelio:

Me maravillo de que tan pronto hayáis abandonado al que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente; que en realidad no es otro evangelio, sólo que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema. Como hemos dicho antes, también repito ahora: Si alguno os anuncia un evangelio contrario al que recibisteis, sea anatema. (Gálatas 1:6-9)

Y el Señor mismo advirtió a sus seguidores: “Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces” (Mateo 7:15). Después de todo, aquellos que distorsionan las Escrituras lo hacen para su propia destrucción (2 Pedro 3:16).

Este artículo es una adaptación de un artículo de John MacArthur de The Master’s Seminary Journal.

Un comentario sobre “La Claridad De Las Escrituras, 5ª. Parte

    luzparalasnacionesinternacional escribió:
    21 febrero 2019 en 11:14 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s