Sabiduría vs. Ley Para Mamás

Posted on

ESJ-2019 0605-004

Sabiduría vs. Ley Para Mamás

Por Jesse Johnson

La semana pasada escribí un artículo instando a los pastores a hacer más enseñanza sobre el diseño de Dios para las familias, y en particular, a proclamar lo que la Biblia tiene que decir sobre el alto llamado de Dios a la maternidad. Varios lectores me pidieron que hiciera un post de seguimiento explicando lo que quiero decir cuando digo que Dios ha llamado a las madres y a los padres de manera diferente dentro del matrimonio. Espero hacerlo mañana. Pero antes de hacer eso, creo que otro artículo sería útil.

Aquí está mi tesis para el siguiente: Voy a argumentar que, en términos generales, Dios llama a los papás a proveer/proteger/liderar a la familia, y Dios llama a las mamás a que se dediquen principalmente a sus hogares y en particular a sus hijos pequeños. Este es un principio revelado en las Escrituras, y produce una bendición cuando se aplica.

Pero antes de llegar a eso, necesito abordar una suposición errónea que la gente suele traer a esta conversación. La gente puede perderse el punto más grande de lo que la Biblia enseña sobre este tema porque no distingue entre sabiduría y ley. Para el creyente del Nuevo Testamento, la mayor parte de nuestra instrucción es en forma de sabiduría, y no de ley. Entender la diferencia entre los dos es crucial en términos de santificación y la aplicación de la Biblia a la vida diaria (Proverbios 1:2-6).

La sabiduría es la liberación de los principios bíblicos que deben ser aplicados a la vida diaria (Proverbios 2:6-15). La Biblia no contiene mandamientos exactos para cada situación que se presenta en la vida. Dios ha hecho el mundo demasiado interesante para eso. En cambio, la Biblia da principios que pueden ser aplicados para navegar en cada situación de la vida. Esos son principios bíblicos de sabiduría.

Para ayudarle a entender la diferencia entre la ley y la sabiduría, aquí tiene un ejemplo: “No os embraguéis” (Efesios 5:18). Esto es en la forma de una orden, y se recibe como una ley. Nunca hay un momento en la vida en el que sea apropiado emborracharse. Dios nunca te pondrá en una situación donde la embriaguez es la respuesta correcta. Va contra la ley de Dios.

Por otra parte, consideremos Proverbios 20:1: “El vino es escarnecedor, la bebida fuerte alborotadora, y cualquiera que con ellos se embriaga no es sabio.” Este es un principio de sabiduría, que te advierte que no te dejes llevar por el alcohol. Así que es posible obedecer la ley en Efesios 5:18 , y aún así vivir neciamente si te equivocas al beber. Si la Biblia dijera: “No más de dos tragos en cualquier momento,” eso sería ley. Pero no es así. En su lugar dice: “No te emborraches y presta mucha atención a cómo interactúas con la bebida.”Ahora, compare esto con 1 Corintios 15:33 : “No os dejéis engañar: “Las malas compañías corrompen las buenas costumbres.” Ese es otro principio de sabiduría. No es un escenario en blanco y negro, pero requiere que los creyentes individuales examinen sus amistades y relaciones para asegurarse de que están aplicando este principio. A la luz de Proverbios 20:1, es correcto leer 1 Corintios 15:33 como una advertencia contra salir con borrachos. Pero de nuevo, este es un principio de sabiduría. No dice: “Nunca pases tiempo con un borracho,” o “sólo pasa tiempo con un borracho si si le estas testificando.” Ese tipo de órdenes van más allá de lo que está escrito.

En cambio, las Escrituras dan una prohibición -la embriaguez- y luego principios sobre el alcohol y la amistad. Entonces, ¿la Biblia da un máximo de 2 bebidas? ¿Dice la Biblia que puedes ser amigo de un borracho, pero no hasta ser amigo cercano? Hacer las preguntas de esa manera es perder el propósito de la sabiduría bíblica.

¿Qué tiene que ver esto con que las madres trabajando?

El obstáculo más grande que he encontrado en este tema es el de aquellos que me responden exponiendo principios bíblicos para la familia: “¿Qué versículo bíblico dice que las madres no deben trabajar fuera del hogar?” Tal pregunta revela que la persona está enfocando este asunto desde la perspectiva de la ley.

¿Eres tú? Póngase a prueba aquí: ¿Ves alguna diferencia entre estas dos frases: “El primer llamado de Dios a las mamás es en el hogar” y “Es un pecado que las mamás trabajen fuera del hogar?” Si no ves la diferencia entre esos dos, es posible que estés asumiendo que cualquier enseñanza sobre los principios de la sabiduría es ley.

Es verdad que la Biblia no dice: “Es pecado que una madre trabaje fuera de casa” (3 Timoteo 2:2). Si lo hiciera, entonces esto no sería una cuestión de principios, sino de ley, y cualquier falla en guardar ese mandamiento se llamaría correctamente pecado. Por un lado, la ley es fácil porque es clara. La sabiduría, por otra parte, es difícil, porque requiere que busques la voluntad del Señor y que sometas constantemente tus propios deseos y decisiones a los principios generales de la Biblia.

Para decirlo de otra manera, la ley produce uniformidad (cada matrimonio debe ser igual). Mientras tanto, la sabiduría produce madurez. La ley puede llevar a la seguridad, ya que la gente evita lo que está prohibido. Pero también puede llevar al legalismo, ya que la gente va más allá de lo que está escrito. El peligro en la revelación de Dios de los principios de la sabiduría es la pereza y la insensatez, ya que la gente a menudo decide que descubrirlos es demasiado trabajo. Pero para la persona que busca la sabiduría aplicando los principios bíblicos con humildad y diligencia, esa persona encontrará una bendición mayor que la obediencia externa a la ley.

Entonces: ¿estoy diciendo que es un “pecado” que las madres trabajen? Pero al mismo tiempo, no creas la mentira de que la Biblia no dice nada sobre este tema, y que cada mamá pueda ocuparse donde quiera. No todos los matrimonios se verán iguales, porque no todos aplican los principios de la sabiduría de la misma manera, y no todas las situaciones son idénticas. Esa es la naturaleza de vivir en un mundo caído con una Palabra viva.

¿En cuanto a los principios en sí mismos? Vea el aproximo artículo.

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s