Día: 18 junio 2019

Los Grupos de Recuperación de Doce Pasos y el Cristiano

Posted on

ESJ-2019 0618-002

Los Grupos de Recuperación de Doce Pasos y el Cristiano

Por Gary Gilley

(Abril 1996 – Volumen 2, Edición 6)

Sin duda, la “terapia” más ampliamente recomendada para las personas que luchan con la vida (incluyendo varias formas de adicciones, muchas “enfermedades mentales” y condiciones como la codependencia) es un grupo de recuperación que emplea un programa de Doce Pasos. El grupo de recuperación original de los Doce Pasos es, por supuesto, Alcohólicos Anónimos (AA) que fue fundado en 1935. Hoy en día hay miles de grupos de recuperación que siguen el modelo de AA. Minirth y Meier ponen su sello de aprobación específicamente en los siguientes grupos: AA, Al-Anon, Alateen, Deudores Anónimos, Emociones A, Jugadores A, Narcóticos A, Codependientes A, Asociación Nacional para Hijos de Alcohólicos, Alcance de Vencedores, Comedores A, Hijos Adultos de Alcohólicos, Sobrevivientes de Incesto A, Hijos Adultos A, Al-Atot, Alcohólicos Victoriosos, Bulímicos/Anoréxicos A, Abusadores de Niños A, Codependientes de Adictos al Sexo, Fundamentalistas A, Padres A, Píldoras A, Adictos al Sexo A, Sexahólicos A, Sexo y Amor A, Hurtos A, Fumadores A, Gastos A, Víctimas del Incesto Pueden Surgir, y Adictos al Trabajo A (El Amor es una Opción p280,281). Leer el resto de esta entrada »

La Caída de Satanás

Posted on

ESJ-2019 0618-001

La Caída de Satanás

Por Dustin Benge

ÁNGELES Y DEMONIOS, HISTORIA REDENTORA Y EL SIGLO DIECIOCHO

La caída de Satanás y sus ángeles está envuelta detrás de un velo y cubierta de misterio.[1] A lo largo de la historia de la iglesia, la ortodoxia cristiana ha considerado al diablo y a sus siervos como ángeles que fueron creados por Dios pero cayeron en pecado y miseria. William Gouge (1575-1653) escribió: “Los demonios de la creación eran ángeles buenos, tan poderosos, sabios, rápidos, veloces, invisibles e inmortales como cualquier otro ángel.”[2] Los puritanos creían que los demonios compartían la misma naturaleza que los ángeles, pero a través de la rebelión contra Dios se sometieron al juicio divino. Cuando estos ángeles cayeron, Gouge dijo: “No perdieron su sustancia natural y sus propiedades esenciales, no más de lo que el hombre perdió cuando cayó. . . Sólo la calidad de su naturaleza y propiedades es alterada del bien al mal.”[3] Por consiguiente, el Catecismo Mayor de Westminster afirma acertadamente: “Dios por su providencia permitió que algunos de los ángeles voluntaria e irremediablemente, cayeran en pecado y condenación, limitándolos y arreglándolos a ellos y a todos sus pecados para su propia gloria,” (CMW 19). Leer el resto de esta entrada »