Día: 27 junio 2019

Mi Hijo Me Debe: La Mentira De La Mamá Hipotecaria

Posted on

ESJ-2019 0627-002

Mi Hijo Me Debe: La Mentira De La Mamá Hipotecaria

(Mentiras Que Las Mamás Creen)

Por Denise Cunningham

¡Apenas podía creer la historia tal y como me la habían contado! Parece que una familia había adoptado y criado a un niño. Los padres habían proporcionado las cosas promedio que una familia ofrecería a un niño: un hogar, comida y una familia. Nadie sabía que a lo largo de todo el camino, los padres mantenían una nota mental de todos sus actos para que en el futuro, pudieran “cobrar” por ellos. Sentían que su hijo debía estar en deuda con ellos por todo lo que habían hecho por él.

Una noche, mientras este hijo ya adulto dormía en su casa, sus padres vinieron, abrieron la puerta del garaje, tomaron sus pertenencias y las arrojaron en el coche que los esperaba. Escuchando un ruido afuera, el joven fue a preguntar sobre lo que estaban haciendo. Su respuesta fue: “¡Nos lo debes!” ¡Se sentían con derecho a su robo debido a la cuenta mental que habían mantenido a lo largo de los años! Leer el resto de esta entrada »

¿Deben Ser Ordenados Los Ancianos?

Posted on

ESJ-2019 0627-001

¿Deben Ser Ordenados Los Ancianos?

Por Benjamin Merkle

En la mayoría de las denominaciones o iglesias, los titulares de cargos son reconocidos públicamente cuando se instalan en el cargo. Las preguntas que tenemos ante nosotros son, pues, cómo debemos entender el significado de este acto, y cuándo debe realizarse.

LA IMPORTANCIA DE LA ORDENACION

Para poder discutir la importancia de reconocer públicamente a un anciano-oficial, necesitamos ver los diferentes términos usados en el Nuevo Testamento para describir este proceso. Leemos en Hechos 14:23 que Pablo y Bernabé “designaron ancianos en cada iglesia” en varias ciudades de Asia Menor. El término griego traducido “designaron” es cheirotonço, que es una palabra compuesta tomada de “mano” (cheir) y “levantar” (teinô). En griego clásico la palabra significaba “escoger” o “elegir,” originalmente levantando la mano. Con el tiempo, sin embargo, el elemento “mano” se convirtió en una metáfora muerta[1]. Leer el resto de esta entrada »