No Dejando de Congregarnos…. y mucho más al ver que el día se acerca.

Posted on

ESJ-2020 0803-002

No Dejando de Congregarnos..y mucho más al ver que el día se acerca.

Por Phil Johnson

Gavin Ortlund ha escrito un blog titulado “¿Deben Las Iglesias De California Desafiar Las Restricciones del Gobierno? Una Respuesta a John Macarthur“. El tiempo no me permite revisar toda su entrada, pero quiero aclarar un punto en el que Ortlund se equivoca, porque es crucial, y lo he visto repetido varias veces en Twitter. (Incluso he recibido un par de correos electrónicos enojados de gente que cree que John MacArthur dijo lo que Ortlund afirma que dijo.) Dado que es el punto de partida de la publicación del blog de Ortlund, mucho de lo que escribe en la pieza depende de su malentendido de una cita parcial que ha sacado de MacArthur.

Ortlund escribe, por ejemplo, “Afirmar que los que cumplen con las restricciones del gobierno ‘no saben lo que es una iglesia y . . . no pastorean a su gente’ es tan poco útil como poco amable” (cursiva añadida). MacArthur no hizo una declaración tan general, pero Ortlund parece creer que eso es lo que quiso decir, y Ortlund se siente personalmente atacado por ello.

Esto es lo que dijo John MacArthur, con un poco de contexto:

Las iglesias están cerrando. Las grandes iglesias están cerrando hasta (dicen) enero. No tengo ninguna manera de entender eso, mas que no saben lo que es una iglesia y no pastorean a su gente. Pero eso es triste. Y hay mucha gente en el cristianismo que parece ser líderes importantes que no le dan fuerza y valor a la iglesia. No se están levantando y llamando a los cristianos a ser la iglesia en el mundo. —John MacArthur (2 August 2020)

Como el contexto muestra claramente, el pastor MacArthur hablaba de pastores que están haciendo lo que Andy Stanley y JD Greear han hecho, es decir, han dejado de reunirse como iglesia y han hecho de los pequeños grupos familiares un sustituto a largo plazo de la adoración congregacional.

El comentario de MacArthur no se refería a las máscaras y al distanciamiento social. No estaba dirigido a las iglesias que han continuado reuniendo al rebaño trasladando sus servicios al aire libre o fuera del lugar. Y seamos claros: eso excluiría a Gavin Ortlund de la censura de MacArthur. En su blog, el mismo Ortlund dice: “Nuestra iglesia ha elegido reunirse al aire libre”. Maravilloso. Hay que felicitarlo por eso. Pero, ¿no estaría el pastor Ortlund de acuerdo en que reflejaría una noción no bíblica de lo que la iglesia debería ser si hubiera renunciado a la tarea que se explica en Hebreos 10:25, que (por cierto) el mismo Ortlund enumera primero en su lista de “cuatro valores bíblicos que deberían informar nuestra toma de decisiones en esta situación”?

Nadie que esté haciendo un esfuerzo de buena fe para no abandonar la asamblea ordinaria tiene motivos para sentirse insultado por el comentario de John MacArthur. Estoy convencido de que nadie que esté escuchando atentamente lo que el pastor MacArthur está diciendo (y lo que ha dicho -repetidamente- sobre la respuesta de la Iglesia Grace a la extensión indefinida de la cuarentena en California) tiene ningún motivo para sentirse aludido, a menos que estén argumentando que el cierre a largo plazo de las iglesias es la respuesta correcta a la pandemia.

Admito que me sorprendió la semana pasada cuando Jonathan Leeman, Director Editorial del ministerio 9Marks, indicó que apreciaba el enfoque de JD Greear, implicando que cancelar el culto congregacional por el resto del año es una respuesta viable (tal vez incluso mejor) a la cuarentena que la decisión de John MacArthur de simplemente abrir las puertas de la iglesia y permitir que la congregación venga. El mismo Leeman había escrito previamente un excelente artículo, “La Iglesia Reunida“, defendiendo la prioridad de la asamblea congregacional.

En los debates que se están celebrando actualmente en diversos foros de Internet, parece que no faltan los dirigentes de las iglesias que, ante las dificultades pragmáticas de la reciente pandemia, han adoptado la opinión de que está bien que un pastor haga planes para no reunir el rebaño en absoluto durante la mayor parte del año. Aquellos que piensan de esa manera deberían sentir el aguijón de la reprensión de John MacArthur. La prevalencia de este tipo de pensamiento entre los evangélicos es una realidad preocupante, y no debería ser pasada por alto o minimizada sólo porque los sentimientos de alguien puedan resultar accidentalmente heridos.

MacArthur tenía toda la razón en lo que dijo. Aquellos que piensan que cerrar iglesias por el resto del año calendario es un buen plan, francamente no tienen una comprensión bíblica de lo que la iglesia debe ser. El hecho de que tantos en las posiciones actuales de liderazgo de la iglesia no ven que se establece un escenario de miedo para el futuro del movimiento evangélico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s