El Cristiano Y Las Conspiraciones

Posted on Actualizado enn

ESJ-blog 20210122_01

El Cristiano Y Las Conspiraciones

Por Dr. Robert Morey

Lo que los cristianos creen y cómo viven debe estar basado en solo en la Escritura, es decir, la sola scriptura, (1 Cor. 4:6). Vanas especulaciones, conjeturas, rumores, calumnias, chismes y mentiras no constituyen la base de una vida piadosa. Por eso la Biblia condena la difusión de rumores, chismes, calumnias y acusaciones de oídas:

  • Lev. 19:16; Sal. 15:3; 101:5; 140:11;
  • Pro. 10:18; 16:28; 20:19; Mateo 15:19;
  • Marc. 7:22; Rom. 1:29, 30; 2 Cor. 12:20;
  • Ef. 4:31; Col. 3:8; 1 Tim. 3:11; 5:13;
  • 2 Tim. 3:3; Tito. 2:3; 1 Ped. 2:1.

En particular, Jesús nos advirtió que no nos asustáramos ni nos atemorizáramos por todos los “rumores” que surgirán al final del siglo.

Y habréis de oír de guerras y rumores de guerras. ¡Cuidado! No os alarméis, porque es necesario que todo esto suceda; pero todavía no es el fin. (Mateo 24:6)

Cuanto más nos acerquemos al Fin, más se asustará la gente por los rumores de conspiraciones. Pero Jesús nos advierte que no permitamos que la gente nos asuste con el rumor de que tal o cual conspiración señala que el Fin está sobre nosotros. A. T. Robertson comenta,


Mirad que no os turbéis (horate mê throeisthe). Asíndeton aquí con estos dos imperativos como Mr 8:15 orate blepete(Robertson, Gramática, p. 949). Estad atentos a las guerras y a los rumores de guerras, pero no os dejéis asustar por ellos. Throeô significa gritar en voz alta, clamor, y en lo pasivo ser aterrorizado por un grito. Pablo utiliza este mismo verbo (mêde throeisthai) en 2 Tes. 2:2 como advertencia contra la excitación por los falsos informes de que había predicho la inmediata segunda venida de Cristo. Pero el fin no es todavía (all’ oupô estin to telos). Es curioso cómo la gente pasa por alto estas palabras de Jesús y procede a fijar fechas para el fin inmediato. Eso sucedió durante la Gran Guerra y ha sucedido después.

Para ello, ofrecemos el siguiente antídoto bíblico contra los modernos cultos conspirativos que operan en la franja lunática del mundo y de la iglesia. Que el cristiano escuche lo que el Espíritu dice a las iglesias.

PRIMERA PARTE: La Biblia y las Conspiraciones

I. Los libros históricos de las Escrituras registran toda clase de conspiraciones políticas y religiosas, complots, sociedades secretas, intrigas internacionales, espías, insurrecciones y revoluciones que causaron problemas en cada generación. Se mencionan los siguientes conspiradores

  1. Absalón y Ajitopel: 2 Sam. 15:12, 31
  2. Zimri: 1 Reyes 16:9, 16, 20
  3. Jozacar y Jozabad: 2 Reyes 12:20
  4. Salum: 2 Reyes 15:10, 15
  5. Oseas: 2 Reyes 15:30; 2 Reyes 17:4
  6. Los siervos de Amón: 2 Crón. 33:24; 2 Reyes 21:23, 24
  7. El pueblo contra los conspiradores que asesinaron a Amón: 2 Crón. 33:25
  8. David: 1 Sam. 22:8, 13
  9. Baasa: 1 Reyes 15:27
  10. Jehú: 2 Reyes 9:14; 10:9
  11. Enemigos de Amasías: 2 Reyes 14:19
  12. Peka: 2 Reyes 15:25
  13. Enemigos de Zacarías: 2 Crónicas 24:21
  14. Zabad y Jozabad: 2 Crónicas 24:2526
  15. Enemigos de Amasías: 2 Crónicas 25:27
  16. Sanbalat, Tobías, los árabes, los amonitas y los asdoditas: Neh. 4:8
  17. Los árabes conspiran para destruir a Israel: Sal. 83
  18. Amos: Amós 7:10
  19. Los enemigos de Jesús: Mat. 26:3-4; Hechos 4:24-28
  20. Los enemigos de Pablo: Hechos 23:12

II. Aunque las conspiraciones se registran como parte de la historia de Israel, en ninguna parte didáctica y ética de la Biblia Dios ordena a su pueblo que estudie las conspiraciones o que gaste su tiempo, energía y dinero en “difundir la palabra” de alguna conspiración. Aunque las conspiraciones abundaban por todos lados, los Patriarcas, los profetas, los apóstoles e incluso Jesús no les prestaron ninguna atención. Tenían cosas más importantes que hacer con su tiempo y energía.

III. Dios nos dice en Su Palabra cómo ve las conspiraciones y cómo quiere que las veamos.

1. El “pasaje de plena mención” sobre cómo Dios ve las conspiraciones se encuentra en el Salmo 2.

2. Los políticos, los reyes y los gobernantes del mundo conspiraron y tramaron para apoderarse del mundo. En su orgullo y presunción, pensaron que podían derrocar el control soberano de Dios sobre el mundo.

3. Pero Dios se rió de sus inútiles conspiraciones. Él tiene el control de todas las cosas y las conspiraciones del hombre no son más que aire caliente. Por eso se burla, ridiculiza y reprende a los conspiradores. Les recuerda que Él había puesto al Rey Mesías en control del mundo. En lugar de temer a las conspiraciones, deberían temer a Jesús y besar sus pies en señal de sumisión.

4. Cristo es soberano sobre el mundo, no el hombre. Mientras Él esté en el trono, no puede ocurrir nada que lo sorprenda o que altere sus decretos eternos (Job 42:2; 1 Cor. 15:25).

5. Ninguna conspiración puede derrocar el gobierno soberano de Dios sobre todas las cosas (Pro. 16:1, 9, 33; Santiago 4:13-15).

6. Los conspiradores asumen la soberanía del hombre en lugar de la soberanía de Dios (Salmo 2:3). Esta es la razón por la que los ministerios arminianos se involucran en conspiraciones. Por ejemplo, algunos de ellos declaran en su sitio web que creen en “la soberanía del hombre”. Así, no es de extrañar que caigan en teorías conspirativas y fijen fechas para la Segunda Venida.

7. Dado que los calvinistas creen que Dios es soberano sobre todas las cosas, no han sido históricamente culpables de establecer fechas o difundir teorías de conspiración. Dios promete proteger a su pueblo de las conspiraciones: Sal. 31:19-20; 33:10; Jer. 11:6-17; Ezc. 22:24-28

8. Por lo tanto, el pueblo de Dios no debe temer las conspiraciones: Isa. 8:9-15; Mat. 6:24-33. El miedo es la fuerza motriz y el fruto principal de las conspiraciones investigadoras.

SEGUNDA PARTE: La Situación Actual

En lugar de gastar su tiempo, energía y dinero en profundizar su camino con Dios, crecer en santidad de vida, ampliar su conocimiento de las Escrituras e involucrarse en la defensa de la Fe, algunos cristianos han dejado el camino de la rectitud y se han perdido en el laberinto de los cultos conspirativos. Pasan incontables horas leyendo libros y revistas sobre conspiraciones en lugar de leer la Biblia y obras teológicas. Para su vergüenza, pasan más tiempo viendo videos sobre conspiraciones en lugar de videos cristianos; asistiendo a seminarios sobre conspiraciones en lugar de servicios de la iglesia, etc.

A lo largo de los años he visto a buenos hombres destruir su cordura, sus carreras, sus familias y sus testimonios por la enfermedad mental de la conspiranoia. Hombres que empezaron como hermanos cristianos sinceros, con grandes familias, buenos trabajos y una sólida vida eclesiástica, descendieron al negro pozo de las conspiraciones.

Un hermano estaba tan obsesionado con la conspiración de que la civilización acabaría con el efecto 2000 (Y2K) que dejó su trabajo, vendió su casa y se mudó a Idaho, después de que su mujer se divorciara de él por estar loco.

La última vez que le vi, tenía los ojos desorbitados, sin afeitar, con un aspecto desaliñado y absolutamente convencido de que la civilización acabaría al filo de la medianoche. Los coches no funcionarían, los aviones se estrellarían, todos los ordenadores fallarían, los bancos perderían todos los registros de dinero en sus cuentas, el gobierno se derrumbaría, y sólo sobrevivirían los que se escondieran en algún lugar seguro y aislado.

Por supuesto, los mercaderes del miedo estaban listos para tomar el dinero de los simples. Varios ministerios supuestamente cristianos aprovecharon la red de conspiraciones y vendieron solares, casas, generadores, alimentos de supervivencia, velas, armas y medicinas. (Para su vergüenza, no se ofrecieron a devolverle el dinero al tipo después de que el efecto 2000 llegara y se fuera sin ningún problema).

Después de que el efecto 2000 fuera un fracaso total, se sentó en Idaho, completamente solo: sin trabajo, sin familia, sin iglesia, sin reputación, nada más que cajas de comida de supervivencia. Lo había apostado todo a una teoría de la conspiración y lo perdió todo.

Es interesante notar que nunca escuché una palabra de arrepentimiento o confesión de falsa profecía por parte de aquellos ministerios que promovieron la histeria del efecto 2000. Simplemente pasaron a otra teoría de la conspiración.

He escuchado todas las modas conspirativas que van y vienen en los últimos cuarenta años. El fin del mundo, la identidad del anticristo, el grupo secreto que realmente gobierna el mundo, todos han pasado por mi escritorio por docenas. ¡La siguiente lista es sólo una PEQUEÑA muestra del desfile de interminables teorías conspirativas que han sido promovidas durante MI VIDA!

La Iglesia Católica

Código Da Vinci

Los masones

Los Illuminati

El Banco de la Reserva Federal

El Consejo de Relaciones Exteriores

El Grupo de Bohemia

El Club de Roma

La trama de la Pascua

El Grupo Bilderberg

Orden de la Calavera y los Huesos

La Comisión Trilateral

El Banco Mundial

Los judíos (Protocolos de Sión)

Los comunistas

Los socialistas fabianos

Los marxistas

El Foro Económico Mundial

La Orden Mística de los Profetas Velados del Reino Encantado

Los Druidas

Orden Hermética de la Aurora Dorada

Los hibernianos

Los satanistas

Los rosacruces

Las brujas

Los jesuitas

Los Caballeros Templarios

Los gays y lesbianas

El Priorato de Sión

Ordo Templi Orientis

La Aurora Dorada

Los Caballeros de Malta

El Movimiento de la Nueva Era

Frente Popular de Judea

Los liberales

Los Rothchilds

Los Rockafellas

La C.I.A.

Las Naciones Unidas

La Reina de Inglaterra

El Príncipe Carlos

El K.K.K.

La Nación del Islam

Las compañías petroleras

El huracán Katrina fue creado y dirigido por Bush

IBM

La familia Bush en alianza con los saudíes

Los terroristas musulmanes

La mafia

No hubo alunizaje. Se hizo en un escenario.

La C.I.A. creó el sida para matar a los negros

La C.I.A. vende drogas a los negros para mantenerlos abajo.

La C.I.A. creó la SUD y otras drogas.

El 911 fue hecho o permitido por Bush

Los Maestros Ascendidos gobiernan el mundo

La gente de la sombra

Lizoides

La gente topo del centro de la tierra

La Princesa Diana fue asesinada por la Reina

En el ático de mi abuela, encontré un folleto de la Segunda Guerra Mundial que “probaba” que Mussolini era el anticristo, que el Papa era el falso profeta y que Cristo volvería en tres años y medio.

Muchas personas han sido identificadas como el Anticristo: Hitler, Stalin, Roosevelt, Kissinger, Nixon, Reagan, Bush, etc. Parece que las sectas conspirativas proponen nuevos candidatos todo el tiempo. ¿Cuándo terminará esto? ¿Cuándo admitirán que se han equivocado siempre?

Aquellos que son poseídos por un espíritu conspirativo deben ser confrontados con la verdad por su propio bien, el bien de sus familias, sus carreras, su iglesia, comunidad y nación.

Me dirigiré a los pocos cristianos que se han perdido en el mundo de las conspiraciones y las sociedades secretas. Me dirijo a ellos porque no tengo ninguna ventaja con los no cristianos. Puedo citar la Biblia todo el día y la ignorarán porque no creen en la Biblia. Si apelo a Cristo y a su causa, caerá en saco roto. Si menciono la santidad de la vida y la importancia de un buen testimonio ante un mundo y una iglesia que los observa, se encogerán de hombros como si nada.

En algunos aspectos, este seminario será una buena prueba de salvación para los que están metidos en conspiraciones. Si estás enredado en el mundo de las sociedades secretas y las conspiraciones; si estás consumido por las teorías de la conspiración; si ignoras mi llamada al arrepentimiento; si realmente crees que el hombre es soberano; entonces necesitas examinarte para ver si realmente conoces al Señor (2 Cor. 13:5).

Tercera Parte: Las Maquinaciones de Satanás

A. No debemos ignorar las maquinaciones de Satanás (2 Cor. 2:11).

B. Los artificios o maquinaciones de Satanás son de dos tipos:

1. Satanás desea evitar que la gente se salve. Con este fin, Satanás no permite que la gente escuche el evangelio.

1. En lugar de difundir las buenas noticias del Evangelio, Satanás desvía o hace que los cristianos pasen su tiempo difundiendo las temibles noticias de alguna conspiración.

1.Son engañados para que gasten todo su tiempo, energía y fondos para convertir a la gente a la teoría de la conspiración del mes. Tienen celo y fondos ilimitados para estudiar y promover las aterradoras noticias de algún complot conspirativo. Nota: El sitio de 911Truth insta a sus seguidores a “difundir la luz” evangelizando a familiares y vecinos. Se insta a la gente a “unirse hoy” y “donar ahora”. Tienen reuniones y seminarios a los que asistir. Venden folletos y vídeos para promover las conspiraciones. Incluso tiene un “sumo sacerdote” llamado David Giffen, un profesor de la Nueva Era que fusiona el cristianismo y el budismo. Por eso es una secta.

2. Una vez que alguien queda atrapado en uno de los cultos conspirativos, no dedican su tiempo a hablar a los pecadores de Jesús y su amor. Se fijan en generar miedo y pánico sobre algún complot para apoderarse del mundo.

1 ¿Cuál es el gran encargo de los cultos conspirativos? ¡Ir por todo el mundo y difundir la noticia de una temible conspiración! ¡Gritadlo desde las azoteas!

      • ¡El gobierno montó el 9\11!
      • ¡El alunizaje fue un fraude!
      • ¡El Grupo Bilderberg dirige el mundo!
      • ¡Los judíos tienen el control!
      • ¡Los jesuitas están detrás de todo esto!

1 Los cristianos reciben su gran comisión de Mateo 28:19-20. Deben proclamar las buenas noticias del Evangelio de Jesucristo. Cristo y Él crucificado es su mensaje.

Pregunta: Ahora, ¿dónde hay una gran comisión en la Biblia para estudiar conspiraciones y evangelizar a la gente sobre esas conspiraciones?

Respuesta:

    • No existe ningún mandato bíblico de estudiar, investigar, dedicar tiempo o difundir conspiraciones.
    • No hay ningún ejemplo bíblico de que los Patriarcas, los Profetas, los Apóstoles o el Señor Jesucristo dedicaran cinco minutos a las conspiraciones de su época.
    • No hay ningún precepto bíblico para investigar y difundir teorías conspirativas.

C. La segunda estratagema de Satanás es desviar a los cristianos de ser y hacer lo que Dios les ordena ser y hacer en las Escrituras.

1. ¿Qué ha llamado Dios a los cristianos a hacer con su tiempo, energía y dinero?

· Mateo 6:25-33

· Mateo 28:19-20

· 2 Cor. 7:1

· Ef. 5:7-12

· Fil. 4:6-9

· Col. 3:1-2

· 1 Tes. 4:3

· Heb. 12:14

· 2 Ped. 3:18

1. Si usted obedece la Palabra de Dios haciendo lo que Él le ordena, no tendrá tiempo para correr como Chicken Little proclamando “¡el cielo se está cayendo!”

  1. Estudié la historia de la iglesia para ver si alguno de los grandes hombres y mujeres de Dios alguna vez dedicó su valioso tiempo a investigar las conspiraciones y complots políticos y financieros de su época. A pesar del hecho de que siempre ha habido complots secretos para apoderarse de un país y del mundo, los piadosos pasaron su tiempo avanzando el reino de Dios en lugar del reino del hombre. Buscaban diariamente en las Escrituras, no en Internet los últimos chismes sobre conspiraciones. Difundían el evangelio, no las teorías conspirativas.

CUARTA PARTE: ¿Por qué la gente se ve envuelta en cultos conspirativos?

  1. La mentalidad conspirativa es una forma de gnosticismo que da a las personas la ilusión psicológica de que son intelectualmente superiores a los demás. Autentifica su existencia. No son como las masas tontas. Están “al tanto” y tienen información secreta que nadie más tiene. Ven a todos los demás como tontos. Eso les da poder y les hace sentirse especiales.
  2. Un perfil psicológico de los que se dejan arrastrar por la mentalidad conspiranoica revela que la mayoría de las personas que quedan atrapadas son inseguras, pesimistas y deprimidas. Creen lo peor de sí mismos y de todos los que les rodean.
  3. Son paranoicos. Todo y todos están en su contra.
  4. Están indefensos ante una vasta conspiración. Por lo tanto, son víctimas. No son realmente responsables de sus patéticas vidas
  5. El estudio de las conspiraciones evita la santidad práctica. Aquellos que se meten en el mundo de las conspiraciones y las sociedades secretas no tienen su vida espiritual bajo control. Su vida personal está desordenada. Sus matrimonios son un fracaso. Sus finanzas son un desastre. Pueden evitar el arrepentimiento y la santidad personal centrándose en las conspiraciones.
  6. La Biblia nos ordena hacer sólo aquellas cosas que son “para edificación” (1 Cor. 14:16). Correr tras las conspiraciones no edifica a nadie. La loca búsqueda de conspiraciones ha dañado espiritualmente a muchos
  7. En su mayoría, los que se involucran en una mentalidad conspirativa son inmaduros, irresponsables y poco fiables. Viven en los márgenes lunáticos de la sociedad y de la iglesia

QUINTA PARTE: Cómo las sectas conspirativas engañan a la gente

 

a) Los grupos conspirativos utilizan medias verdades, mentiras, distorsiones y francos fraudes.

b) Nunca admiten que se equivocaron y fueron tontos. El efecto 2000 no acabó con el mundo. Kissinger no era el anticristo. Los nazis, los comunistas, etc. no se apoderaron del mundo, etc. Se han equivocado TODAS las veces que han predicho cosas.

c) Cuando les pilles en una mentira, ¡le darán la vuelta a la tortilla acusándote de ser parte de la conspiración!

d) Su paranoia no permite que nadie critique sus teorías. Se vuelven emocionales contigo y pierden los nervios.

e) No importa cuántas mentiras refutes, simplemente pasarán a la siguiente. Me recuerdan a los cultistas como los Testigos de Jehová.

f) Por eso la Escritura nos dice que no perdamos nuestro tiempo en conspiraciones inútiles

23 Pero rechaza los razonamientos necios e ignorantes, sabiendo que producen altercados. 24 Y el siervo del Señor no debe ser rencilloso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido, (2 Timoteo 2:23-24)

Pero evita controversias necias, genealogías, contiendas y discusiones acerca de la ley, porque son sin provecho y sin valor.. (Tito 3:9)

a) Su truco favorito es abrumarte con una avalancha de preguntas sin esperar a que te ocupes de la primera. Cada pregunta se da con triunfo como si estuvieran PROBANDO su teoría al HACER preguntas. Por supuesto, hacer preguntas no puede demostrar lógicamente nada. Los hechos prueban las cosas, no las preguntas.

b) Hay dos tipos de preguntas:

      1. Hay preguntas válidas que se han justificado documentando los hechos en los que se basan.
      2. Hay preguntas no válidas que no han sido justificadas documentando los hechos en los que supuestamente se basan.
      3. Por ejemplo, cuando alguien pregunta: “Si un avión se estrelló contra el edificio, ¿por qué no hay escombros?” está SUPONIENDO que no había escombros. No demuestra que no hubiera restos. Asume tontamente que no había ninguno porque escuchó un rumor de que no había restos. Las personas con mentalidad conspirativa son muy crédulas y están dispuestas a creer los rumores sin exigir pruebas.
      4. Incluso si le muestras fotos de los restos, dirá que los conspiranoicos los pusieron allí.
      5. Cualquier teoría que se base en cuestiones no documentadas es errónea y una pérdida de tiempo.
  1. Los que están poseídos por una mentalidad conspiradora son culpables de participar en los pecados de chismes y calumnias (Lev. 19:16; Pro. 10:18; Mc. 7:21-22; Rom. 1:29-30; 2 Cor. 12:20; Ef. 4:31; Col. 3:8; 1 Ped. 2:1-2, etc.).
  2. Violan el mandato bíblico de mostrar honor y respeto a los líderes del gobierno (Rom. 13:7; 1 Ped. 2:17; 3:2)

SEXTA PARTE El síndrome de “Oye, pero…”

1. A los poseídos por una mentalidad conspirativa les han lavado tanto el cerebro que incluso después de que les expliques que la Biblia te prohíbe gastar tiempo y dinero en correr detrás de los rumores, ¡te exigirán que refutes todas sus preguntas! Quieren que veas vídeos, que leas libros, que vayas a seminarios y, lo más importante, que entres en un centenar de páginas de Internet que apoyen cualquier moda conspiratoria que esté de moda en ese momento.

2. ¡¡¡¡No lo entienden!!!! El objetivo de las Escrituras es poner tu mente en las cosas de arriba y no en las de la tierra. ¿Por qué gastar todo el tiempo y el esfuerzo para refutar sus preguntas una por una cuando el punto de las Escrituras es no perder el tiempo en tales cosas? Tienes un Dios al que glorificar, pecadores a los que convertir, santos a los que edificar, iglesias a las que servir, una Biblia que estudiar, himnos que cantar,

3. Unos cuantos cristianos profesantes han intentado citar las Escrituras para apoyar su ansia de teorías conspirativas. Pero el único pasaje que han logrado utilizar fue sacado de contexto y tergiversado.

Sr. Conspiro: Dr. Bob, la Biblia nos dice que debemos “desenmascarar las obras de las tinieblas” hechas en “secreto” (Ef. 5:8). Por lo tanto, debemos dedicar tiempo a exponer las sociedades secretas y las conspiraciones que nos amenazan a nosotros y a nuestra forma de vida.

Dr. Bob: ¡No tan rápido, José! Si usted lee los versículos antes y después del versículo que acaba de citar, está claro que las “obras de las tinieblas” son cosas tales como la inmoralidad, la impureza, la avaricia, la suciedad, la charla tonta, la burla grosera, la idolatría, la codicia, el engaño y las palabras vacías (vs. 3-6). Los “hechos” son pecados, no sociedades secretas y conspiraciones. Pablo entonces nos dice que pasemos nuestro tiempo aprendiendo lo que es agradable al Señor (v. 10). Debemos “caminar como hijos de la luz” y no “participar” en las obras de las tinieblas. No hay nada en el contexto sobre sociedades secretas o conspiraciones. Estás sacando un versículo del contexto.

Conclusión

La Biblia dice que al final de la era, Satanás traerá un gobierno y una religión de un solo mundo. Son inevitables e irresistibles. Va a suceder. Todas las conspiraciones se fusionarán en una vasta conspiración abierta.

El Anticristo y el falso Profeta serán muy visibles y abiertos sobre su odio a Dios y a los cristianos. Usted verá en la televisión cuando el Anticristo se siente en un templo judío reconstruido en Jerusalén y afirme ser Dios. La televisión grabará cuando los dos testigos sean asesinados y dados por muertos. No hay nada secreto sobre el Fin. Jesús nos habló de ello.

La conspiración final de Satanás en el Fin hace que todas las otras pequeñas conspiraciones a lo largo del camino parezcan picnics de escuela dominical. Es por eso que Jesús dijo que no hay que sudar las pequeñas conspiraciones que vemos a nuestro alrededor hoy en día. Esas conspiraciones no irán a ninguna parte y no representan ninguna amenaza real para el cristiano. Por lo tanto, no debemos temerlas, dijo Jesús.

Pon tu fe en la soberanía de Dios; ocúpate de vivir para Cristo; predica el evangelio; bendice a los santos; sirve a tu iglesia; lee algunos buenos libros de teología; canta buenos himnos; deja de perder tu tiempo en tonterías.

Sed sobrios, como conviene, y dejad de pecar; porque algunos no tienen conocimiento de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo.. (1 Cor. 15:34)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s