La Reprensión de Jesús a los Abusadores Espirituales (5ª. Parte)

Posted on

ESJ-blog 2020428_02

La Reprensión de Jesús a los Abusadores Espirituales (5ª. Parte)

POR DAVE DUNHAM

"Guías ciegos". Así llama Jesús a los líderes religiosos en Mateo 23. Están dando direcciones a otros, sin saber a dónde van ellos mismos. Es una descripción adecuada de todos los abusadores espirituales. Aconsejan y guían sin ningún conocimiento real ni orientación hacia la verdad. Los abusadores espirituales utilizan los conceptos espirituales de manera insensata para apoyarse a sí mismos.

En Mateo 23 Jesús reprende a los líderes religiosos porque dan consejos que suenan espirituales pero que son pura tontería. Leemos:

“16 !!Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. 17 !!Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? 18 También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. 19 !!Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? 20 Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; 21 y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; 22 y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él.. (v. 16-22)

Los líderes religiosos también hacían todo tipo de excepciones tontas a sus juramentos. Habían hecho compromisos, pero esos compromisos, decían, no eran vinculantes. Por lo tanto, si se jura por el templo, no es nada. Lo que realmente importa es jurar por el oro del templo. Jurar por el altar, eso es excusable, pero jurar por un regalo en el altar es obligatorio. Sin embargo, Jesús señala la estupidez de este concepto. "¿Cuál es mayor?", pregunta. Tu juramento es realmente un juramento hecho a Dios, ese es el punto final.

Esta espiritualidad tonta revela una tendencia común, sin embargo, entre los abusadores espirituales. Tienen todo tipo de nociones espirituales tontas que, a simple vista, suenan bien, pero que son distorsiones de la Palabra de Dios, distorsiones de la verdad, y que surgen tanto de la necedad como del egoísmo. A menudo los abusadores espirituales toman conceptos de las Escrituras actuales y los extienden a aplicaciones no bíblicas. Tomemos, por ejemplo, la descripción bíblica del marido como "cabeza" de su hogar (Ef. 5:22-24). Muchos cónyuges abusivos extenderán este concepto para decir que son "Señor" sobre sus esposas y que, por lo tanto, tienen derecho a exigir su "cumplimiento" en todos los asuntos. Si añadimos el apoyo de varios autores cristianos a estas ideas distorsionadas, tenemos los ingredientes de un verdadero problema. Uno de estos autores ha sugerido, por ejemplo, que si su esposa no lava los platos y se resiste a su expectativa de que lo haga, entonces usted debe llamar a los ancianos de la iglesia para que intervengan. Dice:

La primera vez que no se lavan los platos, él debe sentarse con su mujer inmediatamente y recordarle con delicadeza que es algo que hay que hacer… Si ella cumple, él debe subir un escalón, exigiendo ahora que se haga otra de sus tareas. Si ella sigue rebelándose después de un esfuerzo paciente, él debe llamar en algún momento a los ancianos de la iglesia y pedirles una visita pastoral (Federal Husband, 27)

Hay tantas cosas malas en esta cita que es difícil saber por dónde empezar. No lavar los platos no es un pecado. Los platos no son un deber bíblico de la esposa. Además, ¿por qué un esposo piadoso piensa que la mejor respuesta a los platos sucios es corregir a su esposa en lugar de lavar los platos y ayudar en la casa? ¿Por qué un esposo piadoso no preguntaría por el día de su esposa y le preguntaría cómo se está sintiendo y buscaría aliviar cualquier cosa que la esté abrumando o desanimando? ¿Por qué una iglesia piadosa pensaría que los ancianos necesitan involucrarse a este nivel? Sin embargo, muchos hombres operarán de esta manera y tenderán más hacia la crianza de sus esposas que a vivir como un compañero con ellas.

El abuso espiritual prospera si suena espiritual, pero ofrece tonterías que no se basan en la verdad bíblica. Más bien, estas nociones se basan en ciertas ideas culturales sobre el trabajo en el hogar y la dinámica familiar. Jesús, enseña a los discípulos sobre el modelo apropiado de liderazgo cuando contrasta a los discípulos y a los gobernantes gentiles diciendo:

25 !!Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. 26 !!Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. (Mat. 20:25-26)

¿Cuál es el modelo de liderazgo que Jesús desea para sus seguidores? Jesús desea un modelo de liderazgo de servicio. Los abusadores espirituales, sin embargo, crearán conceptos que suenan espirituales para librarse de esta obligación. Lo que inventan no tiene sentido y son tonterías, pero es una tontería diseñada en última instancia para aliviar su responsabilidad.

Los líderes religiosos de este texto buscan una salida a sus compromisos. Han hecho un juramento, pero han ideado un concepto religioso que les permite romper ese juramento, todo ello sin parecer irreligiosos. Juraron por el templo, sí, pero no por el oro del templo, que es vinculante. Los cónyuges abusivos también lo hacen. Se inventan reglas que suenan religiosas y espirituales que les eximen de sus responsabilidades reales. Y a menudo, como controlan el consejo espiritual del hogar, su palabra es autoritaria y definitiva. Las esposas y los hijos a menudo se sienten mal equipados para desafiar la interpretación de las Escrituras por parte de un hombre, incluso si no parece correcta. Pueden sentir miedo de desafiarla aunque sepan la verdad. El abuso espiritual se nutre de sonar espiritual, pero ideando tonterías con fines egoístas.

Jesús reprende a estos hombres señalando la verdad real: son responsables ante Dios. Cualquier tontería religiosa que inventen no los hará menos responsables ante el Señor. Los consejeros, las iglesias e incluso los cónyuges necesitan conocer bien las Escrituras para combatir estas tonterías. Los consejeros y las iglesias necesitan conocerlas bien para poder ayudar a las víctimas en relaciones abusivas. Ayudar a una cónyuge abusada a entender lo que la Palabra de Dios realmente dice, puede darle claridad y alivio a sus circunstancias. Conocer bien las Escrituras también proporciona la oportunidad, cuando es apropiado, de confrontar y desafiar a los abusadores, para mostrarles cómo sus interpretaciones se sirven a sí mismos pero no reflejan la verdad de las Escrituras. Los abusadores espirituales pueden inventar tonterías religiosas que apoyen su agenda y su comportamiento, pero nunca pueden escapar de la responsabilidad ante el Señor. Aquellos que conocen las Escrituras quieren hacerlos responsables de esta verdad también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s