¿Soy Demasiado Viejo para el Seminario?

Posted on

ESJ_BLG_202100804_02

¿Soy Demasiado Viejo para el Seminario?

por Clint Archer

"¿Es demasiado tarde para que empiece a buscar un título de seminario que me equipe para el ministerio a tiempo completo?" Esta es una pregunta antigua (si me permite el juego de palabras). Desde el advenimiento del resurgimiento de los jóvenes, inquietos y reformados, la juventud está (de nuevo) de moda. Por ahora. El jurado aún no ha decidido si la generación con zapatillas, tatuajes y cuello de pico servirá a la causa del Evangelio a largo plazo.

Pero en un sentido real, la edad es sólo un número. Por cada historia de un Charles Spurgeon, que nació temprano para predicar a tiempo completo desde los 18 años, hay un testimonio correspondiente de Charles Simeon, cuyos logros posteriores a los sesenta años eclipsaron en su eficacia sus primeras cuatro décadas de ministerio.

La objeción más común es: "No he estado en el ambiente escolar desde la administración Reagan". La tarea es comprensiblemente desalentadora: las noches encorvadas sobre los tomos de teología, los incesantes plazos de entrega de las tareas, la memorización de vocabulario extranjero en griego y hebreo, los trabajos en los que pusiste todo tu empeño destripados por un profesor genial pero despiadado. Y sí, los jóvenes suelen llevar mejor el ritmo. Pero mientras los estudiantes más jóvenes disfrutan de esa ventaja efímera, los graduados de más edad tienen la ventaja duradera…

A los 23 años, yo era uno de los seminaristas más jóvenes de mi clase, y se notaba. Pero lo que observé de mis compañeros de clase de edad avanzada después de que nos graduáramos, fue que cuanto más tarde en la vida tomaran la decisión de inscribirse en el seminario -en general- más prosperarían en el ministerio. Y, por supuesto, sus posibilidades de conseguir un puesto adecuado justo después de la graduación tendían a ser mayores. Al fin y al cabo…

La gloria de los jóvenes es su fuerza, Y la hermosura de los ancianos es su vejez. (Prov 20:29).

La verdadera pregunta que deberías hacerte es simplemente esta:

“¿Estoy llamado al ministerio a tiempo completo como pastor, o no?”

Una vez que hayas luchado con ese enigma, entonces la respuesta a tu pregunta inicial se evapora. Si eres llamado al ministerio, entonces no eres demasiado viejo para ser entrenado para ese ministerio.

Dios no da la gracia antes de que la necesites. Pero es pródigo en su gracia cuando la necesitas. Así que no te preocupes por los próximos cuatro años, ya que ellos tendrán suficientes preocupaciones por sí mismos.

[P.D. Si quieres un poco de motivación acerca de cómo la longevidad y la fidelidad siempre superarán la "búsqueda de lo genial" revisa el episodio 4 del Expositor Podcast en The MacArthur Center for Expository Preaching].

Un comentario sobre “¿Soy Demasiado Viejo para el Seminario?

    Juan Carlos Gutiérrez Saboya escribió:
    4 agosto 2021 en 8:28 am

    Hermano acerca de oír los audios señalados no vienen en español, como será me ayuden para tal efectos.
    quieres un poco de motivación acerca de cómo la longevidad y la fidelidad siempre superarán la “búsqueda de lo genial” revisa el episodio 4 del Expositor Podcast en The MacArthur Center for

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s